bolsas y mercados

El Ibex 35 pierde los 9.600 presionado por China y Trump

El índice de referencia de la bolsa española cierra la sesión con una caída del 0,78%.

28 DE junio DE 2018. 08:45H Héctor Chamizo

image_content_51433_20180628090544.jpg

Nueva jornada en la que se esperaba que el Ibex 35 se sujetara por encima de los 9.600 puntos, pero que finalmente ha sido imposible. Los inversores continúan mirando a los acontecimientos que dinamizan la foto en Estados Unidos, puesto que Trump marca el sentido de los mercados un día más.

Ayer anunció que utilizará un proceso mejorado de revisión en relación con la seguridad nacional para frustrar las compras de tecnologías sensibles estadounidenses por parte de China, lo que se tradujo como un cambio a mejor en su planteamiento que, hasta el momento, buscaba contundentemente imponer restricciones de inversión concretas a las empresas chinas.

Pero poco después su asesor económico Larry Ludlow dijo que este plan no indicaba un enfoque más blando hacia China. Y dos empresas del sector automovilístico de EEUU avisaron ayer por la tarde de que si la administración de Trump impone aranceles de hasta el 25% a los vehículos importados, esto podría costar cientos de miles de puestos de trabajo, subiría intensamente los precios del os automóviles y amenazaría el gasto industrial en los vehículos de conducción automática.

Según Mutsumi Kagawa, estratega global en Rakuten Securities, “inicialmente los inversores vieron los movimientos de Trump como tácticas de negociación para conseguir mejores acuerdos. Pero ahora están empezando a preocuparse por el daño a la economía. La gente ha pensado desde hace tiempo que la economía estadounidense alcanzará una recesión en algún momento. Pero hay temores crecientes de que las políticas de Trump en relación con el comercio podrían acelerarlo. El miedo ahora es que ese “América Primero” pueda convertirse en “América la peor”.

Así, las subidas de ayer europeas se sustentaban en que presuntamente Trump había sido menos duro de lo previsto con las medidas contra la inversión china en alta tecnología. Pero Wall Street finalmente no se creyó nada y terminó bajando bastante después de unas declaraciones del consejero económico de la Casa Blanca que demostraban que las cosas seguían exactamente igual de mal con China y que lo de Trump no había sido más que un cambio semántico pero no de fondo. Hoy, se espera una sesión similar.

Por otro lado, desde el Banco de Inglaterra también tuvimos declaraciones importantes. El Gobernador, Mark Carney, dijo que todo el mundo debería prepararse para la posibilidad de que los tipos de interés a nivel mundial retrocedan, lo que hizo subir a todos los bonos.

Con respecto a las negocios con Europea, señaló que todavía creen que un reconocimiento mutuo de acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido es plausible. También advirtió sobre los riesgos significativos por la interrupción del acceso directo para los servicios financieros después del Brexit y pidió a la Unión Europea que haga un mayor esfuerzo para garantizar una transición sin problemas, ya que Europa está “arrastrando los pies” a la hora de minimizar los riesgos del denominado Brexit.

En cuanto a las divisas, el EURUSD está cotizando ahora en 1,1561 habiendo oscilado entre 1,1549 y 1,1573. El euro ha tenido algo de daño por la incertidumbre política en Alemania, a pesar de que el partido con el que Merkel forma gobierno en coalición ha dicho que no es su intención romper este acuerdo de gobierno.

Pasando a las materias primas, el oro esta bajando hasta un interesante nivel de referencia, los 1.250 dólares la onza, nivel no visto desde mediados de diciembre pasado. Debería encontrar un soporte en la zona actual pero si lo perfora, podríamos verlo caer a 1.240 y después 1.230.

El petróleo está más calmado que lo habitual estos días, con el Brent bajando un 0,08% a 77,30 dólares por barril y el WTI un 0,20% a 71,97. El dato de anoche de los inventarios de crudo de EEUU indica una reducción de casi 10 millones de barriles y esto, junto con las sanciones a Irán y los problemas en Libia hicieron que el crudo americano ayer subiera un 3,16% hasta 73,06 dólares el barril, pero el mercado lo devolvió luego a su lugar más abajo.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"