martes, 17 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Así ha sido la montaña rusa bursátil del Starbucks chino

Salió a bolsa con un precio de 17 dólares por acción y llegó a estar en los 25,96 para luego desplomarse hasta los 14,75 dólares.

26 de mayo de 2019. 00:01h Funds & Markets
  • Image

El pasado 17 de mayo comenzó a cotizar en bolsa Luckin Coffee la empresa conocida por ser el ‘Starbucks chino’. Comenzó de la mejor manera posible, de hecho, en los primeros días llegó a subir un 53% sus acciones pasando de los 17 dólares con los que arrancaron hasta llegar a los 25,96 dólares por acción. Sin embargo, en los siguientes días se despeñó un 39%. Una caída que fue incrementándose y que tocó fondo el pasado miércoles cuando las acciones se quedaron en los 14,75 dólares.

Pero cuando parecía que la oleada bajista se había apoderado de la compañía, ha vuelto a alzar el vuelo en las últimas horas. De hecho, en la última sesión de la semana ha subido un 7,1% y ya está en los 15,79 dólares por acción, un precio que, aunque sigue siendo inferior al de su salida en bolsa, está recuperando los niveles iniciales.

La compañía que, aunque es de origen chino, está cotizando en el Nasdaq recaudó unos 560 millones de dólares y consiguió una capitalización por encima de los 5.500 millones de dólares. Sin embargo, la capitalización ha ido cayendo y está ya en los 3.672 millones. Luckin Coffee asegura que va a utilizar los fondos para continuar con sus planes de crecimiento.

¿Quién es Luckin Coffee?

Se trata de una compañía que cuenta con apenas dos años de vida y que se ha convertido en uno de los últimos unicornios chinos. Cuenta con más de 2.300 locales en régimen de explotación directa en el gigante asiático y pretende llegar a los 4.500 este año, con lo que superaría a los de Starbucks.

Muchas de sus tiendas no están abiertas al público, solo elaboran los productos para que los repartidores realicen los servicios de entrega a domicilio y la mayoría de las que abren al público no tienen sillas. Es decir, su concepto de negocio es el de café para llevar.

En 2018, Luckin Coffee registraba unos números rojos de unos 209,7 millones de euros y unos ingresos de 108,9 millones de euros. Y este año, en los primeros tres meses del ejercicio, ha multiplicado por cuatro sus pérdidas netas frente al dato del periodo del año anterior, hasta los 71,4 millones de euros. Los ingresos, eso sí, se han multiplicado por 36 y han alcanzado los 61,9 millones de euros.