bolsas y mercados

Axa IM apuesta por los bonos verdes: "2021 será otro año récord"

La gestora estima que este tipo de deuda alcanzará este año el billón de dólares y los consideran una herramienta necesaria para canalizar las necesidades de financiación de la transición.

27 DE enero DE 2021. 13:57H Alejandra Gómez

ddfa91314a2ad60308c584a7761c15dc.jpg

Aunque desde el mundo financiero ya estábamos asistiendo a un crecimiento muy acentuado de los bonos verdes, lo cierto es que el 2020 ha sido un muy buen año para ellos tras el lanzamiento de varios de ellos y su diversificación. 

Este tipo de deuda, emitida con un fin medioambiental “representan una herramienta muy apropiada para canalizar inversiones hacia las necesidades de financiación de la transición”. Así lo considera Johann Plé, Green Bonds Strategy Manager de Axa Investment Managers y, no tiene duda en afirmar: “creemos que 2021 será otro año récord, donde, probablemente, alcanzará el billón de dólares”

Y es que pese a que este 2020 ha sido nefasto en muchos ámbitos, lo cierto es que si hay una tendencia que se ha aclarado en el mundo con la pandemia covid-19, ha sido la medioambiental. 

Unos números alentadores para este 2021

Los datos hablan por sí solos. Un total de 26 países tienen (o están a punto de tener) un compromiso de cero emisiones netas establecido por ley y hay otros muchos que están debatiéndolo. Pese a ello, tan solo 11 países han lanzado bonos verdes soberanos, algo que desde la gestora esperan que aumente. “Hay un fuerte impulso. Después de que Alemania, Hungría, Suecia y Holanda lanzaran los suyos en 2020, Italia, España y el Reino Unido ya se han comprometido para 2021 y, sin duda, es probable que muchos otros lo hagan”, expresa Plé. 

“En cuanto al crédito, hemos visto que una vez que un nuevo emisor de un nuevo sector se une al mercado, allana el camino para que otros lo sigan. Esto es alentador para sectores como el automotriz, las telecomunicaciones o el inmobiliario, con un enorme potencial para nuevas emisiones verdes”, comenta el entendido. 

Además, precisa que los emisores existentes representan actualmente una parte mayor en términos de valor de mercado que en número. “El saldo de emisores del sector automovilístico europeo puede representar sólo el 16% del número total de emisores, pero su valor de mercado se aproxima al 50% del sector”, y añade: “Como resultado, estos emisores tienden a acudir al mercado con mayor frecuencia o con un mayor volumen de emisión, lo que debería proporcionar un apoyo adicional”. 

El nivel diversificado al que hemos asistido en este periodo económico tan convulso también se ha traslado en los proyectos financiado por los propios bonos verdes. “se están alejando progresivamente de la energía renovable hacia otras formas de reducir el consumo de energía, como el transporte limpio y el desarrollo de edificios verdes”, puntualiza Plé. 

Los bonos verdes, con diferente alcance por regiones 

Desde Axa Investment Managers señalan que los bonos verdes no están igual de representados en todas las regiones. Así, y mientras que en Europa encabezamos la lista en cuanto a emisiones y la cuota verde del mercado de crédito en EUR representa el 5%, “es probable que el mercado siga creciendo, dado que el 30% del Fondo de Recuperación de la UE se dedicará a la transición energética”

Un caso muy diferente es el de Estados Unidos, donde a pesar de que la cuota verde del mercado de crédito en USD no alcanza ni el 1%, se hace referencia al enorme potencial de crecimiento que tienen os bonos verdes en el país, y especialmente tras la llegada de Biden a la Casa Blanca, al que ya le hemos visto comprometerse a volver a incluir a EEUU en el Acuerdo de París sobre el clima. 

“Esperamos ver muchas más empresas y gobiernos que emitan sus propios bonos verdes y cómo esto hará crecer el mercado a largo plazo”, explican desde la gestora. 

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"