bolsas y mercados

IAG convence con sus cuentas y su dividendo

Después de dos días de fuerte castigo, IAG remonta el vuelo en bolsa apoyada en su presentación de resultados. Cuentas del global de 2018 que superan las expectativas a nivel operativo. El anuncio de la aerolínea de que abonará un dividendo extraordinario también gusta a los inversores.

28 DE febrero DE 2019. 10:30H Rocío Arviza

iag_41-131006_20190228103818.jpg

IAG ha cerrado el último ejercicio con un beneficio neto de 2.897 millones de euros, lo que implica una mejora del 44,2 por ciento si lo comparamos con las ganancias de la aerolínea un año antes. La facturación de la compañía, de la que forman parte British Airways, Iberia y Vueling, aumenta un 6,7 por ciento y alcanza los 24.406 millones, mientras los ingresos unitarios de pasaje aumentan un 6,2 por ciento.

Lo cierto es que la compañía ha tenido que lidiar en el último ejercicio con varios desafíos importantes. Retos que ha puesto sobre la mesa el propio consejero delegado, Willie Walsh. Por un lado, el aumento de un 30% en los precios del combustible, pero también las incidencias que han sufrido debido al control del tráfico aéreo y un efecto adverso en los tipos de cambio que ha supuesto a la compañía 129 millones de euros.

Convence el dividendo

La presentación de resultados se produce un día después de que IAG anunciase que va a proponer en su próxima Junta General de Accionistas el pago de un dividendo extraordinario de 0,35 euros por acción. Una medida que adopta por primera vez y que supondrá desembolsar 700 millones de euros. Y que, según Albert Enguix, analista de GVC Gaesco, es lo que realmente apoya la cotización de la aerolínea esta jornada. "Los resultados han sido positivos, pero esperados y en línea con lo previsto por el mercado. Lo que gusta a los inversores -sobre todo a los españoles- es el dividendo extraordinario", destaca.

Junto a ello, IAG también abonará un dividendo complementario de 16,5 céntimos con cargo a las cifras que hoy ha presentado. Una retribución que se une a los 14,5 céntimos abonados en diciembre. Decisiones que siempre gustan al mercado.

Futuro

Pese a que en este 2019 la compañía se enfrenta al reto de resolver el impacto que le puede generar el Brexit, calcula que el beneficio de las operaciones se mantenga en línea con lo conseguido en el último ejercicio. Esto es, en torno a los 3.230 millones de euros. Junto a ello, prevé que el ingreso unitario de pasaje avance, a tipos de cambio constante y que el coste unitario –excluido el tema del combustible- también se mantenga plano.

Un reto con el Brexit que no desanima a Antonio Aspas, socio de Buy& Hold Gestión de Activos, en su apuesta por este valor. “No haremos nada para cubrir nuestra posición en la aerolínea de cara a la salida de Reino Unido de la UE. Creemos que al final no le va a afectar demasiado y que será algo temporal”, señala.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"