viernes, 14 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Mercados

El Ibex suaviza el batacazo, pero se queda lejos de los 8.900

El selectivo español termina con una subida del 0,58% que le coloca con 8.815 puntos.

07 de diciembre de 2018. 17:37h Patricia Malagón
  • El Ibex suaviza el batacazo, pero se queda lejos de los 8.900

Después de caer ayer un 2,75% el Ibex 35 se ha repuesto con una subida del 0,58%, que le ha permitido cerrar la semana con 8.815 puntos. La causante del gran batacazo fue la guerra comercial, que parece que vuelve a tensarse cuando la mayor parte de los analistas preveían un acercamiento entre ambos países después de la cumbre del G-20.

El motivo que produjo el derrumbe bursátil fue la detención en Canadá de la heredera de Huawei, a la que se le acusa de no respetar las sanciones económicas a Irán. Estados Unidos fue quien pidió la detención y China se ha mostrado muy molesta con este suceso. Por eso, este altercado puede que tire por tierra todo lo avanzado para llegar a una tregua. De hecho, a lo largo del viernes varios países y la propia Unión Europea han asegurado que la marca Huawei es “un peligro”.

Los últimos días del año se presentan complicados para los mercados en Europa. Si bien Italia parece que se muestra más dispuesta a corregir su presupuesto y plegarse a las exigencias de Bruselas, el Brexit es ahora la gran amenaza. Por primera vez, Theresa May ha reconocido que existe la posibilidad de que el Brexit no se produzca. Durante la tarde del jueves la Primer Ministro, aseguró que hay tres posibilidades “salir de Europa con acuerdo, salir de Europa sin acuerdo o no salir de Europa”. Estas últimas palabras han generado cierta incertidumbre ya que muchos se preguntan si es posible que esto ocurra e incluso se plantean la celebración de un nuevo referéndum.

En la parte positiva está la Reserva Federal que, según ‘The Wall Street Journal’ tiene pensado anunciar en los próximos días que en 2019 echará el freno a las subidas de tipos. Una noticia que sería bien vista por los mercados y que podrían animarlos en las últimas semanas del año.

El petróleo, por su parte, está registrando una subida superior al 4% después de que la OPEP haya anunciado que recortarán la producción mundial diaria en 1,2 millones de barriles de Brent. El acuerdo y la noticia han impulsado al crudo, que después de empezar la sesión cotizando en los 59,7 dólares ya se encuentra en los 63,2 dólares.

“Es probable que muchos tomen el resultado de la reciente reunión de la OPEP como una señal alcista para el petróleo en general. Esto alberga oportunidades, pero también riesgos. Esto se debe a que podríamos ver una divergencia de precios entre el precio de Brent y WTI y con ello una ampliación del diferencial entre ambos en el transcurso del primer trimestre de 2019. Los niveles de inventario en el área de Cushing en los EE.UU. podrían aumentar debido a las restricciones de los oleoductos que impiden que el suministro de petróleo se produzca desde el mercado principal. Si esto sucediera, el precio del WTI estaría por debajo de Brent. Sin embargo, eventualmente esto podría revertirse si los nuevos oleoductos resuelven la congestión en las áreas de las cuencas de Cushing y Permian hacia el cuarto trimestre de 2019.”, afirma Jon Andersson, Head of Commodities de Vontobel AM.

Por otro lado, cabe destacar el brutal descalabro del Bitcoin. La criptodivisa más conocida está en mínimos de 2017 y puede perder la mitad de su valor. Ahora mismo está cotizando en los 3.400 euros, pero los analistas afirman que es posible que se vaya hasta los 1.500 dólares. Una caída muy fuerte teniendo en cuenta en que hace un año y una semana estaba tocando los 19.000 dólares por moneda.