bolsas y mercados

El BCE, entre la espada y la pared

El fallo del Tribunal Constitucional alemán y el aumento de la compra de deuda sitúan al BCE en una delicada situación.

06 DE mayo DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

fec3a7ea3122526b1b5c4a328a666a63.jpg

El Banco Central Europeo se encuentra en una delicada situación debido a la crisis y también a la legalidad. Por un lado, el actual programa de compras de emergencia pandémica (PEPP) de 750.000 millones de euros parece que no será suficiente y que el BCE tendrá que ampliar la artillería en las próximas reuniones. “Nuestra previsión es que el PEPP tendrá que ser incrementado considerablemente en los próximos meses. Al ritmo actual, el programa habrá quedado exhausto para finales de octubre, mientras que el programa inicial de ayuda de 120.000 millones que se anunció en su momento se habrá agotado para el mes de junio. Será necesario aumentar el PEPP del BCE dado que la respuesta fiscal a nivel europeo parece limitada y el fondo de Recuperación de la UE parece que probablemente enmascarará unas cifras pequeñas dentro de un elevado apalancamiento”, comenta economista de AXA IM Apolline Menut.

Sin embargo, la legalidad del programa de flexibilización cuantitativa del BCE, conocido como QE, está en entredicho. En concreto, el Tribunal Constitucional alemán ha estudiado la participación del Bundesbank germano en ese plan trazado por el anterior presidente del organismo, Mario Draghi. La conclusión es que ha encontrado ciertos problemas de legalidad en esa participación del banco central alemán y da un plazo de tres meses para resolverlas.

“En teoría, el programa OMT, bajo el cual el BCE compra bonos emitidos por estados miembros de la Eurozona, debería sobrevivir. La consecuencia de esto podría ser muy grave para la curva soberana italiana del BTP (Buoni del Tesoro Poliennai), ya que podría causar grandes pérdidas financieras para los bancos italianos y forzar a Italia a una depresión mucho más feroz que desencadenaría el programa de rescate de la OMT del BCE”, cuenta Sebastien Galy, responsable de estrategia macroeconómica en Nordea AM.

Por todo ello, desde la gestora noruega consideran que: “los próximos días podrían ser difíciles si el tribunal constitucional alemán decide prohibir o limitar el programa de Facilitación Cuantitativa del BCE conocido como PSPP”.

Desde Bank of America señalan que: "El Tribunal Constitucional alemán (GCC) ha debilitado la credibilidad del BCE como el único jugador de la partida. El fallo plantea muchas cuestiones legales, que probablemente mantendrá a los legisladores y abogados ocupados durante mucho tiempo. Sin embargo, desde la perspectiva de los mercados, el Programa de Compras del Sector Público (PSPP) y el Programa de Compras de Emergencia en caso de Pandemia (PEPP) pueden continuar por ahora, pero su longevidad y flexibilidad están potencialmente dañadas. Las intervenciones del Tribunal Constitucional no serán menores, sino posiblemente más prominentes, y el riesgo de que el Bundesbank no pueda participar en el futuro no es sólo teórico", advierten.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"