bolsas y mercados

La inversión en vehículos eléctricos: baterías y otros sectores estratégicos

Los VE empiezan a ganar protagonismo en el parqué automovilístico y los datos allanan el camino para determinados sectores a la hora de invertir

29 DE julio DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

Si la sostenibilidad se está convirtiendo en una tendencia como forma de vivir y de invertir por la que apuestan gobiernos y capital, los vehículos eléctricos suponen un punto esencial en la ecuación. 

 

Bain&Company publicaba en su informe ‘Electric and Autonomous Vehicles: The Future Is Now’ que en apenas 5 años, los vehículos eléctricos (VE) supondrán ya el 12% de las ventas mundiales. De cara al año 2040, sus expertos auguraban que las ventas de VE supondrán el 50%, por lo que consideran que en este futuro próximo todo este cambio en el panorama hacia lo “eco” supondrá todo un desafío para los fabricantes establecidos de la industria automovilística. 

 

Fuente: Bain&Company

 

Y es que ya estamos viendo que, ante la buena acogida de empresas como Tesla en el mercado, ya hay algunas que están dando el salto a ampliar su flota hacia VE. 

Este ha sido el caso por ejemplo de Mercedes, que anunciaba de la mano de su fabricante Daimler hace tan solo unos días que en el año 2030 la marca venderá únicamente vehículos eléctricos. La compañía alemana además ha puntualizado que para 2022, tendrá vehículos eléctricos de batería en todos los segmentos y a partir de 2025, todas las nuevas plataformas serán solo eléctricas, y además se impulsará el desarrollo y la producción de celdas de batería en Europa. Para conseguir todo ello, Mercedes-Benz va a necesitar invertir en este plan alrededor de 40.000 millones de euros entre los años 2022 y 2030.

 

Las baterías de los VE y otros sectores “secundarios”, la apuesta inversora estratégica

En relación a toda esta transformación del parqué automovilístico, y teniendo claro que ademas esta transformación hacia los VE encuentra el apoyo de subvenciones y políticas públicas, se resalta el protagonismo de la batería como un gran representante de los costes de fabricación.

Según Bain & Company la batería supone alrededor del 30% de la fabricación del VE, pero estiman que que el coste de los paquetes de baterías bajará de los 124 hasta los 100 dólares por kilovatio-hora hacia 2025. “Las mejoras tecnológicas y la producción optimizada a escala permitirán este cambio radical”, puntualizan desde la consultora. 

Fuente: Bain&Company

Esta apreciación la consideran también desde la gestora WisdomTree, pues según Wood Mackenzie, una de las principales empresas de investigación y consultoría sobre la transición energética, se espera que los costes de las baterías se reduzcan a la mitad en la próxima década, a medida que los fabricantes mejoren la química de sus baterías y consigan economías de escala. “Unas baterías más baratas y eficientes facilitarán la adopción masiva de vehículos eléctricos por parte de los consumidores de todo el mundo”, insiste Mobeen Tahir, Director Asociado de Investigación de WisdomTree.  

Para el experto, “los vehículos eléctricos se alimentan de todo un ecosistema de soluciones de baterías”, e insiste que esto “incluye sectores que van desde la extracción de materias primas, la fabricación de componentes clave como las baterías, el reciclaje y la infraestructura de carga, por nombrar algunos. Las tecnologías emergentes, como las pilas de combustible de hidrógeno, también forman parte del ecosistema”. 

El experto de la gestora insiste por tanto y de cara a la inversión, que “mientras que los fabricantes de automóviles atraen mucho la atención, los facilitadores entre bastidores presentan un interesante potencial de crecimiento para los inversores”, por lo que considera que “una exposición diversificada en este espacio puede ser una forma de aprovechar este tema”. 

En lo que respecta a las materias primas, Tahir insiste en que “se necesitan varias materias primas para que los vehículos eléctricos lleguen a la carretera” y cita a la Asociación Internacional del Cobre para indicar que “los vehículos eléctricos necesitan una cantidad de cobre cuatro veces superior a la de un vehículo de combustión interna. Del mismo modo, los fabricantes de baterías emplean productos químicos que requieren mayores cargas de níquel para lograr una mayor eficiencia energética. Por otro lado, metales como el aluminio contribuyen a que los vehículos sean más ligeros y seguros. El papel de cada materia prima es ligeramente diferente, pero todas se beneficiarán del crecimiento de la industria de los vehículos eléctricos”. 

 

El futuro de los VE

Pero además de las estimaciones de cambio del parqué automovilístico de aquí a unos años, debemos tener en cuenta que si en 2020 las ventas de coches cayeron un 20%, las de VE, según Wood Mackenzie, aumentaron un 38%. 

“Esto demuestra lo rápido que está cambiando la dinámica en la industria del automóvil. La regulación está allanando el camino para que esta industria crezca con políticas favorables en las principales economías, como China, Europa y Estados Unidos. Alentados por la aceptación de los consumidores, los fabricantes de automóviles están respondiendo con una proliferación de nuevas opciones de vehículos eléctricos. El descenso de los costes y la mejora de las infraestructuras de recarga serán los principales motores de crecimiento de los vehículos eléctricos en el futuro”, explica Tahir. 

 

Algunos valores de referencia en este contexto 

Para el entendido de WisdomTree, los siguientes ejemplos ilustran lo amplio que es el espectro de empresas dentro del tema y la gama de sectores que pueden beneficiarse de él. 

“BYD Co Ltd es un excelente ejemplo de una empresa que ha ascendido en la cadena de valor, pasando de ser un fabricante de baterías a construir vehículos comerciales y privados y convirtiéndose en uno de los mayores fabricantes de coches eléctricos del mundo”, explica. 

Además, el experto añade Sungrow Power Supply Company Ltd, que “presenta un ejemplo muy diferente al ser una empresa que ofrece soluciones de energía renovable”. Por otro lado enuncia a Galaxy Resources Ltd, debido a que “extrae materias primas clave utilizadas en las baterías y otros insumos”.

 

Invertir en tecnología, una apuesta a largo plazo

 

El impacto del cambio climático en la renta variable global, diferente por sectores

 

Hacia dónde gira la inversión del futuro: las megatendencias

 

La irrupción de los vehículos eléctricos tiene consecuencias para el mercado

 

Las claves para entender el superciclo de las materias primas

 

 

Noticia actualizada: 25-07-2022 05:45

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"