Aramco retrasa su OPV a 2019

La que posiblemente sea la mayor oferta pública de venta (OPV) de la historia, la salida a Bolsa de la petrolera estatal saudí Aramco tiene todos los visos de volver a retrasarse. El diario británico Financial Times publica este lunes que no habrá tiempo suficiente para que la operación se complete a lo largo de este año.

De este modo, el periódico asegura que la OPV podría producirse en 2019, destacando que su valor podría alcanzar los 1,6 billones de euros, un montante poco habitual por su elevada cuantía, que podría estar dificultado y retrasando la salida a Bolsa de la compañía.

Dentro de esta operación, el rotativo británico augura que Aramco podrá a la venta en la OPV un 5% de su capital y que esta decisión forma parte del plan de reformas económicas que ha puesto en marcha el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, que tienen como meta reducir la dependencia petrolera del país y transformarse en una potencia inversora a nivel mundial.

Además, Financial Times no descarta que la OPV tenga lugar en la Bolsa de Londres, especialmente después de la visita del príncipe bin Salman a Reino Unido a principios de marzo, en la que su séquito se reunió con responsables del gobierno de la primera ministra Theresa May. Esta operación podría suponer un espaldarazo al sector financiero británico, especialmente porque se produciría al mismo tiempo que su salida de la UE.

Entre las candidatas a acoger la que será la mayor OPV jamás vista también se encuentra la bolsa de Nueva York, la de Tokio o la de Hong Kong. En EEUU, el presidente, Donald Trump, ha intentado mejorar las posibilidades de Wall Street a través de mensajes en su controvertida cuenta de Twitter, mientras que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, está optando por vías más discretas.

Elijan el destino que elijan, Financial Times señala que la salida a Bolsa de Aramco a nivel global se verá acompañada de otra OPV a nivel doméstico en el mercado saudí, para la que, de momento, tampoco hay fecha definitiva.


El AVE a La Meca comienza sus pruebas

El tren AVE entre las ciudades saudíes de La Meca y Medina, que está siendo construido y será explotado por un consorcio de empresas españolas, comenzará a circular este domingo en fase de pruebas, a través de viajes de demostración para invitados.

Este recorrido inaugural contará con la asistencia a bordo del presidente del organismo saudí promotor del proyecto, Rumaih Mohammed Al-Rumaih, el presidente del consorcio de empresas españolas constructoras, Jorge Segrelles, el embajador de España, Álvaro Iranzo, representantes de las compañías del consorcio y autoridades locales.

El servicio comercial regular entre ambas ciudades, que están separadas por 450 kilómetros, está previsto que comience en marzo de 2018, según el acuerdo entre el consorcio y las autoridades saudíes. Las empresas españolas confían en poder cumplir el plazo, a pesar de las demoras en la construcción de vías y estaciones.

Durante las próximas 10 o 12 semanas, el AVE a La Meca realizará viajes de demostración en los que los invitados podrán conocer el funcionamiento del tren y su servicio. Para ello, se realizarán dos trayectos por sentido cada viernes y sábado de las primeras semanas de 2018.

Estos recorridos para invitados se inician después de varios meses de pruebas para homologar los trenes y las infraestructursa del proyecto. En el marco de estas pruebas, el pasado julio ya se realizó un primer viaje completo entre Jeddah y Medina de un tren AVE que alcanzó una velocidad máxima de 300 kilómetros a la hora.

El AVE La Meca-Medina constituye uno de los mayores contratos en el exterior por empresas españolas. El valor del proyecto se estima en 6.700 millones de euros, e incluye la colocación de 450 kilómetros de vías, su electrificación, la puesta en marcha de sistemas de seguridad y comunicación, y su posterior explotación por parte de Renfe.

El consorcio responsable de esta obra está compuesto por Renfe, Adif, Ineco, OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia e Inabensa. Talgo, por su parte, ejerce de suministrador de los 35 trenes AVE que darán servicio entre ambas ciudades, además de uno especial para la familia real árabe, con capacidad para 400 personas.


