bolsas y mercados

China registra el mayor crecimiento desde 2011 y baja los tipos de interés

China crece un 8,1% en 2021 y baja los tipos de interés hasta el 2,85%.

18 DE enero DE 2022. 08:56H Patricia Malagón

China es, desde hace años, la segunda mayor economía del mundo y su importancia en los mercados es cada vez mayor a medida que un mayor número de inversores añaden exposición al gigante asiático. Si 2021 fue un año complicado para el país, con una crisis de deuda protagonizada por Evergrande y con una mayor presión regulatoria que lastró el crecimiento de algunas empresas, 2022 ha comenzado con dos importantes sorpresas. Por un lado, han registrado el mayor crecimiento desde 2011 y, por otro, han reducido los tipos de interés.

Crecimiento

Quizá el dato más llamativo que ha infundado optimismo en el mercado es el del crecimiento económico para el conjunto de 2021. Para el cuarto trimestre de 2021 el mercado esperaba un crecimiento del 3,6%, sin embargo, ha logrado batir expectativas y repuntar un 4%. Esto sitúa a 2021 en el mayor año de expansión desde 2011 con un repunte del PIB del 8,1%. Un dato que invita al optimismo ya que ha logrado superar por 2 puntos el objetivo del 6% de Pekín. Además, en 2020 China también creció un 2,2% cuando todas las economías estaban cayendo.

“En el cuarto trimestre, el crecimiento se ralentizó hasta el 4,0%, ya que las presiones a la baja siguieron siendo elevadas, con un consumo débil y un importante descenso de la inversión inmobiliaria. Los últimos datos de actividad de diciembre fueron mixtos, con un debilitamiento de las ventas al por menor y de los indicadores inmobiliarios, pero también se observó una nueva mejora de la producción industrial y tímidas señales de repunte de la inversión en activos fijos”, explica Sophie Altermatt, Economic Research, Julius Baer.

Bajada de tipos de interés

Pese al buen dato del PIB, los resultados del mes de diciembre han llevado a que el banco central baje los tipos de interés. Las presiones a la baja siguieron siendo elevadas en el cuarto trimestre, con la debilidad del consumo y un importante descenso de la inversión inmobiliaria. Los últimos datos de actividad de diciembre muestran que las ventas al por menor se debilitaron significativamente tras un ligero repunte en octubre y noviembre, los indicadores inmobiliarios se contrajeron aún más, mientras que el impulso del crecimiento de la producción industrial siguió mejorando y el crecimiento de la inversión en activos fijos pasó a ser positivo tras tres meses consecutivos de contracción. 

Por todo ello, el Banco Popular de China (PBOC) ha reducido su tipo de referencia de préstamos -10 puntos básicos, hasta el 2,85%. Los analistas apuntan a que esta decisión tiene que ver con la intención de mejorar las condiciones de financiación de algunos sectores, como el inmobiliario, para evitar una corriente de impagos en los próximos meses que podría desestabilizar el crecimiento económico del país.


2022, ¿un buen año para mirar a Asia?

"Nos encontramos en un periodo de adaptación en las expectativas de crecimiento de China"

Evergrande en default restringido pero sin riesgo sistémico




Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"