bolsas-y-mercados

El BCE espera: aplaza la rebaja de la facilidad de depósito

El Banco Central Europeo esperará al menos hasta septiembre para materializar la rebaja de la facilidad de depósito para la banca desde el actual -0,40 por ciento. Sí que ha dado pasos en su sesgo en cuanto al precio del dinero, al añadir la posibilidad de una rebaja. Además, confirma que prepara nuevas medidas.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

shutterstock-1241033842_41-196533_20190725135740.jpg

El sector financiero puede respirar por unas semanas. El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido que la tasa de interés de las principales operaciones de refinanciación, así como la de la facilidad marginal de crédito y la de la facilidad de depósito se mantengan sin cambios en 0, el 0.25 y -0.40 por ciento, respectivamente. Esta última es la que se cobra a los bancos por depositar sus ahorros en el BCE.

Además, espera que los tipos de interés se mantengan en sus niveles actuales o más bajos al menos hasta el primer semestre de 2020 y, en todo caso, "durante el tiempo que sea necesario para garantizar la continua convergencia de la inflación a su objetivo en el mediano plazo". En ese sentido, el comunicado del organismo indica que "si las perspectivas de inflación a mediano plazo siguen sin alcanzar su objetivo, el Consejo de Gobierno está decidido a actuar". De hecho, es la primera vez que no aparece de forma explícita en el comunicado del BCE la referencia a "niveles inferiores, aunque próximos, al 2 por ciento a medio plazo" cuando habla de la inflación.

Esto ha abierto la posibilidad de que el BCE cambie su objetivo de inflación de cara a contar con mayor flexibilidad. Mario Draghi, en la rueda de prensa posterior a la reunión del organismo, ha descartado ese cambio, de momento, pero sí ha admitido que el asunto ha sido objeto de discusión."Hay un sentimiento de reflexión en el Consejo de Gobierno en torno al objetivo, sobre si tenemos que mantenerlo o movernos a otro. Es un cambio importante, así que vamos a mirarlo seriamente", asegura.

El BCE asegura que examina las distintas opciones de orientación a futuro sobre tipos, medidas de mitigación, el diseño de un sistema escalonado para la remuneración de la reserva y opciones también para el tamaño y la composición de potenciales nuevas compras de activos.

Alternativas que analiza en un contexto en el que Draghi ha reconocido que ahora ve menos probable un repunte de la economía en el segundo semestre del ejercicio.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"