bolsas y mercados

¿Cómo se han comportado los activos refugio?

Mientras que la renta fija ha sufrido una oleada de salidas, el oro y el dólar vuelven a cobrar fuerza.

06 DE abril DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

92f44138764649f3427f7a7666843e3c.jpg

Son varios los activos refugio que ofrece el mercado, desde el oro, hasta ciertos bonos de la renta fija, pasando por las divisas. Pero, sin embargo, no todos se están comportando de la misma manera. De hecho, en la renta fija se ha observado una oleada de ventas que ha afectado tanto a la deuda pública catalogada como segura y a los bonos Investment Grade, que son los de más alta calidad.

Renta fija

“Un rasgo clave de esta presión vendedora han sido las ventas forzosas de los inversores que han tenido que deshacerse de sus activos más líquidos para reunir efectivo”, explica Ariel Bezalel, gestor del fondo de renta fija global Jupiter Dynamic Bond. Sin embargo, aunque esta oleada de ventas ha provocado una salida de los fondos de renta fija superior a los 200.000 millones en dos semanas, el experto considera que es un movimiento normal que ya se dio en la recesión de 2008. “Estamos viendo cómo se repite esta dinámica y ahora los bonos del Tesoro estadounidense están emitiendo señales de estabilización tras la fase de liquidación”, comenta Bezalel.

A pesar del varapalo sufrido en la renta fija, desde la gestora apuesta por una estabilización de los activos “a medida que pasa el tiempo y retomen su tendencia de mejor comportamiento relativo, pero en general los inversores deberían prepararse para sufrir más volatilidad”, señalan. Pese a ello, los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años, acumulan en lo que va de 2020 una rentabilidad del +20,69%.

El dólar gana

Dentro de esos valores refugio, en las divisas tanto el dólar como el franco suizo hacen las veces de activos seguros. La mejor prueba de ello es que, pese al recorte de tipos de la Reserva Federal, el dólar ha batido a todas las grandes monedas. “En su condición de moneda de reserva del mundo, creemos que nos adentramos en un periodo en el que el dólar estadounidense va a reinar, debido en parte a la escasez de dólares en los mercados offshore”, añade el experto de Jupiter AM. Sin embargo, este movimiento puede causar importantes daños en la economía mundial, especialmente en los mercados emergentes, que tienen un gran volumen de deuda denominada en dólares.

El oro, buenas perspectivas

El oro acumula una rentabilidad del 6% desde que arrancó 2020. Sin embargo, en el peor momento bursátil el metal dorado sufrió un duro golpe que le llevó a perder gran parte de lo ganado, aunque ha ido recuperándolo. Este movimiento, según los expertos se produjo debido a que los inversores decidieron deshacerse de sus posiciones en oro para conseguir liquidez y paliar pérdidas causadas por la renta variable. Pese a ello, las perspectivas de los expertos y la demanda de los bancos centrales hacen pensar que el precio de la onza pueda subir hasta los 2.000 dólares en los próximos meses.

¿Cómo utilizarlo en una cartera?

Desde WisdomTree analizan tres tipos de carteras para poder afrontar el actual contexto económico. Para tener un posicionamiento defensivo, aseguran que el 45% debería estar invertido en renta variable de calidad, un 15% en materias primas como el oro y un 15% en renta fija. Desde la gestora aseguran que la rentabilidad para este tipo de cartera debería situarse entre el 5,9 y el 6,6% teniendo en cuenta los datos de 2019. Además, advierten que la volatilidad de este tipo de cartera debería moverse entre el 7,8 y el 6,9%.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"