bolsas y mercados

“La subida de los tipos de interés del euro debería ser buena para la banca española”

Marco Troiano, director de rating de instituciones financieras en la agencia de calificación Scope, analiza en qué momento se encuentran las entidades bancarias nacionales y por dónde pasa el futuro de los bancos

10 DE diciembre DE 2018. 10:32H Patricia Malagón

photo_41-103873_20181210103215.jpg

Han pasado diez años de la quiebra de Lehman Brothers. La banca entera se tambaleó y comenzó un periodo de cuestionamiento que aun perdura. Por ello, Marco Troiano, director de rating de instituciones financieras en la agencia de calificación Scope, analiza en qué momento se encuentran las entidades bancarias nacionales y por dónde pasa el futuro de los bancos.

Los bancos españoles están entre los más rentables de Europa, ¿cómo se ha conseguido algo así y cuánto puede durar?

Existen dos razones para esta alta rentabilidad: bajos ratios de eficiencia y bajo coste de riesgo. El primero es estructural y un resultado directo de la crisis: los bancos han tenido que trabajar en eficiencia de costes y han reducido sucursales y empleados. La reducción del coste de riesgo es más cíclica debido a que una economía fuerte está teniendo un impacto positivo en la calidad de los activos del banco. El volumen de activos deteriorados se ha reducido por lo que los bancos no tienen que realizar nuevas provisiones. Esta tendencia no durará indefinidamente, pero por ahora no existe ninguna razón por la que esperar un deterioro en el corto plazo.

¿Está la banca española en un momento saludable?

El sector está muy saneado si lo comparamos con respecto a la década anterior. Después del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, la recuperación económica ha sido fuerte y los bancos supervivientes operan en un ambiente favorable. Los riesgos principales se encuentran fuera del sistema bancario como por ejemplo riesgos geopolíticos tanto en España como en algunos mercados emergentes.

¿Cómo afectará a la banca la subida de tipos que planea el BCE para el próximo año?

La subida de los tipos de interés debería de ser buena para los ingresos debido a que los activos de los bancos españoles son en su mayoría de tipo variable. Sin embargo, si los tipos aumentan demasiado rápido podrían afectar negativamente el crecimiento económico y generar nuevos préstamos dudosos. Pero yo espero que el BCE aumentará de una manera muy prudente los tipos de interés, y que esos incrementos serán graduales.

¿De qué manera puede afectar los ratings de los bancos a los mercados? ¿Es creíble el nivel de calificación crediticia de los bancos para invertir?

Los ratings ayudan a los inversores con respecto a sus evaluaciones de riesgo crediticio, pero solo deberían ser una parte en el proceso de inversión. Los inversores necesitan hacer su propia due diligence y elegir los bonos que se ajusten a sus preferencias de riesgo. Además, los ratings sólo tienen como objetivo medir el riesgo de crédito, pero otros riesgos tienen que ser considerados cuando se realizan decisiones de inversión.

¿Qué se espera de los bonos corporativos de los bancos?

Tanto en España en particular como en Europa en general los bancos emitirán bonos “bail-inable“o sea bonos que las autoridades pueden utilizar para recapitalizar el banco. A partir de este año los bancos están recibiendo sus requisitos de MREL, y considero que cada vez más los van a cumplir con la emisión de bonos ordinarios no preferentes.

Por ahora los bancos están todavía esperando los requisitos finales, pero se verá mucha actividad en esta clase de activo en los próximos trimestres.

BBVA es la entidad más expuesta a la crisis emergente. Tiene el 49% de un banco turco, Garanti, y ha caído en bolsa un 12,5% más que el resto de las entidades, ¿cuáles son los riesgos reales?

Los mercados de renta variable reaccionan a casi cualquier evento, pero el impacto crediticio es limitado. Garanti es uno de los bancos más importantes en Turquía, pero el grupo BBVA es muy grande y la exposición a Turquía es manejable desde la perspectiva del grupo. La diversificación geográfica es una fortaleza clave de los grandes bancos españoles y el hecho esporádico de que un país tenga malas noticias es parte del conjunto de la evaluación crediticia. Al mismo tiempo la diversificación lleva estabilidad a los ganancias y capital debido a que los beneficios de otros países compensan la debilidad del país afectado.

El pasado mes de septiembre se cumplieron 10 años de la quiebra de Lehman Brothers, ¿cómo estaban las entidades en 2008 y cómo están ahora?

Ha habido un cambio radical en estos 10 años. Esta afirmación es cierta para bancos de todo el mundo, pero incluso más para los bancos españoles. En general la crisis ha impulsado nueva y más segura regulación bancaria. Con Basilea III los bancos tienen ahora mejor capital y liquidez. Los modelos de negocio han cambiado y las practicas crediticias han mejorado. Europa tiene ahora un mecanismo único de supervisión y resolución, y con suerte progresando hacia una unión bancaria y de Mercado de Capitales de pleno derecho.

En España, muchos de los actores más débiles han sido absorbidos por competidores más fuertes. En la actualidad existen un puñado de bancos bien gestionados y con modelos de negocio sostenibles a largo plazo.

Tomando los datos del último informe de Scope Ratings, España ha pasado de tener 45.000 sucursales en 2008 a 27.480 en 2017, ¿cuál es la perspectiva?, ¿se llegará a estar por debajo de las 20.000 en los próximos años?

Depende de cuantos años estemos hablando. ¿En los 2 próximos años? Probablemente no. ¿En la próxima década? Es muy posible. El comportamiento del cliente de banca cambia y cada vez más gente elige hacer transacciones bancarias por canales remotos. Como consecuencia, la sucursal bancaria pierde importancia. No es un proceso rápido, pero es una tendencia a nivel global que creo que continuara.

¿Hasta dónde nos puede llevar la digitalización de la banca y qué papel tendrán las sucursales?

Nuestras vidas están siendo transformadas por la tecnología. Todas las grandes industrias de servicios han sufrido una fuerte alteración. Uber ha alterado la industria del transporte, Amazon el comercio y Netflix el ocio. Los servicios financieros han escapado parcialmente de esta alteración debido a que la industria bancaria está altamente regulada. Pero en cuanto los clientes cambien, los bancos necesitarán adaptarse o verán desaparecer el negocio tarde o temprano. Las sucursales no desaparecerán repentinamente pero su papel cambiará. Pagos habituales y negocios bancarios basados en volumen (generalistas) ya se están mudando a canales digitales (especialmente teléfonos móviles) aunque algún perfil de cliente todavía preferirá actividad bancaria de un modo más tradicional. En el futuro, las sucursales tendrán un papel menos importante, tal vez limitadas a clientes con necesidades financieras complejas.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"