bolsas-y-mercados

El Ibex vuelve a ceder, pero aguanta los 8.800

El selectivo español cierra con ligeras caídas del 0,17% hasta los 8.807 puntos.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Héctor Chamizo

mercados-bolsa-75338-20181003090902_86918_20181030091717.jpg

Al cierre, los principales índices europeos han acabado sucumbiendo a los descensos: El Ibex 35, que pierde un 0,17%, el DAX con una caída del 0,45% o el CAC, que retrocede un 0,22%. Han vuelto pesar la tensión por los presupuestos en Italia y una serie de datos macroeconómicas que indican que la ralentización en la zona euro podría ser más intensa de lo esperado. El PIB del tercer trimestre creció en la región un 1,7%, dos décimas menos de lo esperado. Por si fuera poco, los índices de confianza de Eurostat sobre clima empresarial, confianza industrial o servicios, han quedado todos ellos por debajo de lo previsto.

Supermercado DIA se ha desplomado un 13,64% adicional. Se esperaba que su primera presentación de resultados tras el profit warning ayudara a calmar los ánimos, pero la visión del mercado no ha hecho más que empeorar. La mala evolución de su negocio se ha traducido en una caída del 33% en el Ebitda, lo cual está deteriorando los ratios de apalancamiento. Son muchas las dudas en torno a DIA: posibles cambios en la cúpula, plan estratégico que no termina de concretarse, una hipotética ampliación de capital, entorno muy competitivo en España...

Las cuentas de BBVA han superado las expectativas de beneficio, que crece un 22% en los nueve primeros meses del año sin considerar extraordinarios. Sin embargo, sus acciones han bajado un 3,14% en la sesión por la preocupación de su negocio en Turquía (donde crece el crédito dudoso), por el estancamiento en el cobro de comisiones y por el descenso de su ratio de capital CET1 fully loaded (hasta 11,34%).

Fuera del Ibex, la entidad bancaria que sí ha convencido con sus cuentas trimestrales ha sido Liberbank, que se ha anotado una subida del 7,48%. Ha pasado a obtener un resultado positivo de 108 Mn€ en los nueve primeros trimestres del ejercicio en comparación con las pérdidas de 170 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Entre medias, ha visto crecer un 10% su margen de intereses, un 3,8% las comisiones y ha logrado reducir el peso de sus activos tóxicos en balance.

Repsol iniciaba la sesión celebrando la decisión de Fitch de mejorar desde 'estable' a 'postiva' la perspectiva sobre su rating, lo que podría derivar en una mejora de su calificación en los próximos trimestres. Sin embargo, la caída superior al 1% en el precio del petróleo ha mitigado esta buena noticia y ha provocado un descenso del 0,26% de sus títulos al cierre del mercado.

El sector de fabricación de aerogeneradores ha caído de golpe (Nordex -4%, Vestas -3% o Siemens Gamesa -3,8%) al mostrar General Electric un deterioro en su negocio eólico. Su dividendo en este negocio se redujo un 72% y sus ventas un 3% debido a la fuerte competencia en un sector que ya no es tan rentable como solía.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"