bolsas y mercados

El oro mantendrá el atractivo en 2021

El metal dorado sube más de un 20% este año y los expertos consideran que seguirá una tendencia alcista en los próximos meses, aunque más moderada. Aun así, apuntan a que de mantenerse el actual consenso de mercado el precio de la onza podría subir hasta los 2.100 dólares.

26 DE noviembre DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

f548374881d71e52344f834ab649ec76.jpg

Con una subida superior al 20% anual, el oro sigue mostrando un gran comportamiento y ya acumula una ganancia cercana al 40% en los últimos tres años. Pero no solo eso, el metal dorado ha superado máximos históricos en la cotización de cada onza debido a la actual situación del mercado. Si en 2011 tocó el máximo en los 1.828 dólares, el pasado mes de agosto llegó a superar los 2.068 dólares y, lo más interesante es que los expertos siguen encontrando atractivo en este metal por la incertidumbre generalizada y por las políticas que están siguiendo los bancos centrales, que han hundido las rentabilidades en la renta fija.

“La combinación sin precedentes de las políticas monetarias y fiscales, el cambio en el objetivo de inflación de la Reserva Federal, así como la disponibilidad de una vacuna, podría llevar a expectativas de una eventual mejora económica y a una inflación en aumento. Si estas expectativas inflacionarias se dan o no en última instancia es otro debate, pero estos elementos podrían soportar los precios del oro en los próximos meses”, advierte Gilles Prince, CIO de Edmond de Rothschild.

Atractivo para el inversor

Con este escenario, los expertos califican de buena opción la inclusión de oro en las carteras porque “sirve para descorrelacionar nuestras inversiones de los movimientos del mercado, lo cual permite que la volatilidad en conjunto disminuya. Sin embargo, somos conscientes de que es un activo que a largo plazo no bate a la bolsa, por lo que consideramos que tiene más sentido en perfiles cautelosos, moderados o incluso equilibrados, donde el peso en la renta fija es más elevado”, asegura Fernando Sanz, analista de inversiones de Tressis.

Aunque son muchos los factores que influyen en el precio del oro y, es algo que deben tener en cuenta los inversores, la mayoría de los movimientos no se dan por las caídas de las bolsas, como se cree de manera generalizada. Una de las visiones más extendidas es que cuando la renta variable cae, el oro sube. Pero no es así. “Desde una perspectiva de mercado, a medida que los rendimientos reales de los bonos del gobierno de los Estados Unidos aumentan, uno esperaría que los inversores prefieran marginalmente esos activos, saliendo del oro e ingresando a los Títulos del Tesoro de los EE.UU. y a los Títulos del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS). Los precios del oro deberían bajar en el proceso. Por el contrario, cuando los rendimientos reales del Tesoro caen, los precios del oro tenderían a subir”, explica Nicholas Johnson, gestor de carteras en PIMCO.

Esto quiere decir que, mientras que los tipos de interés se mantengan bajos y el rendimiento de la renta fija sea pobre, el oro tenderá a mantenerse en los niveles actuales. “El riesgo clave es que los tipos de interés reales suban, haciendo que el oro sea relativamente menos atractivo. Sin embargo, en las valoraciones actuales, hay cierto margen de maniobra contra este punto de vista, ya que el precio del oro ajustado en función del rendimiento real se encuentra en el extremo inferior de su rango durante los últimos 15 años”, añade Johnson.

Diversificación

El principal motivo que señalan los expertos para apostar por este activo es la diversificación y la descorrelación que aporta el metal precioso. 2El oro, como tal, además de que nos permite obtener retornos más diversificados y descorrelacionados con el mercado, sirve como cobertura ante posibles repuntes de la inflación, de ahí que sea un activo muy útil a la hora de buscar la preservación del capital y del poder adquisitivo a lo largo del tiempo. Asimismo, mientras continúe la incertidumbre y los inversores mantengan una preferencia por activos líquidos, el oro puede seguir teniendo sentido”, comenta el analista de inversiones de Tressis.

Inflación

Otro factor que puede impulsar o mantener el precio del oro en el entorno actual es de la inflación y el de la incertidumbre creada por la pandemia. Según el Fondo Monetario Internacional, “el precio del oro se ve respaldado por un temor, posiblemente irracional, al colapso total”, algo que se ve todavía más respaldado por un posible aumento de la inflación.

En el escenario de consenso se espera que la inflación aumente sustancialmente por encima del 2%, alcanzado el 2,4% a mediados de 2021. En parte esto refleja el encarecimiento de los costes energéticos tras la fuerte caída que tuvieron más temprano este año. Inclusive se prevé que la inflación núcleo (PCE) se incremente del 1,3% actual, al 1,7% en el segundo trimestre de 2021, lo que indica una subida de precios más generalizada. Si esto termina cumpliéndose, el metal será una buena opción para quienes quieran cubrirse de la inflación.

Perspectivas

En el último informe de la gestora especializada WisdomTre, consideran que: “en el escenario de consenso actual, mantenemos el nivel de posicionamiento de los futuros sobre oro, prácticamente donde se sitúa actualmente. El oro asimismo podría subir a los 2.075 por onza además de superar sus recientes máximos”.

La perspectiva de consenso parece estar descontando un escenario de mayor estabilidad económica y una continuación de la recuperación que hemos estado viendo en los últimos meses. Sin embargo, dado el incremento de los casos de COVID-19 y la imposibilidad de desmantelar completamente las reglas de distanciamiento físico hasta que se haya logrado una vacuna, la Fed podría tener que flexibilizar aún más su política monetaria, además del estímulo fiscal esperado. En el caso de que esto terminara sucediendo, “el oro podría apreciarse a los 2.410 dólares por onza, lo que equivaldría a una subida del 30% desde los niveles de septiembre de 2020”.

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"