bolsas y mercados

Goldman advierte: “el riesgo de caída del mercado es el mayor desde la crisis de 2008”

El banco de inversión ha publicado un informe en el que establece que el riesgo de colapso en el mercado en los próximos 12 meses es del 60%, el mayor desde la crisis de 2008.

28 DE junio DE 2019. 13:28H economía, negocios y finanzas

shutterstock-1040422759_41-170844_20190628133418.jpg

La estabilidad del mercado está a punto de romperse, al menos así lo advierte el último informe publicado por Goldman Sachs. El banco de inversión señala que “las valoraciones de los activos de riesgo han aumentado considerablemente”. La entidad comenta que su estimación se ha hecho tomando las valoraciones de la renta variable siguiendo el índice del S&P 500 y el PER de Shiller. Una vez analizado, sentencian que “el riesgo de que se produzca una caída de más del 10%, lo que supone una fuerte caída, es el más alto desde la crisis de 2008”.

Esto no es todo, en uno de los gráficos del informe se puede observar que el riesgo de colapso del mercado en los próximos 12 meses es ahora muy superior al 50% y se está acercando al 60%. Este indicador llegó al 90% en el año 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers.

Goldman advierte: “el riesgo de caída del mercado es el mayor desde la crisis de 2008”

Goldman indica que la volatilidad se ha reducido en el mes de junio respecto a mayo debido a las declaraciones de los bancos centrales. Las palabras de Jerome Powell “han ayudado a amortiguar la volatilidad”.

Aun así, el banco advierte que "para estabilizar el apetito de riesgo de forma sostenida y anclar la volatilidad, se necesita un mejor crecimiento global. Hasta entonces, los mercados siguen siendo vulnerables a la política monetaria y a los riesgos políticos. Y esta semana ha comenzado otro período de bloqueo de recompra, lo que reduce la demanda de acciones".

Goldman Sachs comenta que el tercer trimestre del año trae consigo más incertidumbres como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, los nombramientos clave de la Unión Europea, la elección del próximo presidente del BCE, las tensiones entre Bruselas e Italia, el aumento de los ataques en Oriente Próximo, la reunión de la OPEP y la regulación para las grandes tecnológicas. Además, señalan que tampoco hay que perder de vista la negociación del nuevo presupuesto de los EEUU.

La volatilidad no es alarmante

El índice que mide la volatilidad, conocido como VIX, está más alto que en el primer trimestre del año, pero se ha reducido considerablemente respecto al mes de abril y mayo. A principios de mayo se colocó con 21 puntos básicos, mientras que ahora se mantiene en torno a los 15. A finales de 2018 llegó a estar en los 31.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"