bolsas y mercados

El riesgo de recesión en EEUU no es alto

Por el momento, las señales de la economía americana no son preocupantes y el riesgo a caer en una recesión no es alto.

20 DE marzo DE 2020. 18:22H Patricia Malagón

adf0e34e0ecf4c7e846a3b8eb735a77a.jpg

Uno de los temores económicos que está causando el coronavirus tiene que ver con la posibilidad de entrar en recesión económica. Si bien es cierto que, en Europa, especialmente en la Zona Euro, la contracción del PIB se da ya casi por descontada, en Estados Unidos los indicadores no son muy alarmantes. Desde la gestora estadounidenses Clearbrigde (Legg Mason) han publicado un informe en el que analizan los doce puntos que alertan de una posible caída de la economía y, por el momento, los datos no son muy preocupantes. Aunque sí alertan que el riesgo de recesión ha aumentado con respecto a análisis anteriores.

De esos doce indicadores, siete se muestran en buen estado de forma e incluso podrían seguir creciendo, dos de ellos se encuentra en un momento de “precaución” y solo tres alertan de un riesgo de caídas. Los tres que peor están hacen referencia a la inversión de la curva, un fenómeno que se viene produciendo con asiduidad en los últimos meses; el incremento salarial y los beneficios empresariales. De igual manera, señalan que la importancia estará en la duración de la recesión si esta se produce finalmente.

“Estimamos que el desempleo puede aumentar en 2 millones de personas debido a que los comercios más pequeños y los negocios más afectados como los bares o los restaurantes pueden sufrir en estos meses”, advierte el director de estrategia de Clearbridge (Legg Mason), Jeff Schulze.

Pese a ello, consideran que la situación económica de los hogares, así como el estímulo fiscal que aplicaría el Gobierno son dos factores que pueden ayudar a que la caída económica no sea tan fuerte y consiga salvar a los Estados Unidos de la recesión. Una postura que también comparten desde UBS AM: “Hoy en día los hogares y los bancos están en una situación mucho más saneada", señala Evan Brown, responsable de estrategias en UBS AM.

"La deuda de las empresas no financieras con respecto al PIB es mucho menor que la de los hogares, que a nivel macroeconómico significan ahorros preventivos para amortiguar el golpe de la falta de ingresos. Además, en última instancia, los precios del petróleo y los tipos de interés bajos proporcionarán un impulso a los consumidores cuando las tensiones sanitarias y económicas se alivien", añade la responsable de estrategias de UBS AM.

La escala de los movimientos del mercado financiero en respuesta al brote de coronavirus ha sido una reminiscencia de la crisis financiera mundial. "Sin embargo, no creemos que esto sea 2008", señalan en la gestora BlackRock, que ha emitido un comunicado para todos sus inversores. "Es probable que el impacto del choque del virus sea grande y agudo, pero creemos que los inversores deben ser sensatos, adoptar una perspectiva a largo plazo y seguir invirtiendo", apuntan. También descartan que la economía americana se encuentre en un momento tan crítico y delicado como el de 2008.

Campello: “Hemos comprado muchos ETFs de mercados en los que estábamos infraponderados”