bolsas y mercados

"Es posible tokenizar el oro y hacerlo más accesible para los inversores"

Entrevista con Francisco Leyton, Business Development de Aurus Technologies.

10 DE julio DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

c3aedc9369ae3b1e6010826bab544ee3.jpg

Aurus Technologies es una fintech del Reino Unido que ofrece una solución de blockchain a los principales actores de la industria tradicional del oro para que ellos mismos puedan tokenizar el metal y luego comercializarlo en forma de tokens digitales AurusGOLD (AWG). De esta manera, proveedores y distribuidores de oro pueden acceder instantáneamente al mercado global de activos digitales. Aurus está conectando dos grandes mercados: el mercado tradicional del oro y el mercado de las criptomonedas. Ahora inversionistas pueden comprar y vender oro con mayor conveniencia; guardarlo y transferirlo de manera digital, a cualquier hora y en cualquier lugar del mundo.

¿Cómo es posible tokenizar el oro?

Tokenizar oro es posible gracias a la tecnología blockchain. La tokenización consiste en transformar todas las propiedades de un activo físico en datos que lo representen de manera única e inmutable en tokens digitales dentro de una Blockchain.

Aurus desarrolló un protocolo con Smart Contracts en la blockchain de Ethereum que permite tokenizar lingotes de oro de 1 kg bajo ciertas condiciones y acuerdos. El sistema solamente acepta oro que provenga de refinerías acreditadas por la London Bullion Market Association (LBMA). El oro se tokeniza de tal manera que un token AurusGOLD (AWG) representa 1 gramo de oro físico, almacenado en una bóveda Brink’s.

Para tokenizar, el proveedor del oro debe crear una solicitud de tokenización en nuestra plataforma, ingresando las propiedades de la barra de oro, como su peso en gramos, nombre del fabricante, número de serie, prueba de titularidad y dirección de la billetera donde recibirá los tokens AWG. El lingote se almacena en una bóveda, donde tanto el administrador de la bóveda como un auditor externo validan de que el oro se encuentre ahí y tenga las mismas propiedades que fueron ingresadas en el sistema. Una vez las partes ratifiquen y confirmen las condiciones en la plataforma, se genera la representación digital del oro en forma de tokens AurusGOLD (AWG), los cuales se depositan automáticamente en la billetera del proveedor, quién ahora puede venderlos a través de su sitio web y/o transarlos en un Exchange de criptomonedas.

Para un inversor que compre un token de oro, ¿significa que posee una parte física de ese oro?

Si, cuando un inversionista compra tokens AurusGOLD, implica que está comprando los derechos sobre el oro físico que se encuentra almacenado en una bóveda. Estos derechos son digitales y quedan registrados en la blockchain. Cada uno de los tokens AWG tiene como colateral 1 gramo de oro físico, y el inversor tiene derecho a canjear sus tokens por oro en cualquier momento.

El oro que respalda los tokens es auditado periódicamente, de manera que siempre exista relación de 1:1 entre el peso total en gramos de oro físico almacenado en las bóvedas y la cantidad total de tokens AWG en circulación.

¿La cotización y revalorización del token va de la mano con la cotización de la onza de oro?

Si, el precio de un token va de la mano con la cotización del oro físico. Recordemos que los tokens son la representación digital del oro físico, por lo que al igual que en el mercado tradicional, el proveedor de oro (y/o distribuidor) establecerá el precio según los costos y en base a la oferta y la demanda.

Con la plataforma de Aurus, los proveedores de oro pueden crear y también quemar (eliminar de circulación) tokens AurusGOLD, aprovechando las oportunidades de arbitraje entre el mercado de oro físico y el digital. Si el precio de AWG sube por encima del precio del oro, los proveedores de oro tendrán el incentivo de tokenizar su oro en AWG. Y a medida que el precio del AWG caiga por debajo del precio del oro, el incentivo será a quemar los tokens para disponer del oro físico. A medida que haya arbitraje y competencia, AWG imitará el precio del oro con una correlación aún mayor.

¿Qué diferencia hay entre comprar un ETF de oro, comprar oro físico o comprar un token de oro?

Las principales diferencias entre estas tres alternativas son la accesibilidad, los costos, derechos y funcionalidad.

Los ETF tradicionales son excelentes instrumentos, pero están fuera del alcance de muchos inversores minoristas. Para comprar se necesita crear una cuenta comercial, esperar su aprobación, luego transferir fondos a esa cuenta y convertir el saldo a moneda extranjera. El proceso tiene varios requerimientos, siendo algo tedioso y lento.

Los costos operacionales del ETF son bajos, 0.4% de custodia al año y una comisión por compra y venta. Un ETF les da la chance a inversores de exponerse a los movimientos del precio del oro, pero generalmente no entrega derechos sobre oro físico, no es transferible, y solamente se aceptan montos millonarios para canjear cuotas por oro.

Comprar oro físico es obviamente la mejor forma de exponerse al oro, pero es voluminoso y presenta dificultades para transportarlo y almacenarlo. Si el inversor compra oro en una tienda física para tenerlo en su hogar, tendrá que correr varios riesgos al cargarlo y guardarlo. Algo similar ocurre si ordena oro por internet, además de pagar costos de despacho y seguros. Las funcionalidades son bajas, ya que las piezas de oro no son divisibles ni transferibles con facilidad.

Los tokens respaldados por oro tienen muchas ventajas. En primer lugar, son sumamente accesibles, el inversionista solo requiere un dispositivo con conexión a internet para comprar y almacenar AurusGOLD. Un token es divisible hasta 18 decimales, por lo que inversores pueden comprar fracciones de un gramo hasta incluso miles de gramos de oro, y a un precio cercano a spot.

Los costos son bajos, se paga un 0.015% al comprar y luego hay un costo anual de almacenamiento que ronda entre 0.15% y 1%. Los tokens siempre estarán respaldados por oro y podrá canjearlos por oro físico cuando desee. Estos además pueden ser liquidados rápidamente en un exchange criptomonedas. Con relación a la funcionalidad, los tokens permiten fácilmente acumular oro, son transferibles 24/7 (sin barreras territoriales) y pueden ser almacenados de manera segura y digital por el mismo dueño.

¿Cuáles son vuestras perspectivas de cara al futuro de la startup?

Estamos muy optimistas, nos encontramos cerrando acuerdos con proveedores y distribuidores en Sudamérica, Oceanía y Medio Oriente para que tokenicen su oro y sea transado en diferentes plataformas digitales. Además, estamos viviendo un momento en que el oro ha vuelto a brillar como activo de refugio y reserva de valor, con Bancos Centrales imprimiendo trillones de billetes, acompañado de mercados financieros muy volátiles.

El coronavirus también nos ha brindado una gran oportunidad. Vimos que muchos distribuidores de oro sufrieron las consecuencias de las cuarentenas y del quiebre de redes logísticas, sin poder atender público y/o despachar a domicilio. GoldDirect y DirectBullion (que usan nuestro sistema) aprovecharon la crisis para tokenizar oro y venderlo digitalmente, evitando contacto humano, problemas logísticos y entregando una alternativa a sus clientes que no querían quedarse sin oro.

Queremos que la red de proveedores, bóvedas y distribuidores de AWG siga creciendo. Nuestra gran ventaja competitiva es que el sistema es abierto, cualquier actor del mercado del oro puede unirse y empezar a mover su oro entre el mundo físico y el digital, disfrutando de las oportunidades que brindan ambos mercados. Esto hace que nuestro negocio sea altamente escalable y dadas las condiciones actuales, el futuro se ve prometedor.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”