opinion

¿El futuro de los negocios depende de la nube?

Opinión de Chris Gannatti, jefe de análisis en Europa de WisdomTree

11 DE septiembre DE 2020. 18:11H Chris Gannatti

46daa6b41d78b57889bb858dfd25e718.jpg

Si la gente recuerda cuando "software" significaba ir a una tienda y comprar una caja con un disco en su interior, puede que recuerden haberse preguntado si el disco funcionaría como se esperaba y cuánto tiempo pasaría hasta que el disco quedara obsoleto. La computación en nube resuelve estos problemas, ya que se actualiza a la última versión y se pueden descargar soluciones a los problemas. Aunque estos beneficios existían antes de Covid-19, con tanta gente obligada a trabajar desde casa desde el estallido de la pandemia, la realización de estos beneficios se ha magnificado enormemente. 

Si echamos un vistazo a los servicios proporcionados por las empresas de dedicadas al almacenamiento en la nube, vemos que muchas de ellas están experimentando un aumento de la demanda debido específicamente a la pandemia de Covid-19. Por ejemplo, la pandemia ha hecho que la transmisión de datos en la red y la ciberseguridad se conviertan en una prioridad, ya que muchos empleados necesitaban poder trabajar desde cualquier lugar con bastante rapidez. Empresas como Fastly y Zscaler, que abordan estos desafíos, han tenido un buen desempeño en este entorno, con un crecimiento anual de los ingresos del 38,1% y el 39,7%. En una nota similar, la videoconferencia se ha convertido en una herramienta esencial para las personas que trabajan desde casa, la demanda de un servicio fiable para aquellos que necesitan conectarse virtualmente ha hecho que los ingresos de Zoom crezcan un 169% año tras año.

Esta es sólo una instantánea de cómo algunas de las empresas líderes del mercado en la nube han evolucionado durante la pandemia. Es sensato cuestionar cómo será el futuro de los negocios en un mundo post-Coronavirus, y si trabajar desde casa se convierte en la nueva norma. Si ese es el caso, entonces las empresas tendrán que acelerar cualquier plan de transición a la nube. Esta transición será una bendición para la industria de la nube. Es casi imposible imaginar que las empresas se alejen de la nube, dado lo decisivo que ha sido para la continuidad del negocio en los últimos meses. Cuando se enmarca la nube de esta manera, es bastante fácil creer que el futuro de los negocios podría depender de la nube.

Gartner, la firma de investigación, ha indicado una previsión de ingresos por servicios de nube pública en todo el mundo de 266.000 millones de dólares para 2020. Para 2022, pronostican que podría ser de aproximadamente 354.000 millones de dólares, o casi 100.000 millones de dólares más en sólo dos años. Si las estimaciones de Gartner resultan correctas, eso es aproximadamente una tasa de crecimiento anual compuesta del 15-16% para pasar de 266.000 millones de dólares en 2020 a 354.000 millones en 2022.

Con el potencial que están mostrando las empresas de la nube, es obvio ver que los sectores atraen a los inversores. La computación en nube puede ser una vía para una exposición más específica a las empresas de tecnología con un conjunto diferente de perspectivas de crecimiento en la próxima década. Desde nuestro punto de vista, las ventajas de software y del modelo de negocio de las empresas de cloud computing han conducido históricamente a mejores márgenes, crecimiento, flujo de caja libre y características de eficiencia en comparación con las empresas de software no relacionadas con la nube. 

Actualmente existen miles de empresas privadas de cloud computing y 86 de ellas se consideran "unicornios", empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólares. Ver este activo ecosistema es una forma de pensar en el potencial futuro de la nube, ya que muchas de las ideas disruptivas y emocionantes provienen de estas nuevas empresas. Para 2030, es posible que la nube alimente a más del 80% del software empresarial.

Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"