bolsas y mercados

La OPEP+ no cede a presiones: se aferra a su plan de aumento gradual y dispara el crudo

El miedo a una cuarta ola de Covid-19 ha hecho que el cártel continúe con su decisión de julio, lo que ha disparado el petróleo y pone de manifiesto las tensiones inflacionistas

05 DE octubre DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

Si los precios del crudo ya estaban viendo niveles elevados ante la escasez de oferta y la cada vez más pronunciada recuperación económica, la última reunión de la OPEP+ ha disparado la commoditie. 

Ayer mismo, el cártel y sus socios acordaron mantener el pacto existente de llevar a cabo un aumento gradual en la producción del petróleo, algo que se ha visto con buenos ojos por parte de los mercados, que ha elevado su cotización a máximos que no veíamos desde hace tres años.

Sin embargo, la alta cotización del crudo es una muy mala noticia para las presiones inflacionistas de los países que, ante la escasez de la materia prima, temen que la recuperación post-covid se vea truncada. 

El plan que han reafirmado por tanto la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y sus aliados consiste en un aumento gradual en la producción del crudo de 400.000 barriles diarios en noviembre. 

"Vamos a vigilar la situación, como sabemos, la demanda suele caer en el cuarto trimestre, nuestros planes sobre el aumento (de la producción) son parejos, vamos a vigilar cómo se equilibra el mercado", señaló por su parte el viceprimer ministro ruso Alexander Novak, según informaciones de la agencia Reuters.

Y si antes de la reunión, y ante las confirmaciones a Reuters de la decisión anteriores a la finalización del encuentro, el WTI ya se había disparado un 0,7% a 76,41 dólares el barril, tras la confirmación oficial, el Brent se situaba por encima de los 81 dólares/barril. 

Fuente: Investing - Cotización del WTI en el día de la reunión de la OPEP+ (04-10-2021)

Fuente: Investing - Cotización del Brent en el día de la reunión de la OPEP+ (04-10-2021)


"Por ahora, la mayoría de los miembros productores pueden estar cómodos con un precio de 80 dólares por barril de Brent, pero existe el riesgo de recibir una reacción o presión de compradores como Estados Unidos y China, que están pidiendo abiertamente precios más bajos de la energía", escribió la consultora Rystad Energy antes de la reunión de los ministros.

Un aumento de la producción gradual por miedo a una cuarta ola Covid-19

La convención manifiesta del grupo es, según informó una fuente a la agencia de noticias, que el cártel se habría enfrentado a presiones para aumentar la producción de una forma más rápida, pero señalaba que se teme una cuarta ola de Covid y “nadie quiere grandes movimientos”.

Y es que las presiones al grupo petrolero han llegado con fuerza y de la mano de Estados Unidos y la India, grandes consumidores de petróleo preocupados por la rápida recuperación de la demanda ante la escasez de oferta y sus altos precios. 

De hecho, un alto asesor del presidente estadounidense, Joe Biden, se reunió con el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, en Arabia Saudí para tratar una serie de temas, e indicó que el petróleo era "motivo de preocupación". India, por su parte, también ha presionado para que se reanude de forma más rápida el suministro.

La OPEP+ se reafirma en su decisión de julio

Cabe recordar que el acuerdo que reafirmó ayer la OPEP y aliados se acordó el pasado mes de julio y se concreta en que el cártel aumentará la la producción en 400.000 bpd a partir de noviembre y al mes hasta al menos abril de 2022. La decisión busca eliminar gradualmente los 5,8 millones de bpd de recortes de producción existentes y generados durante los cierres provocados por la Covid-19, que llevó al sector por aquel entonces a encontrarse con un exceso de oferta y una mínima demanda de crudo.

El problema energético, responsable de la alta inflación

Y es que el problema de los altos precios del crudo aumenta la tragedia energética que podemos ver fundamentalmente en Europa. 

De hecho, varios ministros de la eurozona, entre ellos la ministra de Economía de España y Vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, han instado a la Unión Europea a intervenir en la problemática de los precios de la electricidad y el gas, que están disparando el IPC de los países. 

Hace tan solo unos días conocíamos que el IPC español se situó en el mes de septiembre en un 4% y, según señaló el Instituto Nacional de Estadística (INE), han sido los altos precios de la electricidad y los carburantes los responsables de que hayamos visto este máximo que no registrábamos en nuestro país desde 2008. 


El mercado del petróleo: entre el aumento de la producción de la OPEP y una demanda debilitada


Los precios del petróleo se desploman ante la preocupación por una menor demanda


El petróleo se desploma tras el acuerdo de la OPEP+: las claves


Las economías emergentes, grandes beneficiadas de los altos precios del petróleo


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"