Amazon patenta un espejo virtual para probarse la ropa

El espejo inteligente es una tecnología que permite sobreimprimir las prendas como realidad virtual.

No hay comentarios

El e-commerce sigue creciendo y la empresa de Jeff Bezos ya sabe cómo probarnos la ropa que compramos en Internet. Amazon ha presentado en la Oficina de Patentes de EE UU un invento: el espejo inteligente virtual, que permite probarnos la ropa online. Es una tecnología que permite sobreimprimir las prendas como realidad virtual y hasta cambiar el fondo por el espacio donde se las usará.

El espejo de realidad mixta, como se llama la tecnología, utiliza una combinación de luces, proyectores y cámaras para crear la imagen. Con esos recursos visuales se cambian las escenas que el usuario percibe “por ejemplo, agregando objetos que no existen en realidad”, explica la patente.

Así sale al paso de los problemas que acarrean las devoluciones, porque en el ámbito textil es difícil acertar sin probarte. Para ganar público, la empresa facilita el sistema Amazon Prime Wardrobe. Amazon envía una caja con hasta 15 prendas de una selección de más de un millón de opciones para hombre, mujeres y niños. El mínimo del envío son tres prendas. Una vez probado el contenido, si se compran tres o cuatro hacen un descuento del 10%. Si son más de cinco, sube al 20%. La devolución de lo que no ajuste o no cumpla con lo deseado se hace en la misma caja. Sin embargo, esta idea sigue en modo de prueba y no ha saltado a la fama.

El espejo inteligente es el tercer paso de Amazon en el mundo de la moda. El anterior lanzamiento de la empresa de Jeff Bezos fue el Echo Look, una cámara controlada por voz con la que puedes hacer fotos y vídeos de tu ropa para decidir qué ponerte. La cámara consigue que el usuario compare en una aplicación distintas fotos de sí mismo con dos atuendos, y aconseja sobre cuál es la mejor a partir de una combinación de inteligencia artificial y una base de opiniones de especialistas en moda. Antes había creado sus propias marcas de moda, como James & Erin y Franklin & Freeman.

El sistema funcionaria con varias cámaras, proyectores y sensores para escanear cualquier cuerpo y luego añadirle la ropa. Quizás por este motivo, Amazon compró una compañía llamada Body Labs que trabajaba en esta tecnología.

Casi con toda probabilidad, el espejo de Amazon estará ligado a la compra de prendas en su propia plataforma.



Suscríbase a nuestro newsletter

El boletín electrónico de Dirigentes Digital le permite recibir en su buzón de correo toda nuestra información siempre actualizada.