Principio de acuerdo sobre el AVE a La Meca

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha mostrado satisfecho con el principio de acuerdo alcanzado por el Consorcio Al Shoul y las autoridades saudíes. “Se trata de un importante paso para culminar el AVE del desierto, un gran proyecto de ingeniería que además es bandera de la Marca España y que demuestra el liderazgo de nuestras empresas a escala mundial”, ha afirmado el ministro.

Este principio de acuerdo, “que resuelve las diferencias que surgieron entre ambas partes durante el proceso”, explican desde Fomento, despejará el camino para la finalización de las obras.

12 de las 14 empresas que forman el Consorcio encargado de las obras son españolas: las empresas públicas Adif, Ineco y Renfe, las empresas privadas Cobra, Copasa, Consultrans, Imathia, Inabensa, Indra, OHL, Siemens y Talgo, y las saudíes Al Shoula y Al Rosan.

El proyecto para la construcción de alta velocidad que unirá las ciudades de La Meca y Medina, que supone el mayor contrato
internacional conseguido por empresas españolas (6.736 millones de euros), incluye el diseño y la construcción de la vía y sistemas a lo largo de más de 450 kilómetros, el suministro de 35 trenes, y la operación y mantenimiento de todos los elementos de la línea durante 12 años.


Rusia y Arabia Saudí se enfrentan por el petróleo en India

El acuerdo entre un consorcio liderado por la rusa Rosneft para adquirir Essar ya hizo aguas hace dos meses cuando la saudita Aramco entrase en la guerra de ofertas, según informa Reuters.

Sin embargo, parece que la compra se salvó finalmente gracias a la intervención del presidente ruso, Vladimir Putin, y al primer ministro indio, Narendra Modi, quienes apoyaban el acuerdo, aunque Rusia debía pagar 13.000 millones de dólares, más del doble de lo que valía la compañía según la tasación inicial. El resultado fue la mayor compra extranjera alcanzada en India y el mayor acuerdo de Rusia en el exterior.

Los detalles de esta batalla por Essar no parecen estar claros. Mientras que unos agentes apuntan a que intervinieron Putin y Modi, otros señalan que simplemente Rosneft superó la oferta de Aramco.

Para sortear la competencia saudita, Rosneft formó un consorcio para comprar el 98% de Essar por 13.000 millones de dólares. La petrolera rusa compró el 49% (por debajo del 50%, límite impuesto por las sanciones de la UE tras el conflicto con Ucrania) y el otro 49% fue adquirido por la suiza Trafigura y el grupo de inversión privada ruso UCP.

El presidente de la petrolera rusa, Igor Sechin, está interesado en comprar activos de refinación por todo el mundo para garantizar los puntos de venta del petróleo ruso. Ya desde 2014 llevaba negociando la compra del 49% de Essar con sus dueños, y llevan en conversaciones exclusivas desde julio de 2015. Los problemas se avistaron en septiembre, poco después de la Cumbre del G20, cuando Essar declaró que comenzaría negociaciones con otros participantes y que había expirado la exclusividad rusa.

La especulación de que Narendra Modi habría tenido algo que ver para fomentar finalmente el acuerdo proviene de la necesidad del país de deshacerse de los 140.000 millones de dólares de deudas debido a las deudas millonarias que mantiene Essar con distintos bancos tras años de rápida expansión.

Para Rusia, cerrar este acuerdo millonario en India supone un hito importante para la construcción de su imperio petrolero mundial que resista a las últimas sanciones impuestas por Occidente.

Y todo esto en el marco de la próxima reunión de la OPEP el próximo 30 de noviembre en Viena, donde el propósito de la organización es llegar a un acuerdo con los países miembros y no miembros para limitar la producción y reducir así el superávit petrolero. Rusia es el principal productor de crudo del mundo y no forma parte de la OPEP y, según la Asociación Internacional de la Energía (AIE), es uno de los países que incrementará su producción el próximo año, junto a Canadá, Brasil o Kazajstán.

