bolsas y mercados

El oro se corona como consecuencia de la alta inflación estadounidense

A pesar de no haber sido el mejor año para el metal, el elevado IPC de la potencia así como los rendimientos del Tesoro estadounidense parecen haber encauzado el camino del histórico activo refugio

15 DE noviembre DE 2021. 08:15H Alejandra Gómez

7fb3ae3b37e3426929ccf41883123bd1.jpg

La inflación es el tema que más preocupa a día de hoy a inversores y mercados. A un lado y a otro del Atlántico, las economías desarrolladas están siendo testigos de unos altos niveles de IPC, que no veíamos en décadas, y que además de estar acompañando a la era post-pandemia, preocupan que frene su recuperación. 

Y si en España el último dato del mes de octubre mostraba que los precios al consumo subieron un 5,4% el ritmo más rápido desde 1992, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del viernes, frente al 4,0% de septiembre y la estimación preliminar del 5,5%, en Estados Unidos la situación llama todavía más a atención. 

Fuente: INE


En la potencia, el IPC superó el pasado miércoles todas las expectativas cuando subió un 6,2% en octubre, lo que supone el mayor nivel de inflación desde 1990.

Y la explicación alrededor del globo siempre mira a los altos precios de las materias primas, que junto a la salida de la pandemia, se están llevando al alza a estos índices. 

Cabe destacar por tanto que en situación de gran inflación, el resguardo en las materias primas y en metales preciosos como el oro, ha sido muchas veces la opción ganadora histórica de los inversores. 


El oro ha decepcionado en 2021, pero la inflación le ha levantado

Sin embargo, y a pesar de ser el activo refugio seguro por excelencia, el oro ha decepcionado en lo que va de año. Así lo indica Nitesh Shah, director de análisis sobre macroeconomía y materias primas en WisdomTree, que matiza “Dado que hemos estado en un periodo de inflación elevada durante el año pasado, este debería haber sido el momento para que el metal brillara. Por desgracia, no ha estado a la altura de su reputación”. 

Eso sí, el entendido insiste que ha sido a raíz del ato dato del IPC estadounidense el oro empezó a subir con fuerza, superando los 1860 $/oz intradía el 10 de noviembre, por primera vez en 5 meses.

Fuente: Investing - cotización del oro en los últimos 3 meses 

“Los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años también subieron del 1,46% al 1,56% el miércoles 10 de noviembre, y la cesta del dólar (DXY) subió de 93,96 a 94,84 el mismo día, lo que coronó la subida del oro”, aclara. 

Para Shah "todavía está por ver si el oro se ha sacudido su mal humor y ha vuelto a su comportamiento normal”, pero indica que sus previsiones resaltan que, con esta fuerza de la inflación, el oro debería cotizar cerca de los 2.300 dólares la onza.

“Teniendo en cuenta la posible fortaleza del dólar estadounidense y el aumento de los rendimientos del Tesoro que probablemente se deriven de la senda de endurecimiento de la Reserva Federal (tanto en lo que respecta a la reducción de las compras de bonos como a las futuras señales de subidas de tipos), es posible que el oro no llegue a los 2.300 $/oz, pero aún podría subir hasta los 1.900 $z a finales de este año natural”, indica el entendido. 

Y adjunta: “Hemos afirmado que el cuarto trimestre de 2021 es un momento crítico para que el oro se ponga a prueba. Sin duda, esperamos que la lectura de la inflación del 6,2% actúe como desfibrilador para devolver la vida al metal”. 


“El error más común es perseguir la rentabilidad”


El aumento comedido del crudo complica la crisis energética: claves y consecuencias de la decisión de la OPEP+


“Las fluctuaciones del metal son a corto plazo muy bajas, pero su precio a medio y largo siempre ha ido al alza”


En este contexto de alta inflación, ¿cuáles son las perspectivas del oro y la plata?




Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"