domingo, 21 julio 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Bancos sí o no, ¿qué hacer con el sector?

Si hay un sector para el que la última crisis ha supuesto un marcado antes y un después ha sido el bancario. Los bancos han estado en el epicentro de esa crisis y, más de una década después, lo siguen estando. Sin embargo, hay algunos gestores que comienzan a ver potencial entre la banca y que acumulan posiciones en valores concretos desde hace un tiempo. ¿Hay que estar o no fuera del sector?¿Cuál puede ser su potencial?

14 de mayo de 2019. 00:10h Rocío Arviza
  • Image

Despidos de trabajadores, cierres de oficinas, transformación digital, concentraciones, rescate de las cajas y de Bankia... Todo esto ha traído la crisis iniciada en 2008 al sector financiero, amén de una debacle en bolsa de la que aún no se ha recuperado aquí en Europa, en contra de lo que vemos en EE.UU. Aunque aún no se han dado pasos en las famosas operaciones transfronterizas que ansía el BCE hay cierto consenso generalizado a la hora de aguardar una segunda fase de movimientos en el sector. Y la banca española vuelve a estar en el punto de mira.

A la espera de lo que ocurra, sin embargo, hay quienes hace tiempo que han vuelto a ver potencial en la banca. Entre ellos, los gestores de Abante Asesores. Y el argumento lo tiene muy claro José Ramón Iturriaga, gestor (entre otros) del Okavango Delta y del Spanish Opportunities Fund. “Los bancos están muy baratos aunque no subieran los tipos nunca, cosa que no comparto: los tipos subirán en algún momento”, destaca. “Hay bancos que cotizan a múltiplos similares a los que registraban en 2009 o en 2012, es decir, en el peor momento de la crisis financiera y en el peor momento de la crisis del euro. Y eso es una circunstancia difícilmente explicable porque ahora no estamos ahí”, subraya.

Es por eso que piensa que es una oportunidad, por ejemplo, comprar Bankia porque “su valoración es absolutamente ridícula”, pese a que desconoce cuándo lo va a reflejar el mercado. Y en la misma línea se mueve Josep Prats, gestor del Abante European Quality. “Los múltiplos de valoración de los bancos USA son el doble que el de los bancos europeos”, recuerda. De hecho, defiende que es el sector financiero el que debe mostrar un comportamiento diferencial con respecto a la bolsa americana este año. “Para mí, el Eurostoxx Bank tiene una valoración fundamental a largo plazo de entre 160 y 180 puntos”, apunta Prats. Este índice cerraba en la última sesión en niveles ligeramente por encima de los 92.

Varios gestores value miran a la banca

Pese a no gustarles el sector en general, en Bestinver reconocen que algunos de ellos suponen hoy en día un ejemplo de creación de valor. La gestora cuenta en su fondo ibérico con posiciones en el Banco Santander y en Unicaja y ha entrado en el primer trimestre en el Banco Sabadell, con un 2 por ciento de peso en la cartera. “Creemos que su valoración es muy atractiva respecto al resto de entidades domésticas, incluso teniendo en cuenta una ampliación de capital”, explicaba Beltrán de la Lastra, presidente y director de inversiones de Bestinver durante la presentación de la última carta trimestral a los inversores.

Eso sí, dejan claro que cuando invierten en bancos no asumen un escenario de normalización de tipos en Europa, no lo tienen en cuenta en sus modelos de valoración. “Si necesitamos ese argumento significaría que no debemos estar en banca porque es algo sobre lo que no tenemos el control”, señala.

Y en otra gestora independiente de estilo valor como es Cobas AM también tiene peso en el sector financiero. En concreto, un 12,5 por ciento de su cartera ibérica está invertida en banca nacional, en valores como Bankia o Unicaja, con un peso de más del 4 por ciento sobre el total del fondo, o en Caixabank. En esta última entidad la entrada se ha producido en el último trimestre. Según explican en la última carta a los accionistas, estos bancos están cotizando en mínimos gracias a las recientes caídas y “el margen de seguridad es mayor”. Además, subrayan que los bancos españoles se han hecho más grandes, “han saneado sus balances y han demostrado que son capaces de ajustar su red de oficinas sin dañar su negocio”. Junto a ello, también destacan que los bancos han conseguido afrontar demandas y sentencias adversas.

Aún hay riesgos

Pese a los pasos adelante que han dado los bancos desde los peores momentos de la crisis Ignacio Cantos, director de análisis de atlCapital, tiene claro que “el sector financiero está mal porque hay ciertas dudas sobre cuáles pueden ser las fuentes de rentabilidad a futuro si no se suben los tipos”. Y éstos parece que no subirán hasta el 2020 en el mejor de los casos. Llama la atención también sobre el hecho de que “todavía no se sabe qué pasará con el famoso IRPH ( índice de referencia de los préstamos hipotecarios) y eso podría ser otro palo a la banca”. En este punto, recordemos que el Tribunal de Justicia de la UE debe pronunciarse sobre la información trasladada al cliente por las entidades nacionales al comercializar estos préstamos, que al final han tenido intereses más altos que los referenciados al Euribor.

En definitiva, Cantos insiste en que “el sector tiene muchas incertidumbres y pocas palancas para subir”. Y desde la misma casa de análisis, Álvaro Blasco, apunta que “ hasta que no veamos una subida de tipos es difícil que mejoren lo que están haciendo. Los resultados les vienen, sobre todo, de reducciones de plantilla y cierres de oficinas (...). Están en una lucha titánica”, asegura.

Tampoco ve claro fijarse en la banca Iván Martín, director de inversiones de Magallenes Value Investors. “Nosotros no estamos en banca. Preferimos Gestamp”, aseguraba Martín en la última reunión con inversores de la gestora. “Estamos dispuestos a dejarles correr porque se enfrentan a grandes retos”. “Tienen una mochila muy cargada de recursos de personal, de oficinas....que estaba pensada para otra época. Y eso no va a volver”. “Gran parte de lo que ganan o pierden lo explica su cartera de bonos”, subrayaba. En definitiva, en esta gestora no ven aún el potencial que necesitan para invertir en un valor.