En total, la producción mundial de todos los productores petroleros ha crecido en 970.000 barriles diarios en el mes de octubre según los últimos datos de la OPEP y en 880.000 diarios en el último año, en parte influidos por el aumento de la producción de esos países no miembros de la organización.

La AIE ya ha hecho un llamamiento para que todos los países productores de crudo se ciñan al límite de producción para evitar un nuevo superávit en 2017 (como así se prevé) y un nuevo golpe a los precios.


El Rey Felipe VI aplaza su visita a Arabia Saudí

Felipe VI iba a iniciar su primer viaje oficial tras la formación del Gobierno de Rajoy a Arabia Saudí para buscar mejorar las relaciones entre ambos países y potenciar los acuerdos comerciales entre compañías de los dos estados.

Sin embargo, ha fallecido el hermano del rey Salman, el príncipe Turki bin Abdelazia, de 83 años, por lo que la visita del Rey de España, prevista para la tarde del sábado, será pospuesta sin que se haya concretado una nueva fecha.

Con esta son ya dos veces las que el Rey debe aplazar su visita a Arabia Saudí. La primera vez el viaje estaba previsto para febrero, pero se suspendió por la situación política en España tras los comicios del 20 de diciembre y las negociaciones entre partidos.


El Rey retoma su agenda para cerrar el megacontrato de Navantia

El monarca intensifica su agenda de exteriores tras la formación de Gobierno. El próximo fin de semana acudirá a Arabia Saudí, donde queda pendiente cerrar un contrato de 3.000 millones con la naviera española y enderezar las relaciones con el consorcio que construye el AVE a La Meca.

La interinidad de más de 300 días del Gobierno en funciones ha obligado a la Casa Real a echar el freno en la agenda internacional. La última salida del monarca fue a Cartagena de Indias para asistir a la XXV Cumbre Iberoamericana, una cita obligada para el jefe de Estado, y que coincidió con la investidura de Mariano Rajoy. Cuatro días después el Ministerio de Asuntos Exteriores, ha confirmado que Felipe VI viajará a Arabia Saudí del 12 al 14 de noviembre, junto al nuevo ministro de Exteriores Alfonso Dastis.

El viaje estaba programado para el pasado mes de febrero, pero la falta de Ejecutivo y la fuerte polémica desata tras anunciarse el contrato con Navantia, principalmente por Podemos, hizo que Casa Real pospusiera la visita. Y no ha sido el único en los últimos meses se han cancelado varios viajes, como una ruta por Asia o Reino Unido.

El Rey mantiene una estrecha relación con la Casa Real saudí, fraguada en la época de Juan Carlos, y principal embajador de las empresas españolas en el país de Oriente Medio. La visita será especialmente de estratégica para la naviera estatal Navantia que está pendiente de cerrar un contrato desde principio de año de 3.000 millones. La operación se anunció a principio de año y fuentes cercanas a la compañía confirman que tienen el visto bueno del Gobierno de España y Arabia Saudí y falta la firma del monarca Salmán bin Abdelaziz bin Saud.

El contrato incluye la construcción de cinco corbetas tipo Avante 2200 para la armada real que serán construidos en los astilleros de Cádiz y Ferrol garantizando dos mil puestos de trabajo durante los dos próximos cinco años.

Además, Felipe VI intentará suavizar la tensa relación que mantiene el consorcio español que construye el AVE a La Meca con Arabia Saudí, tras los continuos retrasos y las amenazas de impago de los sobre costes.


Arabia Saudí coloca 17.500 millones de deuda pública

Es la primera vez en la historia que el Gobierno saudí emite deudas, y lo ha hecho con vencimiento de cinco, diez y 30 años.

