bolsas y mercados

Fusiones en Latam aceleran este año y se frenan en 2020

A pesar de haber caído en la primera mitad del año en los principales países de la región, las fusiones y adquisiciones en Latam crecerán un 13 % en 2019, estimándose un movimiento de 84 mil millones de euros al finalizar el ejercicio, y se enfriarán en 2020. Tal es el panorama delineado por especialistas que estiman, además, un aumento de oportunidades a largo plazo en Brasil y México

31 DE julio DE 2019. 14:48H Carlos Turdera (LATAM)

shutterstock-538019200_41-198734_20190731151612.jpg

Cautela y optimismo fueron los términos usados por los analistas de Baker McKenzie y Oxford Economics al cerrar su balance 2018 y proyectar su visión de lo que habría que esperar en 2019 en el mercado de las transacciones globales. “A pesar de toda la incertidumbre macro”, cuando la tensión EEUU-China aún era incipiente, el análisis estimaba que Latam presentaría un crecimiento del 13 % en 2019 respecto del año anterior, con un movimiento de alrededor de 84.000 millones de euros sumando todas las operaciones que las fusiones y adquisiciones (M&A) suponen.

Así, tras una actividad más notoria en el primer semestre, la región presentaría en la segunda mitad del año un crecimiento modesto en un escenario en el que “todavía existen amenazas reales para el libre comercio y los flujos de inversión, además de potencial para un brote más acentuado de proteccionismo y aislamiento”.

Con México y Brasil estrenando gobiernos de signos antagónicos a los de sus antecesores, se esperaba entonces un panorama internacional de nuevas relaciones que traería un mayor crecimiento tanto de M&A como de IPOs (oferta pública inicial) a partir de 2020, cuando las primeras subirán hasta 86.000 millones de euros. No obstante, la actividad de M&A en los primeros cinco meses de 2019 contradijo tal pronóstico al reducirse en comparación con igual período de 2018, según apuntó (en mayo) el reporte de operaciones de M&A de la plataforma especializada Transactional Track Record (TTR).

De acuerdo con los analistas de esa firma, al promediar el primer semestre, Chile y Colombia han registrado un aumento tanto en el número de operaciones como de capital, mientras que Perú, Argentina, México y Brasil han reflejado una disminución en ambos parámetros. Desglosando los datos, la firma muestra que México firmó 61 acuerdos en el primer trimestre (contra 98 en igual período de 2018), mientras que el valor de las operaciones fue de 3.120 millones de euros (el volumen más bajo para ese lapso desde 2017).

Al considerar la región, el informe muestra que en el mismo período se realizaron 446 transacciones (una baja de 18 % respecto al año anterior) por un total de 15.230 millones de euros (43 % menos que en igual trimestre de 2018). Brasil, en tanto,ha liderado el ranking con la más voluminosa operación, iniciada en 2018 y concluida al iniciar 2019.

M&A E IPOS

Fusiones en Latam aceleran este año y se frenan en 2020

El repunte esperado en la segunda mitad de 2019 va en línea contraria a la caída que hubo en el sector durante 2018, cuando las operaciones sumaron 73.000 millones de euros, de acuerdo con cifras de Baker McKenzie.

“Con la esperada recuperación económica de Brasil; certeza sobre las reglas comerciales de México con EEUU; la entrada en vigencia del CPTPP y la recuperación de la confianza de los inversionistas en Chile, Perú y Colombia, prevemos un repunte en la actividad regional”, había dicho Liliana Espinosa, líder de M&A para América Latina de esa consultora.

Iniciando el segundo semestre de 2019, no obstante, la recuperación económica de Brasil no ha dadoseñales de ocurrir en los plazos esperados. Por lo contrario, en el primer trimestre hubo una contracción de 0,2 % y -de acuerdo con las previsiones más recientes -el crecimiento será menor en lo sucesivo. Del 2,6 % proyectado en enero, por ejemplo, el propio ministerio de Hacienda brasileño recalculó, a finales de junio, una expansión de sólo 0,87 % (en línea con las previsiones “realistas” del mercado), mientras que el FMI bajó, también en junio, su proyección de 2,5 a 1%.

A contramano de esas nuevas perspectivas, Brasil había presentado un resultado positivo en 2018, con un movimiento de 30.820 millones de euros, lo que había llevado a los analistas a calcular para 2019 un volumen de 41.210 millones de euros, siendo, junto con México, el país con mayor volumen en las transacciones M&A (incluyendo fusiones, adquisiciones, consolidaciones, ofertas de compra, compra de activos y adquisiciones de gestión).

En materia de IPO, en tanto, los movimientos esperados en ambos países fueron de 3.965 y 1.227 millones de euros, respectivamente, de acuerdo con el mismo Pronóstico Global de Transacciones de Baker McKenzie, que prevé para la región como un todo un registro de 5.725 millones de euros al terminar este año, “antes de enfriarse en 2020”. No hay mención de unicornios, quedando el capítulo de las grandes operaciones en el continente reservado para la apertura de Uber, Slack, Airbnb y Wework en el norte.

ACELERACIÓN Y FRENOS

Las fusiones enfrentan un marcojurídico que está en plena discusión en las economías de Brasil (liberal) y México (planificada), los de mayor magnitud entre los latinoamericanos, mientras que el camino está más abierto en Chile, Colombia y Perú (socios liberales de la Alianza del Pacífico), que presentan los mayores dinamismos y una recuperación de la confianza de los inversionistas, con una expectativa de M&A de 8.900, 5.400 y 3.600 millones de euros, respectivamente.

Fusiones en Latam aceleran este año y se frenan en 2020

Entre esos países, Perú registró, de enero a febrero, el mayor movimiento de M&A de la región hispana -68 acuerdos- superando a México y Argentina, según un relevamiento de Latin Lawyer, agencia de consultores jurídicos especializados en negocios. El bufete Trench Rossi Watanabe, en tanto, estima que Brasil registrará 451 operaciones de M&A en 2019 y otras 600 hasta 2021, según dijo su socia Lara Schwartzmann a la revista Exame en abril. Los sectores con más demanda identificada fueron tecnología, energía, consumo y salud.

En Colombia, por otro lado, el movimiento será notorio considerando que el número de operaciones esperadas quintuplica el registro de 2018, teniendo como factores de fortalecimiento de la confianza “la respuesta positiva a las eleccionespresidenciales, el ingreso de Colombia a la OCDE y la estabilidad en las cifras macroeconómicas del país”, según dijo Andrés Crump, de Baker MacKenzie en ese país, a la publicación especializada Portafolio.

Mientras que la actividad regional generalmente es impulsada desde México, Brasil y Argentina, “estamos comenzando a ver progreso en otras áreas, como Chile, por ejemplo, cuyo gobierno está realizando esfuerzos para impulsar su desarrollo económico, a pesar de su propia inestabilidad política”, dijo Pablo Berckholtz, director de mercados de capital de Latam de Baker McKenzie, en alusión a los problemas políticos y los escándalosde los países que “han causado un gran tumulto”.

Por último, más allá del horizontede este año, el informe de Baker McKenzie prevé que nuevas incertidumbres políticas y regulatorias volverán a colocar un freno a las operaciones de fusiones y adquisiciones en 2020, considerando una vez más factores como las tensiones comerciales EEUU-China y los efectos del Brexit. En suma, cabe esperar en el inicio de la próxima década una nueva desaceleración latinoamericana, lo que refleja la persistente vulnerabilidad de esa región a los vaivenes globales debido a su invariable perfil de exportador de materias primas.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”