bolsas y mercados

En este contexto de alta inflación, ¿cuáles son las perspectivas del oro y la plata?

La falta de demanda por parte de los buscadores de refugio es, según los expertos, el mejor indicador que muestra la calma que reina en estos mercados

07 DE octubre DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

2f393edc430daf11c0c3b348d62c1688.jpg

En medio de toda esta dinámica alcista de las materias primas como el caso del gas, y en consecuencia de la electricidad, así como de los disparados precios del petróleo ante la última decisión de la OPEP+, muchos inversores se preguntan si refugiarse en metales preciosos como el oro y la plata, podría ayudarnos a sortear las presiones inflacionistas. 

Y es que de manera sorprendente, los mercados del oro y la plata se encuentran muy relajados también en relación de los altibajos del presupuesto de EEUU y su debate sobre el techo de la deuda, así como del entorno inflacionario que vivimos. 

Desde el banco privado suizo Julius Baer creen que “los mercados hacen bien en tomarse las cosas con calma”, aunque parece sorprendente esta línea de tranquilidad de estos metales preciosos.

“Vemos un contexto general sin cambios para el oro y la plata, por lo que cualquier rebote a corto plazo e impulsado por el sentimiento debería toparse con una resistencia mientras el crecimiento mundial siga en modo de recuperación”, expresan.

Una falta clara de demanda por parte de los buscadores refugio

 Para el banco suizo, la mejor prueba de esta relajación de los mercados “es la falta de demanda por parte de los buscadores de refugio”. 

Por lo tanto, creemos que el oro y la plata hacen bien en tomarse las cosas con calma, y la mejor prueba de ello es la falta de demanda por parte de los buscadores de refugio. 

De hecho, y según las tenencias de productos con respaldo físico, el indicador que desde Julius Baer consideran mejor para medir esta demanda refugio, estos han disminuido gradualmente en las últimas semanas.

“El oro y la plata también se toman con calma el debate sobre la inflación, que se ha visto alimentado por el aumento de los precios de la energía, incluso más en Europa y Asia que en Estados Unidos”, recalcan y añaden: “Aunque hemos llegado al punto en el que la inflación empieza a perjudicar a la economía, lo que de hecho forma parte del proceso de autocuración, seguimos convencidos de que no es el tipo de inflación que conducirá a una subida de los precios del oro y la plata”.

Para sus expertos, la forma de desencadenar una reacción mayor en el mercado del oro y la plata, algo que señalan que es muy poco probable, se necesitarían niveles de inflación mucho más elevados. 

“Nuestras perspectivas generales para el oro y la plata se mantienen sin cambios en este contexto”, aclaran para adjuntar que “las oscilaciones de precios a corto plazo e impulsadas por el sentimiento podrían aumentar, reflejando cualquier cosa, desde el debate sobre el techo de la deuda hasta la cuestión de la inflación o un nuevo aumento del Covid-19”.

“Dicho esto, cualquier rebote que no esté respaldado por los buscadores de refugio debería encontrar resistencia mientras el crecimiento mundial siga en modo de recuperación”, recalcan los entendidos. 


La OPEP+ no cede a presiones: se aferra a su plan de aumento gradual y dispara el crudo


El oro está “muy subvalorado” según los expertos, que esperan una subida del metal


¿Cómo afecta Jackson Hole al oro y la plata?


Las claves para entender la crisis energética en Europa: escasez y precios altos


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"