domingo, 15 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Gigas: “En este momento saltar al continuo no es un objetivo”

Nacía hace una década fruto de una necesidad observada por sus fundadores y, desde entonces, no ha parado de crecer. La compañía de cloud computing, Gigas, espera conseguir resultado neto positivo este año y unas ventas brutas cercanas a 12 millones de euros. Todo mientras sigue en “modo comprador” para crecer. En Dirigentes hablamos con su CEO y co-fundador, Diego Cabezudo.

04 de junio de 2019. 00:01h Rocío Arviza
  • Image

¿Qué le llevó en plena crisis, en 2011, a abandonar su “zona de confort” y fundar Gigas?

El proyecto Gigas es el resultado de la visión de los fundadores que identificamos una necesidad no cubierta para ofrecer servicios locales de cloud computing (alojamiento de servidores en la nube o IaaS) de calidad. Desde nuestros puestos de responsabilidad en distintas compañías vimos que como clientes teníamos el mismo problema: no encontrábamos en España proveedor de cloud computing que ofreciese un servicio realmente útil para las empresas. Teníamos que recurrir a los grandes proveedores americanos, un servicio impersonal y desprovisto de garantías que había que contratar por la web, sin asistencia telefónica y sin que nadie pudiese resolverte un problema, además de alojar tus datos fuera de España. La necesidad de encontrar una compañía española que ofreciese ese servicio se nos mostró tan evidente que decidimos darle forma a nuestra idea y lanzar la compañía.

¿Dónde cree que está la clave del éxito que están teniendo?

En nuestra diferenciación. Ofrecemos un servicio personalizado, adaptado al cliente, con un soporte técnico muy cualificado en español (formado por ingenieros y administradores de sistemas) y contamos con presencia local en los países en los que operamos, tanto con centros de datos como con personal comercial y de ingeniería de preventa. Esta atención personalizada, frente a los grandes proveedores que operan desde una web, sin centros de datos locales y con soportes en muchos casos por email y en inglés, es una ventaja sobre todo para alojar aplicaciones de misión crítica.

A día de hoy, Gigas es una de las compañías más líquidas y con mayor proyección del MAB, ¿la salida a bolsa ha marcado un antes y un después en la compañía?

Sin ninguna duda. La decisión de salir al MAB se fundamentó en tres puntos principales. Por un lado, era importante para nosotros como vía de financiación. Por aquel entonces buscábamos financiación y el MAB se presentaba como la fuente más idónea. La segunda es el aumento de la reputación como compañía y la credibilidad que transmites al mercado. Nuestro cliente final son grandes y medianas empresas a las que prestamos servicios de misión crítica. Ser una empresa cotizada nos da un plus de confianza de cara al cliente. Por último, en ese momento ya estábamos planteándonos comenzar a analizar oportunidades de crecimiento a nivel inorgánico. Cotizar nos ha hecho más fácil la adquisición de otras compañías, sobre todo a la hora de financiar parte de dichas adquisiciones con acciones de nuestra compañía. Para una empresa privada es más complejo poner en valor real las acciones. Cuando cotizas, tu valor está claro, el vendedor sabe cuánto le estás entregando y además es un activo líquido.

¿Tienen en mente dar el salto al mercado continuo?

En este momento dar el salto al continuo no forma parte de nuestros objetivos. En Gigas estamos centrados en hacer crecer la compañía y en aumentar nuestra rentabilidad. Fruto del crecimiento por el cual trabajamos día a día, el continuo podría ser una opción pero no en un futuro inmediato.

Las últimas compras las han realizado en España (SVT) y Colombia (Ability), ¿qué les aportan?

En primer lugar, las dos compras nos han ayudado a ampliar nuestra presencia geográfica. En el caso concreto de SVT, nos ha permitido ganar fuerza en Cataluña, un mercado en el que no teníamos mucha implantación. Respecto a Ability, la compra ha reforzado nuestra posición en Latinoamérica, convirtiéndonos en el operador de cloud local con más instalaciones de SAP del mercado. Las dos adquisiciones también nos han proporcionado dos nuevos centros de datos, uno en España (Barcelona) y otro en Colombia (Bogotá). Algo que nos ayuda a mantener la cercanía real al cliente, tanto con personal como con data centers locales. Por último, las dos adquisiciones nos han ayudado a acelerar nuestro proyecto de ganar tamaño y a aportar valor a nuestros accionistas.

En qué otros mercados están buscando opciones para crecer vía adquisiciones?

Seguimos buscando opciones para continuar con nuestro objetivo de combinar el crecimiento orgánico con operaciones inorgánicas que permitan acelerar nuestro crecimiento. En este momento estamos evaluando operaciones corporativas que puedan añadir valor a nuestros accionistas tanto en España como en Latinoamérica. Buscamos compañías con una base de clientes empresariales similar a la nuestra, es decir, medianas y grandes empresas, y que presten servicios de calidad. Más que poner el foco en un mercado u otro, se trata de encontrar la compañía que nos aporte lo que estamos buscando. No vamos a adquirir empresas que no encajen con nuestro modelo de negocio solo por ganar volumen y no vamos a comprar a cualquier precio.

Con este planteamiento de crecimiento inorgánico, nuestros objetivos son aportar valor a nuestros accionistas, ayudar a consolidar un mercado altamente fragmentado y obtener beneficios por economías de escala.

¿Optimistas con los resultados de este año?

Así es. Cerramos 2018 con una facturación bruta de 10,16M€, (un 44% más que en 2017) y con un importe neto de la cifra de negocios de 8,68M€ (un 46% más que en el ejercicio anterior). Respecto al EBITDA, el pasado año alcanzamos los 1,62M€, casi triplicando los 0,57M€ del ejercicio 2017.

2018 fue un buen ejercicio para nosotros. Tuvimos un fuerte crecimiento en ventas y EBITDA, compramos dos compañías que integramos con éxito, y nuestras acciones se revalorizaron un 86,8% a lo largo del año.

Esto nos permite ser optimistas respecto a 2019. Esperamos alcanzar unas ventas brutas cercanas a los 12 millones de euros y un EBITDA por encima de los 2,5 millones de euros-. Además tendremos resultado neto positivo en el ejercicio y empezaremos a generar caja de forma importante. Estas cifras no incluyen ninguna compra adicional que, de materializarse, incrementaría el crecimiento esperado. El mercado de cloud sigue creciendo de forma importante y nosotros seguimos creciendo por encima del mercado, así que estamos convencidos de que tenemos aún mucho recorrido por delante.