viernes, 19 abril 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

ACS repite estrategia en renovables: nueva filial y nueva salida a bolsa

Un año después de desprenderse de Saeta Yield, donde había agrupado sus inversiones renovables, la compañía repite estrategia. Quiere impulsar de nuevo este negocio, segregar sus activos limpios –ahora integrados en su división de servicios industriales Cobra- y sacarlos a bolsa. ¿Qué persigue con ello?

12 de abril de 2019. 10:00h Rocío Arviza
  • Image

Tras el éxito de la colocación en 2015 de Saeta Yield, la compañía presidida por Florentino Pérez estudia repetir fórmula: planea agrupar en una filial los activos eólicos, fotovoltaicos y termosolares de su filial Cobra, que suman cerca de 2.000 MW, e imitar la OPV anterior.

En febrero de 2015, ACS colocaba en el mercado el 51 por ciento de su entonces filial de renovables ( Saeta Yield), en una operación por la que ingresaba unos 435 millones de euros y traspasaba otro 24 por ciento al fondo GIP. Años después, en 2018, ambos aceptaban la oferta de Brookfield para quedarse con el 100 por cien de la compañía, una operación que le reportaba ingresos a ACS de unos 240 millones de euros. Desinversiones que se encajaron en el objetivo de la compañía de reducir deuda.

"Lo que pretende ahora es muy parecido a lo que hizo en su día con Saeta Yield y el tiempo ha demostrado que fue una muy buena operación", subraya Sara Carbonell, analista de CMC Markets. Mientras, para Antonio Aspas, socio de Buy & Hold Gestión de Activos, lo que hace ACS con esta idea de sacar a bolsa la filial de renovables que va a crear "no es más que poner en valor esta división de negocio, como ha hecho con otras, en el momento álgido del sector de renovables", destaca.

Sector en auge

La pretensión de una nueva filial cotizada de energía por ACS se enmarca en una renovada apuesta por el sector, en auge en varios países, entre ellos España, donde se ha vuelto a poner el acento en los proyectos de promoción de energías limpias.

De hecho, este apetito es uno de los aspectos que destacan desde Renta 4. Los analistas de la entidad consideran positivo este movimiento porque va a permitir a ACS incorporar socios que le permitan reducir la presión inversora sobre el grupo. Además, señalan que la captación de fondos va a favorecer que la compañía presidida por Florentino Pérez pueda seguir financiando los proyectos que tiene que desarrollar.

A día de hoy, la compañía tiene en cartera proyectos de parques eólicos y energías fotovoltaicas por 10.800 MW de potencia, de los que 2.000 ya están en construcción o desarrollo, gracias a inversiones de 1.600 millones de euros. De los 10.800 MW, 7.700 corresponden a plantas fotovoltaicas, 2.900 a parques eólicos y 200 a plantas termosolares.