bolsas y mercados

Los expertos señalan que el BCE se ha alejado del endurecimiento monetario repentino y no seguirá la ruta de la Fed

El Banco Central Europeo ha celebrado su reunión del mes de abril sin cambios en la política monetaria.

15 DE abril DE 2022. 09:00H Patricia Malagón

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido en su reunión del jueves seguir con su hoja de ruta acomodaticia, pese a la alta inflación que ya sufre el bloque, y mantener los tipos de interés a cero en el mes de abril. También han hablado de que el programa de las compras netas de activos deberán concluir en el tercer trimestre.

El BCE mantiene los tipos de interés 

De esta forma, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito se mantendrán sin cambios en el 0,00%, el 0,25% y el -0,50%, respectivamente. 

La institución que preside Christine Lagarde también ha dejado claro en este sentido que cualquier ajuste de los tipos de interés oficiales del BCE tendrá lugar algún tiempo después de que finalicen las compras netas del Consejo de Gobierno en el marco del APP y que será gradual.

“La trayectoria de los tipos de interés oficiales del BCE seguirá estando determinada por la orientación futura del Consejo de Gobierno y por su compromiso estratégico de estabilizar la inflación en el 2% a medio plazo. En consecuencia, el Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en sus niveles actuales hasta que vea que la inflación alcanza el 2% mucho antes del final de su horizonte de proyección y de forma duradera durante el resto de dicho horizonte, y considera que los progresos realizados en materia de inflación subyacente están lo suficientemente avanzados como para ser coherentes con la estabilización de la inflación en el 2% a medio plazo”, explica su comunicado. 

¿Qué piensan los expertos?

Los expertos aseguran que las palabras de Christine Lagarde han sido "menos hawkish de lo esperado por el mercado". Por ello, Pietro Baffico, economista de abrdn, aseguran que esta postura "nos indica aún más claramente que la ventana para la subida de los tipos de interés está abierta de par en par para el cuarto trimestre. Dado que el BCE sigue con la mente abierta sobre el momento en que se detendrían las compras netas en el tercer trimestre, todavía existe la posibilidad de que terminen antes de septiembre, para hacer que la reunión "viva" una posible subida de tipos".

Algo que también comparte Reto Cueni, economista de Vontobel, al señalar que "los comentarios de la presidenta Lagarde en la conferencia de prensa del BCE subrayaron que el banco mantendrá la secuencia de detener primero las compras netas de activos, iniciar después el ciclo de subidas de tipos de interés y, por último, pensar en un posible reducción del balance".

El fin de la compra de deuda

En su encuentro, los de Lagarde han decidido que las compras netas de activos en el marco de su programa de compras de activos (APP) deberían concluir en el tercer trimestre. 

Y ha añadido en este sentido que tiene la intención de seguir reinvirtiendo, en su totalidad, los pagos del principal de los valores adquiridos en el marco del APP que vayan venciendo, durante un período de tiempo prolongado, más allá de la fecha en la que comience a subir los tipos de interés oficiales del BCE y, en cualquier caso, durante el tiempo que sea necesario para mantener unas condiciones de liquidez favorables y un amplio grado de acomodación monetaria.

En lo que respecta al Programa de compras de emergencia para la pandemia (PEPP), el Consejo de Gobierno de BCE ha previsto en su reunión reinvertir los pagos del principal de los valores adquiridos en el marco del programa que vayan venciendo hasta, al menos, el final del año 2024. 

Esta postura del BCE ha descartado posibles cambios bruscos en la política monetaria y se aleja del camino de endurecimiento más rápido de la Fed. "En general, la declaración del BCE y los comentarios de la presidenta Lagarde dejaron claro que el BCE no se embarcará en un ciclo de endurecimiento rápido y que la discrepancia con la Reserva Federal de EE.UU. aumentará aún más en los próximos meses, lo que también se reflejó en los movimientos de precios en la depreciación del euro frente al dólar durante la conferencia de prensa", comenta Cueni.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"