bolsas y mercados

“Hay buenas oportunidades de inversión, pero hay que ser muy selectivo”

Philippe Berthelot, especialista de crédito de Ostrum AM (Natixis IM), analiza para Dirigentes la situación actual de este mercado.

24 DE abril DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

c517726d2b99a760987c58563442a5ec.jpg

La renta fija está sufriendo grandes salidas en sus fondos y, además, el riesgo de impagos ha aumentado sustancialmente. Por ello, Philippe Berthelot, especialista de crédito de Ostrum AM (Natixis IM), considera que hay que ser muy selectivos para encontrar las buenas oportunidades que ofrece todavía el mercado.

Según Bank of America, los fondos de renta fija han experimentado salidas por 200.000 millones de euros en solo unas semanas, ¿qué explica esto?

Las pruebas empíricas demuestran que las salidas en el espacio de la renta fija son muy sensibles a los resultados negativos, y esto es exactamente lo que ha sucedido desde principios de marzo debido a un brutal y amplio ensanchamiento del margen de los bonos corporativos.

¿Cómo influirá en la renta fija y en el rendimiento de los bonos el plan de compra de deuda pública y privada que ha puesto en marcha la Reserva Federal?

Ha ayudado drásticamente a reducir la aversión al riesgo y las primas de riesgo de cada clase de activos. Además, ha compensado parte del rendimiento negativo que había perjudicado a las inversiones de renta fija hasta ahora. Ha servido como un impulso para restaurar la confianza de los inversores en los mercados financieros en su conjunto.

¿Estamos en un buen momento para encontrar buenas oportunidades de inversión?

Sigue siendo un buen momento para entrar en el mercado, aunque fue aún mejor a finales de marzo. La mayoría de los activos de riesgo en renta fija parecen mucho más atractivos hoy en día (convertibles, deuda emergente, bonos corporativos que son IG o HY) pero cuidado: la volatilidad está aquí para quedarse y uno tiene que ser extremadamente selectivo y resistente al comportamiento de la montaña rusa ya que la recesión económica durará hasta el final de este año, en el mejor de los casos.

En el caso de la deuda corporativa, ¿cuál es tu opinión sobre los bonos Investment Grade y los High Yield?

La reevaluación de estas clases de activos ha sido bastante en el último año. El espacio de IG centrado en las calificaciones A (más los emisores BBB de alta calidad) parecen ser el centro de atención de los grandes inversores institucionales. HY también merece alguna asignación adicional, a pesar del aumento de los impagos y el número de ángeles caídos; en esta área, es necesario analizar cuidadosamente el riesgo de crédito caso por caso. 

¿Piensas que ha aumentado mucho los riesgos a la hora de invertir en bonos corporativos?

Ya ha comenzado a aumentar el riesgo, en cierta medida, con oleadas de rebajas en varias áreas; por lo tanto, hay que ser selectivo en la elección de sectores y emisores: ser selectivo sigue siendo un motor clave para el éxito en tiempos de incertidumbre.

¿En qué sectores se pueden encontrar mejores oportunidades para invertir en renta fija?

Es demasiado pronto para sobreponderar los sectores cíclicos que han sufrido el infierno del coronavirus (energía, ocio, transporte...) aunque algunas aerolíneas y algunas grandes petroleras (pero definitivamente no las compañías de petróleo de esquisto en los EE.UU.) están bastante baratas para nosotros. La deuda subordinada de los principales bancos de Europa, así como los sectores defensivos (telecomunicaciones) son buenas opciones.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”