Según ha informado Bloomberg, la demanda ha sido de 67.000 millones de dólares, casi cuatro veces superior a la oferta. Según los analistas, los de vencimiento más cercano se han colocado con un interés medio del 2,63%.

La emisión de Arabia Saudí es hasta la fecha, la mayor realizada por un país emergente. Deja atrás así la colocación de 16.500 millones de dólares que llevó a cabo Argentina en abril. Sin embargo, la subasta de bonos argentinos tuvo una mayor demanda, 69.000 millones de dólares.

Los 17.500 millones de dólares de la subasta de este miércoles suponen casi un 6% de toda la deuda soberana emitida en 2016 por parte de países emergentes, según los datos que recoge Bloomberg.


Aramco saldrá a Bolsa en 2018

En su intervención en el Congreso Mundial de la Energía en Estambul que recoge Reuters, Nasser ha declarado que sigue considerando todos los mercados para colocar hasta un 5% de Aramco, aunque el volumen exacto de la oferta lo fijará el consejo supremo del país.

“Somos optimistas sobre un comienzo de la recuperación del mercado, esperamos que siga recuperándose en 2017 y creo que el momento adecuado será 2018“, declaró Nasser. “Cuando hablamos de 2018 nos sentimos cómodos para poder cumplir con todos los requisitos en los diferentes mercados si decidimos ir a ciertos mercados”.

Nasser especificó que aún no se ha decidido la ubicación de la salida a Bolsa y en la actualidad está revisando varios mercados, como Nueva York, Londres, Hong Kong y Japón.

Ya a principios de año, el segundo príncipe heredero al trono saudí, Mohammed bin Salman, desveló los planes del país para reducir su dependencia petrolera y para caminar para transformarse en una potencia inversora mundial; la colocación de al menos el 5% de Aramco es la pieza central de dichos planes.

Nasser declaró que Aramco, cuyo tamaño exacto aún no se conoce públicamente, está dispuesta a compartir información financiera con los inversores. “Tenemos un muy buen modelo de gobierno y estaríamos más que felices de compartir nuestras finanzas con los inversores cuando salgamos a bolsa”, señaló.

Aramco ha incrementado su producción de petróleo a niveles récord en los últimos meses en un marco de intensa competencia entre empresas productoras para ganar cuota de mercado que ha propiciado que el precio del petróleo haya caído a la mitad desde junio de 2014.

A pesar de que los ingresos han caído, Nasser declaró que la compañía tiene previsto invertir 300.000 millones de dólares en la próxima década, con el foco puesto en el gas.


“Arabia Saudí sabe navegar con éxito en las complicaciones”

¿Cómo es dirigir el marketing de una empresa en Arabia Saudí?

El concepto de marketing en Arabia Saudí todavía es difuso y se mezcla mucho con el concepto de ventas. Lo cierto es que me encontré en Naqua un marketing poco fundamentado y estructurado, es decir, muy básico. Otro motivo que hace que sea especial la gestión de un departamento de marketing allí es cómo son los saudís. Tienes que ganarte su confianza para que crean en tu proyecto. Además, hay que gestionar un equipo multicultural. Yo tuve la suerte de dirigir personas de Egipto, Yemen, Pakistán, Arabia Saudí, etc. Es decir, de muy diferentes orígenes y aunque todos sean árabes, tienen pocas similitudes.

Antes de emprender su ‘aventura’ en Arabia Saudí trabajó en importantes compañías en España. ¿Qué destaca de su paso por estas empresas?

Hay dos empresas que han marcado mi carácter profesional. La primera, Inditex, donde aprendí a trabajar duro, a encargarme de proyectos muy importantes sin miedo al fracaso y a seguir adelante pase lo que pase. En Pescanova me forme tanto en marketing como en trade marketing. En ambas he tenido grandes jefes y he cosechado mis primeros éxitos. En Zara, por ejemplo, la puesta en marcha del distribuidor automático.

