bolsas y mercados

El Ibex cierra en mínimos de 24 meses

El selectivo español cierra la semana con una caída del 0,46% y se queda en 8.556

21 DE diciembre DE 2018. 09:00H Patricia Malagón

bolsa_41-111018_20181221090718.jpg

El Ibex 35 cierra la semana con una caída superior al 3,7% y cierra el viernes con 8.556 puntos, marcando un nuevo mínimo anual. En caso de caer por debajo de los 8.500 el selectivo podría volver a sus peores registros desde la victoria del Brexit en junio de 2016.

El mensaje de Jerome Powell no fue bien interpretado por los mercados, a pesar de que, según nuestro entender, fue razonable con el entorno actual y moderó las expectativas de subidas de tipos ajustándose al nuevo cuadro macro. Ayer el secretario de tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, realizó unas declaraciones destacando que “los mercados están sobre reaccionando a los comentarios de ayer por parte de la Reserva Federal” y añadió que “si los niveles de inflación más bajos persisten la FED podría cambiar de rumbo”. Las bolsas asiáticas esta mañana caen con claridad, salvo el Hang Seng. Los futuros europeos vienen con ligeras caídas.

El vice primer ministro de Italia, Luigi Di Maio, ha descartado una subida del IVA pese a que en el acuerdo presupuestario con la UE se haya incluido una futura subida de los impuestos indirectos. Además, afirmó que Europa debe cambiar sus normas presupuestarias.

Según un documento al que ha tenido acceso la agencia Reuters, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) planea divulgar una tabla detallando las cuotas de recortes voluntarios de bombeo de sus miembros y productores aliados como Rusia, en un esfuerzo por apuntalar los precios. Mohammad Barkindo afirmó que para alcanzar el recorte propuesto de -1,2 M b/d, la reducción efectiva para los países miembros tiene que ser del -3,02%.

El consejo ejecutivo del Riksbank (Banco Central de Suecia) decidió ayer elevar en 25 pb el tipo de interés de referencia usado en sus operaciones de refinanciación, que pasará así a situarse en el -0,25%, lo que representa la primera subida del precio del dinero en el país escandinavo desde julio de 2011.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"