bolsas y mercados

La libra y la city no reaccionan a la esperada dimisión de May

Era un secreto a voces. La incapacidad de la primera ministra británica, Theresa May, para encontrar una salida en el caos negociador sobre el Brexit le lleva a dar un paso atrás. A juzgar por su escasa reacción, tanto la libra como la bolsa británica tenían el escenario descontado.

24 DE mayo DE 2019. 12:26H economía, negocios y finanzas

shutterstock-1239919585_41-159780_20190524123628.jpg

La todavía primera ministra británica ha tirado la toalla. Su dimisión como líder del partido conservador británico se hará efectiva el próximo 7 de junio de cara a poder encabezar el recibimiento del presidente de EE.UU., Donald Trump, que estará de visita oficial en Reino Unido entre el 3 y el 5 de junio. Pero, a partir del 7 de junio, tres años después de que la victoria del sí en el referéndum del Brexit propiciase la salida de su predecesor en el cargo, David Cameron, Theresa May se irá y abrirá paso a la carrera por su sucesión al frente de Downing Street.

La libra ya había reaccionado

El anuncio se daba por hecho en las últimas horas y, de ahí, que los mercados no hayan reaccionado. Ya lo habían hecho en jornadas anteriores, cuando toda la incertidumbre ante el escenario político de Reino Unido en un momento clave de su historia - como es la negociación de su salida de la UE- había arrastrado a la divisa británica a mínimos que no se registraban desde principios de año: 1,2615 dólares por libra. Este jueves el cruce del cable –como se conoce a este par de divisas- está por encima de la cota de 1,27 unidades.

Sin embargo, pese a ello, los expertos tienen claro que la incertidumbre tiene visos de seguir haciendo mella en la cotización de la libra. “Con crecientes probabilidades de que un candidato pro-Brexit tome el liderazgo y el Reino Unido se precipite hacia una salida unilateral, la libra está condenada a profundizar su descenso”, aseguran desde Monex Europe. Mientras, desde Ebury destacan que “los datos económicos, razonablemente buenos, se han visto completamente eclipsados por el regreso de la política en torno al Brexit a la agenda. El mercado laboral ha generado cerca de 100.000 empleos en tres meses hasta marzo, pero nada de esto le ha importado al mercado”, subrayan.

Por lo que toca al FTSE 100, este viernes camina a la par que sus comparables del viejo continente. Está en tono positivo, aunque es cierto que con avances inferiores a los que experimentan a media sesión plazas como la española (+0,9 por ciento en el Ibex 35) o la francesa, con un Cac 40 que se anota en torno al 0,8 por ciento). El peor comportamiento en la city es para valores como Old Mutual, mientras que las mayores alzas corresponden a compañías como Babcock International (+7 por ciento) o Royal Mail (+5 por ciento).

Dimisión que no resuelve los problemas

Pese a la marcha de Theresa May no disipa la incertidumbre en torno al Brexit. Todo lo contrario. De ahí que, Volker Schmidt, gestor senior de Ethenea Independent Investors, señala que "es demasiado pronto para decir si su dimisión tendrá un impacto en los mercados (y, en caso afirmativo, en qué medida) o si dará lugar a la retirada del artículo 50".

Schmidt señala que la futura relación entre el Reino Unido y Europa dependerá en cierta medida de la elección del sucesor. No obstante, tiene claro que "con la renuncia de Theresa May, el riesgo de un Brexit duro ha aumentado".

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"