bolsas y mercados

Airbnb se prepara para salir a bolsa pese a la crisis del turismo

Podría protagonizar una de las mayores salidas a bolsa del año si se autoriza la operación para las próximas semanas.

19 DE noviembre DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

493cf204670868bae69d6d442cbc017b.jpg

Airbnb es una de esas plataformas que llegaron para cambiar el mundo, como Uber o en su momento Facebook. La red de alquiler de pisos vacacionales acaba de presentar los documentos de su oferta pública de venta (OPV) para salir a bolsa en las próximas semanas. En principio, la compañía americana entraría a formar parte del Nasdaq antes de que finalice el presente año. Aunque, no hay, por ahora, una fecha cerrada para que se produzca esta operación que acaparará los titulares de la prensa económica.

 En esos documentos presentados, Airbnb declaró haber obtenido un beneficio de 219,3 millones de dólares en el tercer trimestre sobre unos ingresos de 1.300 millones. A este buen dato hay que sumar las pérdidas de 575,6 millones del segundo trimestre, que fue el peor para la economía general y para el turismo en particular, ya que es cuando se produjeron los confinamientos más severos. Aunque es cierto que los ingresos del tercer trimestre cayeron un 18% con respecto al mismo periodo del año anterior, hay que compararlo con los de sus principales competidores. Booking.com registró una contracción del 48% y Expedia del 58%. Esto supone que Airbnb ha sabido soportar mejor el mal momento del turismo. Uno de los motivos por los que Airbnb soportó mejor el trimestre es la fuerte reestructuración por el lado de los gastos. En total, de enero a septiembre la empresa tuvo unos ingresos de 2.500 millones de dólares, un 32% menos que en 2019 y las perdidas se situaron en los 696,9 millones.

 A pesar del mal momento del sector turístico debido a la pandemia generada por la COVID-19, Airbnb quiere salir a bolsa, sin importar que el número de reservas en su plataforma haya caído un 41% y que su deuda sea cercana a los 2.000 millones de dólares. La compañía está preparada para debutar en el parqué bajo el símbolo ABNB con una estructura accionarial de cuatro clases: Clase A, Clase B, Clase C y Clase H.

La plataforma de pisos turísticos espera recaudar unos 3.000 millones de dólares con esta operación, según anunció en The New York Times. La última vez que la compañía recibió una valoración se tasó en 18.000 millones, casi un 50% menos que su valoración anterior de 31.000 millones de dólares. Financieramente, Airbnb no ha atravesado su mejor año teniendo que aumentar el endeudamiento en 1.000 millones de dólares con una tasa de interés del 10%. Para hacer frente a la crisis y reducir sus gastos drásticamente despidió a 1.900 empleados, el 25% de su plantilla. Sin embargo, pese a estos inconvenientes, esta podría ser una de las grandes salidas a bolsa de este año, donde se ha notado un frenazo en estas operaciones.

Gestifonsa: "La sostenibilidad y las infrasestructuras se verán beneficiadas con Biden"