martes, 13 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
Mercados

El petróleo se desinfla y cae un 17% en el año

El barril de Brent ha pasado en un mes de cotizar en los 86 dólares a caer por debajo de los 71 dólares.

08 de noviembre de 2018. 11:25h Patricia Malagón
  • Image

A finales de septiembre solo se hablaba del rally del petróleo y de la posibilidad de que el crudo llegase a los 100 dólares por barril. De hecho, el barril de Brent marcó máximo de cuatro años al llegar a los 86 dólares. En un principio el anuncio de las nuevas sanciones a Irán por parte de Estados Unidos no hacía más que empeorar la situación. Pero la presión de Donald Trump a la OPEP la buena producción de los EEUU y la flexibilidad de las sanciones han hecho que todo cambie.

Cuando el petróleo comenzó su escalada, Trump pidió a la OPEP producir más para que los precios bajasen. El organismo se mantuvo en silencio, pero la producción siguió creciendo. EEUU dispara su producción en Texas y en otros estados, que al año que viene marcarán récords. Mientras que Irán almacenaba petróleo en barcos cerca de sus costas para poder venderlo después de las sanciones.

A todo esto, se unió la flexibilidad de los Estados Unidos, que permitirán a ocho países seguir importando crudo iraní. Entre las excepciones está China, que es el mayor importador de petróleo iraní del mundo y la India que es un importante consumidor de petróleo.

Por todo ello, Arabia Saudí y otros productores se han mostrado preocupados por el hecho de que una nueva oleada de petróleo sale estadounidense amenaza con crear un nuevo superávit en 2019, lo que haría que los precios bajasen aun más. Desde el pasado mes de enero, el barril de Brent ha bajado su precio un 17%, con una caída más que destacada en el mes de octubre, que ha pasado de cotizar en los 86 dólares a hacerlo en los 71.

"El mensaje de la OPEP parece ser: abróchense los cinturones de seguridad", dijo Bob McNally, presidente de Rapidan Energy Advisors LLC, una consultora de Washington. El grupo parece estar listo para “apretar el acelerador al máximo para aumentar la producción, y luego inmediatamente presionar los frenos bastante fuerte y hablar de recortar el suministro"