bolsas y mercados

La renta variable emergente lleva 2 meses pisando el acelerador

El MSCI Emerging Markets se ha revalorizado un 15% desde el inicio del año y han entrado 16.400 millones para ser invertidos en la renta variable emergente.

27 DE febrero DE 2019. 11:18H Patricia Malagón

shutterstock-401627161_41-130665_20190227112418.jpg

La renta variable emergente lleva, desde que empezó 2019, una subida del 15%, según el índice MSCI Emerging Markets. De hecho, ya está recuperándose de toda la caída que sufrió en la segunda parte del pasado año y está tocando máximos no vistos desde el pasado mes de agosto. Actualmente, está en los 1.064 puntos, cuando a finales de octubre llegó a caer hasta los 936. Por tanto, la recuperación es un hecho patente. Aunque eso sí, se mantiene todavía muy alejada de los 1.222 puntos registrados en la primavera del 2018.

La renta variable emergente lleva 2 meses pisando el acelerador

Estos buenos datos en crecimiento se notan también en la entrada de capital. Según informa JP Morgan, desde que arrancó el año han entrado 16.400 millones de dólares a la renta variable emergente y 14.600 a la renta fija del país. Una muestra que refleja el interés renacido en los inversores por estos países.

Son varios los analistas que señalan que el crecimiento de emergentes para este 2019 puede ser una constante en el año debido a la buena rentabilidad que se encuentra aquí, en contrapartida de la desaceleración económica de Estados Unidos y Europa. “Teniendo en cuenta los últimos movimientos de los mercados, existen bastantes probabilidades de que los mercados emergentes resurjan a partir de ahora. Las piezas del puzle van encajando poco a poco.”, señala Jeroen Blokland, gestor de cartera senior de Robeco Investment Solutions.

Ese puzle al que se refiere el experto no es otro que una acumulación de circunstancias positivas para este mercado. En primer lugar, el cambio de tono de la Reserva Federal, que ya ha asegurado que será más “paciente” con las subidas de tipos, hace pensar que el dólar no vivirá un rally como el de 2018. Algo positivo para los emergentes. “El dólar estadounidense no tendría necesariamente que continuar fortaleciéndose, puesto que el atractivo de una moneda depende en gran medida de la diferencia entre los tipos de interés de ambas zonas. Se trata de un hecho importante para los mercados emergentes, cuya rentabilidad suele verse mermada cuando el dólar se fortalece.”, declara Blokland.

En cuanto a las oportunidades, “la renta variable turca viene recuperándose desde la distensión de las sanciones impuestas por Estados Unidos”, aporta Zafar Shoaib, Senior Analyst de SYZ AM. La bolsa turca cotiza con un “40% de descuento respecto a sus competidores emergentes”, añade. Otro país que aparece dentro de las buenas opciones es Pakistán. “Con ayuda del FMI, y si las reformas fiscales salen adelante, la coyuntura macroeconómica podría mejorar enseguida, lo que llevaría a una posible revalorización de la renta variable del país, que cotiza a 7,1 veces su PER previsto y con un 50% de descuento respecto al índice MSCI Emerging Market.”, explica Shoaib. El experto también buenas opciones en Brasil, pero descarta, por el momento, la India y se mantiene neutral con China.

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"