bolsas y mercados

Estas son las causas de la fuerte caída del precio del café

El precio del café ha caído un 50% desde 2014, está en mínimo de los últimos 15 años y desde que arrancó 2019 ha caído un 4,81%, ¿por qué?

05 DE abril DE 2019. 10:27H Patricia Malagón

caida-precio-cafe_41-145861_20190405102848.jpg

Las materias primas han vivido un buen comienzo de año a nivel general. Sin embargo, el café ha caído casi un 5% desde principios de enero y marca una tendencia similar a la de 2017. Las causas, a priori, parecen ser los amplios niveles de oferta y la depreciación del real brasileño.

Brasil es clave, ya que representa cerca de un tercio de la producción mundial de café y abarca alrededor de un cuarto de los mercados internacionales de exportación. De acuerdo con las proyecciones más recientes del instituto estatal de estimaciones Conab (Companhia Nacional de Abastecimento), se espera que la cosecha de café brasileño para la temporada 2019/20, se ubique en el entorno de los 50,5-54,5 millones de sacos, “lo cual es un volumen inferior al contemplado en mediciones previas”, señala Nitesh Shah, director de análisis de WisdomTree.

El año anterior, 2018, se llegó a unos niveles de cosecha récord al superar los 61.7 millones de sacos. “Sin embargo, gran parte de esta información ya ha sido descontada en los precios del café, debido a que la cosecha de café arábigo atraviesa un año de menor rendimiento en el ciclo bienal. Igualmente, las últimas estimaciones de volumen de cosecha previstas por el Conab, todavía señalan niveles récord a pesar de que el sector atraviesa un año de bajo rendimiento.”, comenta Shah.

Por otro lado, la Organización Internacional del Café (OIC), asegura que las exportaciones mundiales ascendieron a los 10,43 millones de sacos en diciembre, ligeramente por encima de los 10,33 millones en diciembre de 2017. De acuerdo con la OIC, durante los primeros tres meses de la temporada de cosecha del café de 2018/19 (de octubre de 2018 a diciembre de2018), las exportaciones se incrementaron cerca de un 8,1%, a los 30,91 millones de sacos, versus los 28,58 millones de sacos del mismo período en la temporada 2017/18. “Esta cosecha récord ha llevado a Brasil a inundar los mercados internacionales”, asegura el director de análisis de WisdomTree.

La parte positiva es que se espera un fortalecimiento de la demanda que ayudará a reducir el superávit de oferta de la temporada 2018/19 en 1 millón de sacos. A pesar de ello, los precios siguen estando afectados por este desajuste.

Por otro lado, recientes niveles de calor y sequía registrados en Brasil entre diciembre de 2018 y enero de 2019 podrían provocar una disminución de la producción local. Igualmente, a menos que surja cualquier distorsión de la oferta generada por factores meteorológicos, es probable que los mercados de café encuentren un equilibrio en la temporada 2019/20. “Desde una perspectiva técnica, durante los últimos cinco años los precios del café se han negociado un 9% por debajo de su Media Móvil Diaria de 200 períodos (MMD).”, explica Shah.

El precio del café ha caído un 50% desde 2014 y está en mínimo de 10 años. Por ello, las razones pueden ir más allá de la producción actual de Brasil. Las fusiones y adquisiciones de empresas redujeron más el mercado y, además, todas estas compañías “se han marchado a Suiza y están actuando abusando de su posición dominante”, asegura Fernando Morales-de la Cruz, fundador de ‘café for change’. Esto hace que los precios del café los fijen estas empresas desde su posición, “funcionan como un cártel”, añade Morales-de la Cruz.

“Estas empresas —concentradas en Suiza y no en Nueva York, como algunos piensan— adquieren el grano un 70% por debajo de lo que deberia ser el precio de trading mundial del café verde, utilizando un modelo que algunos economistas llaman Swissploitation.”, añade el experto.

¿Puede cambiar pronto?

Ambos expertos coinciden en que es probable que en los próximos meses vaya subiendo el precio del café. “los precios del café marcan fuertes descuentos y cualquier reducción de la oferta relacionada a dichas distorsiones, podría impulsar un rebote en los precios a causa de un cierre de cortos como el constatado a fines de septiembre de 2018.”, comenta Shah.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"