bolsas-y-mercados

La nueva vida de MásMóvil en el Ibex 35

Lleva un día en el Ibex 35, el máximo escaparate de la bolsa española. MásMóvil acaba de cerrar un círculo que no había completado ninguna compañía de nuestro país hasta el momento: del MAB a la primera división de la bolsa española, previo paso por el mercado continuo. ¿Cuáles han sido las claves de su travesía?

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

meinrad-spenger-19_41-169536_20190624143658.jpg

El desembarco del dueño de marcas como Pepephone o Yoigo en el Ibex 35 en el puesto dejado por Técnicas Reunidas amplía la cobertura del que ya es el cuarto operador de telecomunicaciones en nuestro país. A partir de ahora se espera un previsible aumento de su volumen de negociación, captará la atención de más institucionales y pasará a formar parte de todos aquellos productos que replican índices. ¿Cómo ha llegado MásMóvil hasta aquí?

Dos años en el continuo

En julio de 2017, la compañía liderada por Meinrad Spenger se convertía en la primera empresa que daba el salto en nuestro país desde el Mercado Alternativo Bursátil al Mercado Continuo. Lo hacía tras casi cinco años en el segmento de empresas en expansión del MAB, donde debutaba allá por marzo de 2012. Un caso de éxito sin precedentes que se podría repetir “si vemos que el número de compañías cotizadas se incrementa en el Mercado Alternativo Bursátil”, asegura Juan Sáinz de los Terreros, socio de Udekta Capital.

Lo cierto es que su capitalización ha pasado en los últimos años de 400 a los 2.300 millones de euros en los que se mueve en la actualidad y su evolución bursátil ha sido “extraordinaria”, en palabras de la propia compañía. De hecho, se ha multiplicado por más de 5 veces desde la ampliación de capital llevada a cabo para hacerse con Yoigo en 2016. Una estrategia, la de comprar para crecer, que ha llevado a MásMóvil a adquirir siete compañías desde su fusión con Ibercom en el año 2014: compañías como Neo, Xtra Telecom, Embou o las más grandes adquiridas, Yoigo y Pepephone.

Pilares de Más Móvil

Más Móvil es un valor que convence con sus resultados. En el primer trimestre ha mejorado un 168 por ciento su beneficio, hasta los 22 millones de euros y ha logrado un crecimiento récord de ingresos por servicios y suscriptores. “La captación sigue funcionando muy bien, sigue siendo el operador que mes a mes va alcanzando más líneas”, subraya Enrique Zamácola, director de mercados de Link Securities, quien añade que “es un valor con muy buenos fundamentales, que cuenta con unos multiplicadores razonablemente baratos y que está empezando a hacer daño a las grandes del sector”.

En concreto, MásMóvil ha registrado unos ingresos totales de enero a marzo de 383 millones de euros, un 13 por ciento más que hace un año por las mismas fechas. Mientras, el Ebitda ajustado (resultado bruto de explotación) ha mejorado un 40 por ciento hasta alcanzar los 105 millones de euros, en una compañía que ya ha alcanzado los 8 millones de líneas.

Datos que convencen a los analistas del Banco Sabadell. “En el sector telecom nos gusta tanto Telefónica como MásMóvil”, asegura Glen Chapman, director de estrategia de renta variable y de Crédito de la entidad.

¿Futuro?

La compañía tiene previsto en su Plan para 2020 crecer en todos los indicadores a doble dígito. Eso, en la práctica, significaría alcanzar la cota de los 2.000 millones de euros de facturación, mientras que en Ebitda la previsión pasa por superar a corto plazo los 450 millones.

Por lo que toca al endeudamiento, la deuda neta ( sin convertibles) ha alcanzado a cierre del primer trimestre los 1.107 millones de euros, un 211 por ciento más que en el ejercicio anterior. Esto es, cuenta con un apalancamiento de 2,6 veces Ebitda ajustado. Un punto que preocupa a Gisela Turazini, CEO de Blackbird. “Es cierto que MásMóvil es una operadora en crecimiento y que tiene un modelo de negocio diferente, más centrado al servicio que al activo. Sin embargo, su deuda es el doble que la de las grandes operadoras, lo que supone un riesgo añadido, incluso si logra cumplir con su plan estratégico de 550 millones de EBITDA en 2020”.

De ahí que, pese a reconocer que la empresa ha sido la antítesis del conjunto sectorial de telecomunicaciones en el viejo continente porque sus acciones cotizan a 25 veces beneficios, es decir, al doble que las grandes operadoras europeas, aconseje vender. Además, cree que "cualquier incumplimiento de su plan de negocio sería muy peligroso para la cotización".

En todo caso, los analistas consideran que tampoco hay que perder de vista que MásMóvil cuenta también con el aliciente de una posible operación corporativa. En este sentido, algunos analistas entienden que constituye una manera muy interesante de ganar cuota de mercado, por lo que el mercado cree que no sería nada extraño que alguien se fije en ella.

Técnicamente

Desde el punto de vista técnico, Jorge del Canto, responsable de EscueladeAcciones.com, apunta que MásMóvil está en una zona lateral entre los 19 y los 21 euros, que marcan las referencias en las que hay que fijarse a corto plazo. "Si supera los 21 iría a buscar con bastante facilidad la zona de los 23/23,5 euros, que es donde tiene la resistencia de medio plazo" y donde podría darse "la confirmación de que puede tener una continuidad alcista sostenida en el tiempo". Un escenario, en todo caso, que ve difícil. En cambio, de perder la zona de 19 euros, se iría a buscar cotas de 17,50 euros, su soporte de medio plazo. Un nivel que, de dejar atrás, "llevaría al valor a un primer objetivo en la zona de los 14,35 euros, aunque incluso podría irse por debajo de los 13 euros".

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"