¿Cree que una empresa no tan conocida como Inditex puede triunfar sólo con su propia imagen de marca?

Zara es una empresa del año 69-70 y se ha empezado a conocer en los 90, ha estado 20 años generándose y creando el concepto y generando este éxito que tiene ahora. Si se puede triunfar sin invertir en publicidad, pero en un mundo cortoplacista las empresas no tienen este tiempo para poder generar este boca oreja que ha generado Inditex en el tiempo.

Hay muchas formas de marketing, el que sigue Inditex por ejemplo, a base de exposición pasiva de sus tiendas, o el del resto de empresas donde he trabajado, que es más agresivo, en donde no se espera a generar un ‘boca-oreja’, sino que se genera a base de inversiones y se busca el retorno de la inversión.

Desde su experiencia personal, ¿cómo afectan los conflictos armados activos en Siria o Iraq a las empresas localizadas en el Golfo Pérsico?

Dentro del golfo pérsico hay países estables y países más inestables. Arabia Saudí hasta ahora, y desde 1932 que se fundo, ha sabido siempre navegar con éxito en las complicaciones y sacar rédito de ellas. Hay otras zonas como Emiratos árabes e incluso Omán que tienen mucha estabilidad y donde las empresas pueden establecerse tranquilamente porque estarán bien. En el caso concreto de Arabia Saudí el consumo no sea retraído, hay concesionarios de coches que tienen por ejemplo un 50% menos de negocio que el año pasado. Además, se ha producido un incremento del precio de la gasolina en torno al 40%, que en un país que importa el 90% de las cosas, ha repercutido en todo, sobre todo en los precios, por lo que el consumo sí se está viendo afectado.

No obstante es un país muy dinámico, donde el 70% de la población tiene menos de 30 años, por lo que junto al plan de reactivación de reforma de la economía que acaba de presentar el Gobierno, todo el mundo ve el futuro con optimismo allí. Es una zona que hay que tener en consideración para invertir.

Entonces, recomienda a compañías españolas o dirigentes ir a Arabia Saudí ¿es una buena oportunidad?

Arabia Saudí espera una población de 40 millones de personas en el 2030 aproximadamente, con lo cual va a repercutir y suponer una mejora del PIB. Si consiguen generar el marco de protección necesario para que una empresa española pueda invertir y no tenga que dirimir jurídicamente las diferencias de operar allí, es un país muy a tener en cuenta


Deloitte, suspendida en Arabia Saudí

MMG salió a Bolsa a 2008, pero no fue hasta 2012 cuando el mercado empezó a dudar de la veracidad de las cuentas de la constructora. Detrás de los resultados estaba la auditora Deloitte desde que el principal accionista, Mohammed Al-Mojil, sacara al mercado un paquete accionarial del 30%. El regulador bursátil CMA (por sus siglas en inglés de Capital Market Authority) ha multado con 80.000 dólares a la auditora y con dos años de inhabilitación, a contar a partir de junio de 2016, para seguir prestando servicios de auditoría. La sanción sólo afecta a los servicios a empresas cotizadas.

Más duro ha sido con los principales accionistas de la compañía, a los que les ha caído una multa de 430 millones de dólares y cinco años de cárcel para el fundador de la compañía y su hijo, y tres años de prisión para un tercer ejecutivo.

La CMA está imponiendo sanciones muy duras y frecuentes desde que la familia real decidiera el año pasado abrir el mercado a inversores extranjeros. Las ejemplares penas buscan transmitir el mensaje de que el mercado saudí es seguro para las inversiones.


Arabia Saudí se transforma

El príncipe heredero Mohammed Salman ha querido darle al Plan de Transformación Nacional un carácter simbólico al llevarlo al Consejo de Ministros el mismo día que comienza el Ramadán, mes sagrado para los musulmanes. Desde que el pasado mes de abril anunciará el programa ‘Visión 2030’, el Gobierno saudí ha ido dando pistas sobre los entresijos de su estrategia para reducir su dependencia petrolera.

