bolsas-y-mercados

La FED prepara su primera bajada de tipos en once años

La reunión de la FED de esta semana se ha saldado con mantenimiento de tipos en el rango de entre el 2,25 y el 2,5 por ciento, pero con la constatación de que el organismo se prepara para bajar el precio del dinero por primera vez desde 2008. Ya no existe unanimidad en el seno de la Reserva Federal.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

fed-1_41-168733_20190620071100.jpg

Tras el paso al frente dado esta semana por el BCE al reconocer de forma explícita que tiene margen para bajar los tipos de interés, la FED no se queda atrás. En la reunión de este mes de junio no ha movido ficha, esperará a ver más datos para tomar decisiones, pero de las declaraciones de su presidente, Jerome Powell, se desprende que están dispuestos a bajar el precio del dinero. La FED no lleva a cabo un movimiento de este tipo desde el año 2008.

La decisión de mantener, de momento, los tipos de interés sin cambios no se ha tomado por unanimidad por parte del Comité de Mercados Abiertos de la FED (FOMC). El máximo responsable de la FED de San Luis, James Bullard, ha votado a favor de recortarlos ya en 25 puntos básicos. De este modo, se ha roto el consenso total en las votaciones que se venía repitiendo desde diciembre de 2017.

Según las explicaciones de Powell, ha aumentado la inclinación por parte de los banqueros de la FED a que se lleve a cabo una rebaja del precio del dinero, pero los motivos del empeoramiento de las expectativas son aún muy recientes.

El mercado tenía más o menos claro que la FED no iba a tomar decisiones hasta conocer el resultado del encuentro entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, en el marco de la Cumbre del G20 de los próximos 28 y 29 de junio en la ciudad japonesa de Osaka.

De todos modos, Aaron Anderson, vicepresidente senior de análisis de Fisher Investments, subraya que el mercado está dando demasiada importancia a movimientos mínimos de la Fed. “Si un recorte de 25 puntos básicos fuese la clave de la prosperidad, la economía ya estaría en auge, puesto que toda la curva de rendimientos se reducido en al menos esa cantidad durante el segundo trimestre”. Además, asegura que el crecimiento constante y la inflación baja indican que la Fed no tiene mucho trabajo que hacer.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"