miércoles, 18 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

¿Exceso de liquidez y 'japonización' de la economía europea?

El BCE ha inyectado 2,8 billones de euros al mercado en los últimos años y mantendrá, al menos en lo que queda de año, los tipos en un nivel del 0%.

29 de abril de 2019. 00:01h Patricia Malagón
  • Image

Los dos principales bancos centrales del mundo, que a día de hoy son la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, parece que van a ir de la mano en su política monetaria en lo que resta de 2019. La subida de tipos parece que no es una posibilidad real para este año, de hecho, son varios los analistas que apuntan una posición a un más ‘dovish’ por parte de ambas instituciones.

El anuncio de la Fed sobre su mantenimiento de los tipos y alejando nuevas subidas propició la recuperación del mercado que se ha visto en estos meses. Sin embargo, la postura del BCE no ha surtido el mismo efecto. Es más, los bancos acusan ligeramente el tipo de interés negativo que continúan sufriendo.

Un exceso de liquidez

Lejos de lo que se puede pensar, el mercado sufre un exceso de liquidez. “El Banco Central Europeo ha inyectado más de 2,8 billones de euros de estímulo monetario y tipos cero, y el resultado no puede ser más pobre. Porque esa enorme inyección de liquidez ha servido para disfrazar los enormes desequilibrios de Estados que se han negado a hacer las reformas estructurales necesarias.”, explica Daniel Lacalle.

Europa es quien puede padecer más duramente esta política. Por su parte, la gestora alemana Flossbach Von Storch ve bastantes similitudes entre el bono alemán y el japonés, ambos en terreno muy próximo al cero. Algo que tacharon como “preocupante”, dado que los inversores alemanes, y muchos planes de pensiones germanos apuestan muy fuerte por este activo para huir de la volatilidad. “Un rendimiento a largo plazo de poco más del dos por ciento para los fondos de pensiones invertidos en el bono alemán significa un rendimiento real del cero por ciento después de la inflación”, declara Philipp Vorndran, Capital Market Strategist en la gestora de activos Flossbach von Storch.

¿Qué pasa con la japonización?

Son varios los analistas que han mostrado preocupación por la ‘japonización’ de Europa. El país del sol naciente lleva varios lustros con los tipos de interés igual de bajos que Europa lo que puede suponer un riesgo mayor para la economía del Viejo Continente, debido a las diferencias estructurales de ambos sistemas económicos. Por todo ello, el bono alemán ha comenzado a cotizar recientemente en terreno negativo.

“¿Es malo para la economía europea? No especialmente, pero es evidente que indica que la economía europea aún no ha tocado fondo. El impacto más obvio es en los bancos porque necesitan una curva de tipos más pronunciada y tipos más altos para realizar la transformación y, por lo tanto, necesitan reducir los riesgos en general, no ayudar a la economía”, señala Alain Krief, Global Head of Fixed Income de ODDO BHF AM.