A la salida a Bolsa parcial de la petrolera estatal Saudí Aramco que se convertiría en la mayor empresa por capitalización del mundo con un valor superior a los 2 billones de dólares, hay que añadir recientes anuncios como el de la inversión en la plataforma de coches compartidos Uber.

Paso a paso, Arabia Saudí comienza una tímida apertura de su economía que ha recibido en los últimos años el jarro de agua fría del abaratamiento del petróleo. Actualmente, Arabia Saudí obtiene más del 90% de sus ingresos del negocio de los hidrocarburos.

El plan prevé dar un impulso al sector privado, que en quince años pasaría de representar un 40% del PIB a un 65%. Riad apostará también por el sector de la minería, en el que prevé crear 90.000 empleos de aquí a 2020, y por el sector de Defensa, que concentraría el gasto a nivel nacional.

Además, el plan de reformas tiene previsto reducir el índice de desempleo del 11,6% al 7% de aquí a 2030, aumentar la presencia de la mujer en el mercado laboral del 22% al 30% y dar un impulso a las pymes, que pasarían de representar el 20% del PIB al 35%.


Arabia Saudí se lleva por delante a su ministro de petróleo

Mediante varios reales decretos, el monarca Salmán bin Abdulaziz ha fusionado varios de los ministerios depara reflejar las prioridades del ambicioso programa económico"Visión Arabia 2030", que fue presentado el 25 de abril por el Príncipe heredero Mohammed bin Salman. "Esto demuestra que son serios" y "tratan de cambiar", dice un banquero, para quien estos anuncios van "en la dirección correcta.", según recoge AFP.

La caída de los precios del petróleo ha puesto en jaque las cuentas públicas de Arabia Saudí en las que el 70% de los ingresos provienen del petróleo. Esto ha afectado incluso al pago a sus proveedores. El consorcio que se encarga de la construcción del AVE a la Meca acumula tres meses de retraso en los pagos.

En ese proceso de diversificación de su economía, se enmarca también la venta del 5% de la petrolera estatal Saudí Aramco. Los ingresos de esta venta ayudará a crear uno de los mayores fondos de inversión del mundo, con 1.777 millones de euros. "El papel de Aramco es la clave", asegura a AFP una fuente de la industria del petróleo, que señala que no es casualidad que el director general de esta empresa, Khaled al-Faleh, haya sido el elegido para dirigir un nuevo super-ministerio de energía, que amplia su ámbito de actuación a otras fuentes como la solar y la eólica. En cuanto a la producción de crudo,

Arabia Saudí probablemente mantendrá la producción de crudo a niveles casi récord continuando con la política de su predecesor. En su primer día en el cargo, el nuevo ministro ha asegurado que mantendrá la política petrolera del reino. Su predecesor, Ali al-Naimi, había priorizado las ventas por precio desde 2014, conduciendo a algunos productores de mayores costes, como los perforadores de esquisto de Estados Unidos, fuera del mercado.

Una estrategia que ha empezado a tener éxito este año, con los precios subiendo más de un 60% desde los mínimo de 12 años marcados en enero. "Arabia Saudita mantendrá sus políticas de petróleo estables. Seguimos comprometidos con el mantenimiento de nuestro papel en los mercados internacionales de la energía y el fortalecimiento de nuestra posición como proveedor más confiable del mundo de la energía ", ha asegurado Al-Falih en un comunicado.

Arabia Saudita podría superar su producción sin precedentes de más de 10,5 millones de barriles diarios si se bombea más para satisfacer un aumento estacional de la demanda interna durante los meses de verano, según los analistas de Emirates NBD PJSC y Qamar Energía. El país, con la segunda mayor reserva de petróleo del mundo, ha bombeado 10.27 millones de barriles diarios en abril.