Arabia Saudí se lleva por delante a su ministro de petróleo

El rediseño de la economía saudí hacia un modelo menos dependiente del oro negro da un paso más con la destitución, mediante un decreto real, de Ali al-Nouaïmi, ministro de petróleo que ocupaba el puesto desde 1995 y era considerado la persona más influyente dentro de la OPEP. Su sustituto es el también ceo de la petrolera estatal Saudí Aramco.

No hay comentarios

Mediante varios reales decretos, el monarca Salmán bin Abdulaziz ha fusionado varios de los ministerios depara reflejar las prioridades del ambicioso programa económico"Visión Arabia 2030", que fue presentado el 25 de abril por el Príncipe heredero Mohammed bin Salman. "Esto demuestra que son serios" y "tratan de cambiar", dice un banquero, para quien estos anuncios van "en la dirección correcta.", según recoge AFP.

La caída de los precios del petróleo ha puesto en jaque las cuentas públicas de Arabia Saudí en las que el 70% de los ingresos provienen del petróleo. Esto ha afectado incluso al pago a sus proveedores. El consorcio que se encarga de la construcción del AVE a la Meca acumula tres meses de retraso en los pagos.

En ese proceso de diversificación de su economía, se enmarca también la venta del 5% de la petrolera estatal Saudí Aramco. Los ingresos de esta venta ayudará a crear uno de los mayores fondos de inversión del mundo, con 1.777 millones de euros. "El papel de Aramco es la clave", asegura a AFP una fuente de la industria del petróleo, que señala que no es casualidad que el director general de esta empresa, Khaled al-Faleh, haya sido el elegido para dirigir un nuevo super-ministerio de energía, que amplia su ámbito de actuación a otras fuentes como la solar y la eólica. En cuanto a la producción de crudo,

Arabia Saudí probablemente mantendrá la producción de crudo a niveles casi récord continuando con la política de su predecesor. En su primer día en el cargo, el nuevo ministro ha asegurado que mantendrá la política petrolera del reino. Su predecesor, Ali al-Naimi, había priorizado las ventas por precio desde 2014, conduciendo a algunos productores de mayores costes, como los perforadores de esquisto de Estados Unidos, fuera del mercado.

Una estrategia que ha empezado a tener éxito este año, con los precios subiendo más de un 60% desde los mínimo de 12 años marcados en enero. "Arabia Saudita mantendrá sus políticas de petróleo estables. Seguimos comprometidos con el mantenimiento de nuestro papel en los mercados internacionales de la energía y el fortalecimiento de nuestra posición como proveedor más confiable del mundo de la energía ", ha asegurado Al-Falih en un comunicado.

Arabia Saudita podría superar su producción sin precedentes de más de 10,5 millones de barriles diarios si se bombea más para satisfacer un aumento estacional de la demanda interna durante los meses de verano, según los analistas de Emirates NBD PJSC y Qamar Energía. El país, con la segunda mayor reserva de petróleo del mundo, ha bombeado 10.27 millones de barriles diarios en abril.



Relacionadas

Deje su comentario

0 comentarios

Usted debe haber iniciado sesión para publicar un comentario.