Perú, un destino para el viaje de incentivos

Este país ofrece un sin fin de posibilidades para todo tipo de viajero

No hay comentarios

Premiar a los empleados que hayan alcanzados los objetivos previamente fijados. Con esta finalidad las empresas, cada vez más, compensan a sus trabajadores con los conocidos como viajes de incentivos. Una práctica bastante extendida que aunque suponga una importante inversión, revierte de manera positiva en la compañía.

De sobra son conocidas todas las ventajas que trae consigo:  incremento de la productividad, aumento de la sensación de pertenencia a un grupo, mejoras en la relación entre los compañeros e incluso reducción del estrés. Pero sobre todo, y una de las más importantes, es el reconocimiento al trabajo realizado. También y aunque menos conocido, este instrumento se utiliza como un acicate para motivar a los socios e incluso para fidelizar a los clientes.

Desde el sector turístico son conscientes de ello y saben que este mercado presenta grandes oportunidades independientemente del destino que se trate. Si bien el informe sobre Competitividad de viajes y turismo (TTCR), que mide el conjunto de factores y políticas que permiten el desarrollo sostenible de este mercado en su edición de 2017 situó a España en el primer puesto, también se destacan otros países que se ha ido reforzando en este ámbito.

Es el caso de Perú que, con apenas 30 millones de habitantes y una economía emergente, se ha convertido en uno de los mayores reclamos para la industria de los viajes. La espectacular naturaleza de la zona unida al colorido de sus paisajes, hacen de este país un lugar con infinitas posibilidades para el viajero. Por ello, desde Dirigentes hemos recopilado tres alternativas sugeridas por  PromPerú, la comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo.

GASTRONOMÍA, CULTURA Y AVENTURA

Este pack incluye los tres pilares básicos para sumergirse de lleno en el país que se va a visitar y conocerlo lo más a fondo posible. Se trata de uno de los paquetes más exitosos, no solo por lo completo que es, sino porque además, propone experiencias cuando menos sorprendentes y enriquecedoras.

Esta aventura ofrece la posibilidad de nadar con lobos marinos en las Islas Palomino, realizar parapente mientras se disfruta de las vistas más bellas de los acantilados de la Costa Verde o hacer picnic rodeados de un escenario natural y único como es la laguna de Huaypo.

También podrán descubrir el ritual ‘Pago a la Tierra’, una costumbre que se remonta a la época Preincainca y en la que se rinde honores al Planeta por todo lo que proporciona al ser humano.

Si la excursión se realiza a mediados del mes de julio, los visitantes podrán disfrutar de las danzas que se organizan con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen, donde los bailarines utilizan máscaras y coloridos trajes que convierten esta tradición en puro espectáculo.

TEAMBLUILDING 

Tal y como su propio nombre indica, está opción está pensada para los viajes en equipo. Los asistentes, además de visitar Lima y Machu Picchu, podrán disfrutar de actividades para todos. Una de las más peculiares es aprender a teñir lana de la mano de artesanas tejedoras de Chincheros para, posteriormente hacer lo mismo con el logo de su empresa. La diversión comienza con la búsqueda del ‘último inka’, una gymkana donde el grupo tiene que ir siguiendo pistas y termina con una ceremonia mística.

Los expertos lo definen como un “fantástico ejemplo” para demostrar que este tipo de remuneración se puede convertir en una experiencia inolvidable y única, donde los asistentes mezclan cultura con diversión.

VIAJE PERSONALIZADO

Un híbrido de los dos anteriores, esta alternativa hace posible sacar el máximo jugo al viaje. No solo porque se adapta a las necesidades de cada cliente, sino porque además brinda la oportunidad de encajar las necesidades de cada empresa con unos días de desconexión para que todos los participantes experimenten una vivencia única.

Aunque se trate algo más flexible, para estos casos siempre recomiendan disfrutar de la gastronomía local, muy reconocida a nivel mundial, descubrir las milenarias tradiciones del país andino, como pueden ser sus increíbles tejidos o la agricultura que allí se lleva a cabo a la par que se interactúa con los autóctonos de la región. Eso sí, no hay que olvidarse de visitar, aunque solo sea de paso, su capital, Lima, así como volar sobre las líneas de Nazca, que alberga uno de los mayores enigmas de la arqueología mundial.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.