bolsas y mercados

La FED baja tipos para afrontar el coronavirus

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal de EE.UU. ha decidido rebajar por sorpresa el precio del dinero en el país en 50 puntos básicos para atajar los problemas que la epidemia del coronavirus supone para la economía. Los tipos de quedan en el rango de entre el 1 y el 1,25%.

03 DE marzo DE 2020. 16:39H Cristina Rodríguez (Nueva York)

0de671c8a940b7e5a1641489cc5159c5.jpg

La FED explica que "los fundamentos de la economía estadounidense siguen siendo fuertes. Sin embargo, el coronavirus plantea riesgos en evolución para la actividad económica". Así las cosas, la máxima entidad monetaria de EE.UU. ha optado por salir al paso y "a la luz de estos riesgos y en apoyo de alcanzar sus metas máximas de empleo y estabilidad de precios" bajar tipos en 50 puntos básicos..

Además, asegura que seguirá "de cerca la evolución y sus implicaciones para las perspectivas económicas y utilizará sus herramientas y actuará según corresponda para apoyar la economía".

Es la primera vez que la Reserva Federal actúa de urgencia recortando los tipos de interés desde la crisis financiera de 2018. Los tipos bajan en medio punto porcentual, lo que marca también el mayor recorte en una sola vez desde esa fecha. La nueva tasa de referencia se sitúa en un rango objetivo de entre el 1% y el 1,25%.

Esta decisión de emergencia ha sido tomada para proteger a la economía más grande del mundo del impacto del coronavirus, que incluso podría llevar a una recesión económica en el futuro.

El movimiento de la Fed de reducir las tipos de interés antes de su próxima reunión de política monetaria programada para el 17 y 18 de marzo refleja la preocupación de los miembros del banco central estadounidense.

"Vimos el riesgo para las perspectivas de la economía y decidimos actuar", dijo Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal en una rueda de prensa el martes. El recorte de emergencia “podría ayudar a estimular la economía de Estados Unidos”, pero Powell también señaló que “las perspectivas para el país podrían haber estado en mayor peligro de lo que se pensaba anteriormente”.

“Los mercados financieros están funcionando como habitualmente, que la economía continúa funcionando bien" y que espera que Estados Unidos se "recupere completamente una vez que termine el brote”, continuó el presidente de la Fed.

“No creo que nadie sepa cuánto tiempo será”, dijo Powell, refiriéndose al daño económico potencial que podría causar el coronavirus. “Sé que la economía de Estados Unidos es fuerte y superaremos esto y volveremos a un crecimiento sólido y a un mercado laboral sólido también”.

El brote de coronavirus ha trastornado las cadenas de suministro mundiales y ha afectado a los precios mundiales de las acciones por temor a que pueda causar una recesión.

Aún se desconoce el daño potencial en la economía estadounidense y Powell dijo que cualquier desaceleración relacionada con el coronavirus estaría en una “etapa muy temprana”, aunque muchas industrias, como los viajes y el ocio, ya están reportando pérdidas a sus negocios.

Aunque el recorte de tipos “no curará las infecciones ni reparará las cadenas de suministro rotas, ayudará a aumentar la confianza de los hogares y las empresas”, señaló Powell. Algo muy importante para los economistas que se preguntan cómo cambiará el comportamiento del consumidor debido al virus, ya que, “los consumidores son la columna vertebral de la economía estadounidense”.

El lunes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico advirtió que el crecimiento global podría reducirse a la mitad si el brote de COVID-19 continúa extendiéndose. Muchas de las compañías más grandes del mundo, incluidas Apple y Microsoft, han emitido advertencias de que tendrán menos ganancias y ventas en el próximo trimestre por cierres de fábricas y problemas de la cadena de suministro.

Otros bancos centrales a nivel mundial podrían tomar también medidas al respecto. De hecho Australia anunció su propio recorte de tipos de interés para combatir el coronavirus durante la noche del lunes al martes.El G7 lanzó un mensaje el martes por la mañana, diciendo que el grupo de naciones que forman el grupo estaría listo para actuar si fuera necesario. Powell señaló que depende de cada banco central, de manera individual, determinar si actuarán también, como lo hizo Estados Unidos, aunque insinuó que podrían estar en el mismo camino de recortes de tipos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha reaccionado a la decisión de la Reserva Federal de manera positiva porque él mismo llevaba tiempo presionando a los miembros de la Fed para que bajaran los tipos de interés: “La Reserva Federal está recortando, pero debe facilitarlo aún más y, lo más importante, alinearse con otros países / competidores. No estamos jugando en un campo nivelado. No es justo para Estados Unidos. Finalmente es hora de que la Reserva Federal lidere. ¡Más flexibilización y recortes!”

Después de conocer la decisión de la Fed el martes las acciones financieras retrocedieron y el mercado de valores de EE.UU. cayó, con el Dow hundiéndose más de 550 puntos. Los precios de la deuda del Tesoro de Estados Unidos aumentaron y los rendimientos de los bonos bajaron.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"