opinion

Aterrizando las tendencias 2020

Adolfo Ramírez, Asesor en Transformación Digital e Innovación, autor de “Digitalízate o desaparece” (Gestión 2000. Planeta) y profesor en distintas escuelas de negocio como el IE, The Valley, … Colabora con Ashoka en proyectos de emprendimiento social y con APD y el Club Excelencia en Gestión en la dirección de Programas. Es miembro del Consejo Digital de IE Exponential Learning.

16 DE enero DE 2020. 13:05H Adolfo Ramírez

6ac047a48ad2b1810ab37007ca1f34fe.JPG

“La clave del éxito en los negocios está en detectar hacia dónde va el mundo y ahí llegar el primero” Bill Gates


El inicio del año es un momento ideal para revisar los informes de consultoras, analistas y expertos que intentan adivinar las tendencias que tendrán un mayor impacto en el año que comienza.

El anáisis de esos estudios, combinado con la realidad de las empresas y startups con las que tengo el privilegio de trabajar y debatir, permite identificar una serie de tendencias que, de alguna manera, “aterrizan” las megas tendencias identificadas por las distintas fuentes especializadas.

A continuación comparto las que aparecen con mayor protagonismo para el 2020:

Asistentes de voz

Podríamos decir que la tecnología de control de voz ha pasado de la fase de adopción inicial a ser la tendencia dominante.

De acuerdo con un estudio de Accenture, los asistentes están influenciando todo el sistema tecnológico y de servicio de los consumidores como ningún otro aparato, incluyendo a los smartphones. Los consumidores ven un importante potencial en el uso de esta tecnología para la gestión de seguridad y automatización en los hogares.

No obstante, los usos que se hace de estos asistentes es todavía muy básico y la mayoria de los usuarios los emplea para funciones sencillas, como ponerse al día en noticias, escuchar música o el estado del tiempo.

El avance hacia el “zero click” que proponen estas tencologías empezará a tener un impacto directo en la forma que actualmente realizamos las compras online, lo cual dará una nueva vuelta de tuerca al comercio minorista, que tendrá que incorporar con rapidez estas nuevas herramientas en sus procesos de e-commerce.

Para Bret Kinsella, analista de Voicebot, el mercado de los asistentes de voz está entrando en una segunda fase. A lo largo de los próximos años veremos cada vez más integraciones con las lavadoras, televisores o frigoríficos.

Me parece muy interesante la diferencia que realizan entre asistentes virtuales y chatbot en FMK. Los asistentes virtuales son creados por las grandes compañías tecnológicas con la ambición de convertirse en nuestro asistente personal, resolviendo todas las dudas que puedan surgir en cualquier momento. Sin embargo, cualquier compañía puede poner en marcha un chatbot a través de empresas especializadas en su creación y entrenamiento, con el objetivo de dinamizar sus comunicaciones empresariales y automatizar la relación con un cliente en un formato conversacional al que todos estamos acostumbrados, el chat.

Los chatbot es una tendencia que avanza en paralelo a los asistentes virtulaes, con un desarrollo exponencial en el mundo de los servicios.

Renovación del Propósito

“Una organización sin propósito gestiona personas y recursos, mientras que una organización con propósito moviliza personas y recursos”. Sherry Hakimi, Fast Company.

La cuestión es muy clara: Si el propósito moviliza a personas, recursos y clientes ¿Consigue nuestro propósito ese objetivo en un contexto de transformación digital e impulso del desarrollo sostenible?

Una tendencia, que cada vez se esta produciendo más en las organizaciones en procesos de transformación, es la revisión de su propósito con el fin de comprobrar la vigencia de su mensaje “movilizador”.

Como ayuda a esta revisión, el propósito tendría que ser:

  • Significativo. ¿Qué queremos conseguir?
  • Inspirador. Consigue involucrar a terceros
  • Positivo. Todos ganan
  • Muy ambicioso. Se encuentra más alla de lo que parece posible alcanzar
  • Sucinto. Breve, sencillo y claro. No necesita explicación.
  • Transformador. ¿Cómo cambiará el mundo a mejor si se logra el propósito?

Organización guiada por los datos

No es una tendencia nueva pero sigo considerando que, en general, las organizaciones están todovía muy lejos de tomar sus decisiones basadas en la información. Sin ir más lejos, la semana pasada todavía podría oír alguna conversación del tipo “incorpora esto que la información tiene que salir bien”.

En el campo de la analítica de datos, se está produciendo un cambio muy significativo: los profesionales están adaptando los análisis en función de sus necesidades de negocio, en lugar de intentar encajar los datos en los modelos de análisis tradicionales. Este es realmente el cambio y tiene que ser la tendencia.

Recordemos las características de las “Data Driven Companies”

  • El cliente esta en el núcleo de la empresa
  • Su cultura está orientada a la búsqueda de información del cliente
  • Se asienta sobre una política de análisis de datos muy potente
  • Simplifica sus activos físicos, los órganos de dirección y la toma de decisiones
  • Desarrolla nuevas áreas que aseguran su estrategia
  • Invierte en plataforma tecnológica, según sus necesidades
  • Colabora con terceros y con otros para consolidar datos

Las nuevas posibilidades de “Plataformas y Servicios as a Service”, que hacen muy accesibles las nuevas tecnologías, la “Organización guiada por los datos” es una estrategia que todas las compañías pueden adoptar independientemente de su tamaño.

