sábado, 25 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Dia confirma su situación extrema: pierde 144,4 millones hasta marzo

La cadena de distribución de alimentación ha registrado en el primer trimestre unos números rojos de 144,4 millones de euros. El año pasado por las mismas fechas había registrado pérdidas de 16,2 millones de euros. Las cifras se conocen mientras espera el resultado de la OPA lanzada por LetterOne.

14 de mayo de 2019. 09:20h Funds & Markets
  • Image

Se confirma la situación excepcional de Dia al registrar pérdidas de más de 144 millones de euros, aunque la propia compañía ya había adelantado que esperaba que el rango de números rojos en el primer trimestre estuviese entre los 140 y los 150 millones. La cifra exacta se conoce un día después de que haya terminado el plazo de aceptación de la OPA de la sociedad controlada por Mikhail Fridman sobre la cadena de supermercados.

Por su parte, el Ebitda (resultado bruto de explotación) ha caído un 43,1 por ciento hasta 12,4 millones de euros frente a la cifra de 55,5 millones de igual periodo de 2018.

Evolución de las ventas

Entre enero y marzo, las ventas brutas bajo enseña se han colocado en los 2.028 millones de euros, lo que supone un descenso del 14 por ciento. La cifra se reduce al 2,3 por ciento si se excluye el efecto divisa.

Las ventas comparables han registrado un descenso del 4,3 por ciento, frente a la caída del 3,8 por ciento del mismo periodo en el año 2018. Un dato que, según la compañía, muestra una tendencia negativa y un progresivo deterioro.

Dia cuenta con unos fondos propios negativos de 308,5 millones de euros a cierre de marzo y un saldo negativo en la matriz que se acerca a los 175 millones de euros, frente a los 99 dados a conocer a finales de 2018. La deuda de la empresa ha aumentado hasta cerrar el primer trimestre en los 1.702 millones de euros.

20 mayo, día clave

El próximo 20 de mayo se cumple el plazo para encontrar una solución a la situación por la que atraviesa Dia y revertir la causa de disolución en la que se encuentra. Una opción sería la inyección de capital de 500 millones que se ha comprometido a aportar su primer accionista, Letterone. Sin embargo, para ello debe llegar a un acuerdo de refinanciación con los bancos acreedores.