miércoles, 17 octubre 2018
ZONA PREMIUM
Mercados

¿El yuan debe importar a los inversores?

Desde Blackrock prevén una depreciación moderada de la divisa a china a corto plazo.

07 de agosto de 2018. 00:00h Francisco Criado
  • ¿El yuan debe importar a los inversores?

La tormenta de la crisis comercial a nivel mundial sigue generando efectos en diferentes activos. La caída del yuan está despertando temores de que se produzca una devaluación más pronunciada que podría perjudicar a los mercados globales. ¿Están justificados estos temores? Consideramos que el yuan se depreciará de forma moderada debido a la ralentización del crecimiento, al desapalancamiento financiero y al recrudecimiento de las tensiones comerciales. En nuestra opinión, China confiará principalmente en sus herramientas fiscales y monetarias, más que en su divisa, para gestionar cualquier tipo de ralentización durante la segunda mitad del año.

La moneda china registró su mayor caída mensual frente al dólar en junio, justo cuando la disputa comercial entre China y EE. UU. subía de tono. El yuan ha retrocedido un 4% en lo que va de año, y su repliegue se ha acelerado desde mediados de junio, cuando el presidente estadounidense Donald Trump anunció la imposición de aranceles del 25% a las importaciones del gigante asiático por un valor de 50.000 millones de dólares.

Por eso, no esperan que China recurra a una devaluación como la del 2015 para amortiguar la caída de su divisa. En aquel entonces, la falta de confianza del mercado en el marco político chino contribuyó a que se diesen fugas de capitales, lo que asustó a los mercados internacionales. En la actualidad, China dispone de controles de capital más estrictos, y de una mejor coordinación entre los responsables políticos. Consideramos que esto debería dar confianza al gobierno para permitir que el yuan caiga gradualmente.

Por tanto, prevén una depreciación moderada del yuan a corto plazo, ya que las autoridades chinas están gestionando objetivos políticos contrapuestos en una coyuntura complicada

El presidente de la reserva federal, Jerome Powell, transmitió una visión optimista de la economía al tiempo que reconocía los riesgos potenciales derivados del recrudecimiento de las tensiones comerciales

Los datos del producto Interior Bruto (PIB) de esta semana posiblemente muestren un sólido dinamismo del crecimiento en la economía estadounidense