martes, 17 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

El euro ya está en mínimos de dos años frente al dólar

La moneda común ha roto la barrera psicológica del 1,10 dólares por euro debido a la tensión por la guerra comercial y a los malos datos macroeconómicos.

02 de septiembre de 2019. 14:00h Patricia Malagón
  • El euro ya está en mínimos de dos años frente al dólar

La moneda común ha hecho saltar las alertas en las últimas horas después de caer un 0,90% en el mes de agosto. Un desplome que ha arrastrado al euro a mínimos de los dos últimos años. De hecho, la divisa se ha situado por debajo de la barrera psicológica del 1,10 al colocarse por con 1,098 por dólar.

Las causas de esta caída se encuentran en las tensiones e incertidumbres que vive el mercado. La primera de ellas es la guerra comercial. “Al menos 6 de las 10 principales importaciones de coches en China son de origen alemán, las que podrían caer bajo el fuego cruzado de la guerra comercial cuando China implemente los nuevos aranceles a los coches procedentes de EE.UU. a mediados de diciembre.”, destaca Monex Europe en su informe.

Por otro lado, la preocupación sobre la cercana recesión a la que se aproxima Europa va en aumento. Además, y por si fuera poco, la amenaza de un Brexit duro no se descarta en absoluto después de que Boris Johnson decidiese suspender el Parlamento hasta el próximo 14 de octubre. “Estas son razones suficientes para alimentar el pesimismo en el área, a pesar del ligero alivio que trajo el triunfo electoral de los partidos de coalición de la administración de Ángela Merkel el fin de semana. El aún resistente sector residencial alemán comienza a mostrar también señales de fragilidad, con las ventas minoristas de julio desplomándose un 2,2%, después de un avance de 3% el mes anterior.”, añade Monex Europe.

Impulso por parte del BCE

Estos datos del euro frente al dólar podrían durar poco tiempo, ya que en los próximos días entrarán en escena la Reserva Federal y el Banco Central Europeo. La Fed puede cambiar el rumbo del mercado en el corto plazo con una nueva bajada de tipos que invite a la inversión en renta variable y que, al mismo tiempo, devalúe el dólar.

A esa bajada de tipos por parte de la institución presidida por Jerome Powell, llegaría un nuevo impulso del BCE. El próximo 12 de septiembre se anunciarán nuevas medidas para inyectar optimismo en la economía europea. Todo apunta a que el banco comenzará un nuevo programa de compra de bonos soberanos y un paquete de medidas que servirían para paliar los malos datos macroeconómicos que está cosechando la Eurozona.