bolsas y mercados

El Banco de Inglaterra mantiene tipos, pero abre la puerta a aumentar estímulos

El Banco de Inglaterra ha decidido mantener los tipos en el 0,1% y mantiene también el actual programa de compra de deuda.

07 DE mayo DE 2020. 13:47H Funds&Markets

55f9a444aa367806a3ed0c06fc9903bf.jpg

El Banco de Inglaterra ha anunciado su decisión de mantener los tipos en su mínimo histórico actual: el 0,1%. Además, el organismo también ha apoyado el programa de compra de deuda que ya estaba vigente. El volumen total de ese plan de compra de bonos asciende a 738.405 millones de euros y parece que no se ampliará por el momento, aunque dos de sus nueve miembros ya han votado a favor de aumentar el paquete para seguir comprando deuda. Esto supone que el organismo británico no ha hecho ningún cambio sustancial, aunque aseguran que están preparados para ampliar las medidas de apoyo a la economía en los próximos meses si fuera necesario.

En cuanto a las previsiones macroeconómicas, el Banco de Inglaterra considera que la economía del país se reducirá este año un 14% y que en 2021 vivirá una recuperación del 15%. Aunque, aseguran que: "La situación sin precedentes significa que las perspectivas para el Reino Unido y las economías mundiales son inusualmente inciertas. Dependerá críticamente de la evolución de la pandemia y de cómo respondan los gobiernos, los hogares y las empresas".

Reacciones

"El caso base del Informe de Política Monetaria es en realidad bastante optimista, ya que prevé una disminución del 14% del PIB este año, seguida de un aumento del 15% el próximo, lo que permitirá que el PIB recupere su nivel anterior a la crisis en el plazo de un año a partir del punto máximo de la crisis. Durante la crisis financiera, el PIB del Reino Unido no recuperó los niveles anteriores a la crisis hasta 2013, aunque la conmoción fue de naturaleza diferente y la recuperación se vio obstaculizada por la austeridad. Con las agresivas medidas fiscales y monetarias sincronizadas que está adoptando el Reino Unido hay ciertamente buenos motivos para esperar que se produzca la rápida recuperación prevista en el escenario ilustrativo", asegura Ranko Berich, jefe del equipo de análisis en MONEX EUROPE.

"Aunque el Banco de Inglaterra no cambió su postura de política monetaria en la reunión de hoy, seguramente es sólo cuestión de tiempo antes de que decidan hacerlo. La división 7-2 sobre si aumentar o no la compra de activos indica un continuo sesgo por parte de ciertos miembros con derecho a voto. El actual plan de compra se acabará dentro de unos meses. Por lo tanto, las expectativas serán altas para un aumento del objetivo de compra en la próxima reunión a mediados de junio", comenta Oliver Blackbourn Multi-Asset Portfolio Manager at Janus Henderson Investors.

Por su parte, el jefe de Investigación Macro de AXA Investment Managers, David Page considera que "la incertidumbre ha llevado al Banco de Inglaterra a elegir esperar" y advierte de que "en el corto plazo, creemos que la decisión de no extender la Expansión Cuantitativa más allá del calendario actual que expira en julio podría desembocar en un endurecimiento indeseado de las condiciones financieras", por eso la gestora de fondos de inversión pronostica "una extensión de 100.000 millones de libras de la QE en la reunión del 18 de junio (...) es algo que esperamos con plena convicción".

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"