Desarrollo de ecosistemas

Según un informe de Accenture Strategy, los ecosistemas son la base del crecimiento futuro. Las empresas deben aplicar modelos ágiles e innovadores para mantener su competitividad y crecer fuera de sus áreas de negocio tradicionales.

Según este estudio, las empresas españolas ven claras ventajas en los ecosistemas, y casi la mitad de las encuestadas los están buscando activamente, aunque de momento no están obteniendo el incremento de ingresos que esperaban de su participación en los mismos.

La creación del ecosistema se fundamenta en tres pilares:

1. Estrategia de Ecosistema. Un ejercicio que tendrá una doble visión, por un lado la estrategia del propio ecosistema y por otro la estrategia de la marca en el ámbito del ecosistema.

2. Modelo económico. Identificando los clientes, los mercados, los canales y el modelo de ingresos/costes.

3. Modelo Operativo. Definiendo con claridad el modelo de gobierno y control.

Transparencia

Gartner la sitúa como una de las 10 tendencias tecnológicas que marcaran el 2020.

La evolución de la tecnología está creando una crisis de confianza. A medida que los consumidores se vuelven más conscientes de cómo se recopilan y usan sus datos, las organizaciones también reconocen la creciente responsabilidad de almacenar y recopilar los datos.

Además, Inteligencia Artificial y el Machine Learning se utilizan cada vez más para tomar decisiones en lugar de los humanos, evolucionando la crisis de confianza e impulsando la necesidad de ideas como AI explicable y gobernanza de AI.

Para la consultora esta tendencia requiere un enfoque en seis elementos clave de confianza: ética, integridad, apertura, responsabilidad, competencia y coherencia.

La legislación, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea, se está promulgando en todo el mundo, impulsando la evolución y estableciendo las reglas básicas para las organizaciones.

Ciberseguridad

Los ciberataques se han convertido en una de las grandes preocupaciones de las organizaciones. Las amenazas cada vez son más, más sotifisticadas y más agresivas.

Según los expertos, en 2020: aumentarán los ataques de ransomware, los ataques de phishing irán más allá del email (sms, redes sociales o plataformas de gaming), el incremento del malware móvil y los criptojacking (virus que minan criptomonedas en tu dispositivo sin que tú lo sepas).

El factor humano sigue siendo clave en el modelo de ciberseguridad de las organizaciones que tendrán que hacer especial hincapié en concienciar a sus profesionales para que se conviertan en cortafuegos ante estos ataques, formándoles en hábitos seguros en el uso de herramientas digitales.

Para los expertos de Techco Security, “el año que viene será decisivo en materia de ciberseguridad” especialmente en los ámbitos de las contraseñas y biometría, el machine learning, el uso de los drones y las fake news. En el caso de los ataques mediante drones, señalan que “hasta ahora, la preocupación se ha centrado en el uso inadecuado de los drones y en evitar vulnerabilidades físicas a las instalaciones. Nos hemos olvidado de velar por la valiosa información que estos dispositivos recopilan”.

Como podemos ver en el siguiente gráfico se detalla el tamaño del mercado global de ciberseguridad por segmento de 2015 a 2020. La tendencia que seguirá en los próximos años es el incremento de la inversión en los dispositivos de IoT debido, tanto a la expansión de esta tecnología, como a su actual vulnerabilidad a la piratería.

IoT en la estrategia

EY estima que el mercado del IoT crecerá constantemente a medida que miles de millones de dispositivos, servicios y sistemas se conectan por sensores más económicos que convierten datos físicos en contenido digital.

Según Gartner, estamos próximos a los 20.000 millones de cosas conectadas y en uso. Cisco es más optimista y eleva la cifra hasta 50.000 millones. Intel escala a la friolera de 200.000 millones de dispositivos conectados vía IoT.

Como vemos, se trata de un baile de cifras muy dispar, que tiene un dato en común, el crecimiento exponencial de IoT en los próximos años.

Tres objetivos básicos tiene el despliegue de una estrategia IoT:

  • Conectar todo aquello que puede proporcionar información útil
  • Acceder a estos datos en tiempo real
  • Intervenir de manera remota y coordinada sobre cada fase de los procesos productivos.

Los beneficios inmediatos que potencialmente supone la implantación de esta tecnología, son: oportunidad para reducir costes, hacer más eficientes los procesos y crear nuevos modelos de negocio.

Las soluciones inteligentes IoT ya no son únicamente "algo que queda bien tener", son esenciales no sólo para mejorar los procesos operativos sino también para reducir nuestra huella ambiental.

Según un informe de Mckinsey, para el año 2025, el impacto económico de IoT será de alrededor de $11.1 Billones, el 14% del PIB mundial actual. Pero más allá de su impacto económico, el World Economic Forum está investigando su efecto en la sociedad y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Un análisis de más de 640 implementaciones de IoT mostró que el 84% de las implementaciones de IoT existentes pueden aportar valor a los ODS.

Como vemos, muchos y potentes son los motivos que aconsejan incorporar el IoT en la estrategia de las compañías: El valor de tener en tiempo real la información de nuestras instalaciones, nuestros procesos y nuestros clientes.

En definitiva, en 2020 las organizaciones van a seguir potenciando sus procesos de transformación, priorizando tecnologías “probadas” que les permitan ser más competitivas.

Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”