bolsas y mercados

La Fed, entre Jackson Hole y las elecciones

La primera reunión de la Reserva Federal tras el cambio de métricas sobre inflación y empleo anunciado en Jackson Hole concluye esta jornada.

16 DE septiembre DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

13bd92aa75887f2d26420393b2d0c6d6.jpg

El encuentro de septiembre de la FED, que se lleva a cabo desde la última jornada, suscita especial interés. No solo porque es el último antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, sino porque es la primera cita tras los anuncios del cónclave de banqueros centrales de Jackson Hole, que han sentado las bases de la política monetaria estadounidense para los próximos años. 

Tasas 0, como mínimo hasta 2023

Para Axel Botte, estratega de Ostrum AM (una gestora de Natixis IM), “Jerome Powell debe diseñar ahora la política monetaria en un contexto de aumento de tolerancia a la inflación (…) y es probable que la Fed indique que las tasas se mantendrán a cero hasta 2023”. Una idea que comparten desde Ebury, la institución financiera especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas. No esperan ningún cambio importante y consideran que lo que más interés va a despertar, al menos en los mercados de divisas, serán las expectativas de los miembros del FOMC en cuanto a los tipos de interés hasta 2023, es decir, el conocido dot-plot o diagrama de puntos de la entidad. “Aunque algunos de sus miembros pronosticarán subidas, creemos que la adopción del objetivo de inflación media de la Reserva Federal garantizará que el punto medio también se mantenga en el rango de 0-0,25% para 2023”. Esto es algo acorde con los precios del mercado y no empuja la próxima subida hasta 2024.

Detalles sobre el 2% de inflación

Chris Iggo, CIO Core Invesments de la gestora de fondos AXA IM, insiste en que la FED mantendrá los tipos sin cambios hasta que la inflación haya superado el 2.0%" y en que, mientras llega ese momento, "su conjunto de herramientas se utilizará para asegurar que las expectativas inflacionistas caigan más".

Más detalles sobre el tema de los precios es lo que esperan los expertos tras el encuentro que concluye este miércoles: aclaraciones sobre la nueva inflación media como estrategia de focalización anunciada por Powell en Jackson Hole, además de subrayarse el compromiso de seguir apoyando la economía. Es lo que opina Franck Dixmier, Director de Inversiones Global de Renta Fija de Allianz Global Investors. “Esperamos obtener más información en esta reunión de septiembre de la Reserva Federal sobre los cambios a su mandato dual, anunciados recientemente. Aunque es poco probable que este nuevo enfoque proporcione un apoyo adicional a la economía de los EE.UU, a corto plazo, los mercados aún quieren detalles sobre cuánto tolerará la Fed una inflación superior al 2%”.

Y además...

El experto de Allianz GI también espera que la Fed reitere la necesidad de apoyar la economía, “pero sin detallar nuevas medidas en esta etapa, ya que los sucesivos planes anunciados desde marzo aún no se han implementado completamente”.

Para Botte también sería interesante escuchar a la Reserva Federal sobre las compras de crédito corporativo que sólo suman 44,8 billones de dólares a 11 de septiembre. “La institución monetaria acaba de ampliar la lista de contrapartes elegibles en un intento de llegar más intensamente a los inversores finales. Los bajos inventarios de bonos que tienen los bancos pueden haber reducido la capacidad de la Fed para desplegar capital. Además, las salidas de fondos del mercado monetario de primera clase (invertidos en títulos de crédito a corto plazo) se han acelerado desde mediados de agosto”, señala.

Además, Juan Ramón Casanovas, de Bank Degroof Petercam Spain, estima que podríamos apreciar un tono algo más dovish en su discurso y que la institución encabezada por Jerome Powell “deberá actualizar las previsiones macroeconómicas, anunciando el nivel de contracción económica que espera para este 2020 y qué porcentaje de recuperación podemos esperar para el 2021”, sin olvidar que el mercado también estará atento a las cifras de desempleo que baraja la Fed. Cree que se exigirán, una vez más, “medidas de apoyo de los estamentos públicos para afianzar la débil recuperación económica, dirigiendo un nuevo llamamiento al Congreso americano sobre la necesidad de aprobar el tan necesario paquete de estímulo que se encuentra estancado en los pasillos”. 

Junto a ello, no descarta alguna mención sobre la reciente evolución de las divisas, con especial énfasis a la relación eurodólar, siempre teniendo en cuenta que “el actual nivel, defendido hasta la saciedad por Trump, les permite incrementar las exportaciones y paliar así parte de la debilidad mostrada por el consumo interno durante los meses de la pandemia”.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"