jueves, 18 octubre 2018
ZONA PREMIUM
Mercados

El Ibex, a un paso de perder los 9.600 puntos por la crisis turca

El índice selectivo de la bolsa española cierra con una caída del 1,56% por la imposición de aranceles al aluminio y el acero turcos.

10 de agosto de 2018. 08:50h Francisco Criado
  • El Ibex, a un paso de perder los 9.600 puntos por la crisis turca

La Bolsa española ha sido una de las que más han sufrido las consecuencias de la crisis diplomática y económica entre EEUU y Turquía, con una caída del Ibex hasta los 9.602 puntos, lo que significa una pérdida semanal del 1,4%. Los bancos han sido los más perjudicados por esta escalada entre los dos socios de la OTAN, y especialmente el BBVA, que ha sufrido un desplome del 5% en bolsa, al tener un 15% de sus activos en el país otomano a través de su inversión en Garanti.

La lira turca ha ampliado su batacazo frente al dólar hasta el 15%, tras un tuit de Donald Trump en el que anunciaba las medidas arancelarias. Un mensaje que venía precedido de las palabras del recién elegido presidente de Turquía, donde pedía a sus ciudadanos que cambiaran sus dólares y el oro por liras para apuntalar a la divisa turca.

De esta forma la lira turca se encuentra en mínimos históricos, en medio de una situación económica del país limítrofe con Asia muy delicada y con una crisis diplomática con EEUU de por medio. La divisa turca ha vuelto a desplomarse esta mañana otro 6% y el efecto contagio sobre las bolsas europeas no se ha hecho esperar.

Con una inflación del 16% y un banco central que se resiste a subir los tipos de interés para frenar la sangría más por motivos políticos que económicos, la lira turca se encuentra inmersa en una montaña rusa que está provocando una fuga de capitales.

El Banco Central Europeo ha mostrado su preocupación por la exposición de determinadas entidades financieras relevantes como BBVA, Unicredit o BNP al país del Bósforo, lo que ha repercutido en la cotización del euro, que cae a los 1,14 dólares.

El rublo es otra de las divisas emergentes que se encuentran bajo el punto de mira de los inversores, debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos como represalia por su supuesta participación en el envenenamiento de un exespía ruso en Reino Unido. Se encuentra en 66,73 dólares, su nivel más bajo desde hace dos años.

Y no hay que perder de vista que las bolsas asiáticas han reaccionado a la baja por la respuesta de China a los aranceles de Estados Unidos. Algunos analistas consideran que esta batalla comercial entre ambas potencias puede prolongarse hasta la celebración de las elecciones legislativas de noviembre en EEUU, pero las implicaciones que puede tener sobre los mercados pueden ser impredecibles, sobre todo en un contexto de fuga de capitales de los mercados emergentes.