miércoles, 17 julio 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

La tensión en el Golfo dispara el precio del petróleo

El barril de Brent ha subido hasta los 72 dólares en las últimas horas y el WTI se acerca a los 62 dólares.

17 de mayo de 2019. 10:59h
  • Image

El precio del petróleo acumula ya cinco meses al alza. Desde que tocó suelo el pasado mes de diciembre, la cotización del barril de Brent y del WTI no han hecho más que subir. Las restricciones a la productividad impuestas por la OPEP, las sanciones a Irán, la tensión bélica en Libia y, ahora, la tensión en el Golfo Pérsico ha disparado el precio del barril de crudo.

En diciembre, la Organización de los Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió realizar un brusco recorte en la producción de crudo para evitar que el precio siguiera cayendo. Cabe recordar que llegó a estar en los 50 dólares. A esto se le sumaron las nuevas sanciones de Estados Unidos a Irán. El país americano obligó a sus socios a dejar de importar crudo iraní, aunque concedió una prórroga a seis países para que pudieran cambiar de proveedor sin sufrir. Después la prórroga la administración Trump aseguró no conceder más tiempo.

Por si estas dos cosas fueran poco, las tensiones bélicas en Libia – que produce 1,1 millones de barriles al día – y en el Golfo Pérsico han sido otro aliciente para hacer que el precio del Brent suba. La tensión en Golfo podría hacer daño a las infraestructuras de Arabia Saudí, de hecho, un oleoducto fue atacado en las últimas horas usando drones.

Con todo, el barril de Brent se encuentra rozando los 72 dólares, unos números que no se veían desde el pasado mes de octubre cuando se especuló si el crudo podría dispararse hasta los 100 dólares por barril.

Importante reunión de la OPEP

La OPEP se reunirá el próximo mes de junio y se decidirá si mantienen el actual nivel de producción o lo aceleran. De mantenerlo, los precios del petróleo podrían seguir escalando debido a todas las tensiones exteriores que afectan a su cotización. Sin embargo, es probable que la organización opte por aumentar la producción para compensar las sanciones de Estados Unidos a Irán y a Venezuela y las tensiones bélicas en Libia.