bolsas y mercados

Las 7 claves a tener en cuenta al apostar por los mercados emergentes

Tras el año convulso que hemos vivido, la pandemia Covid-19 nos ha traído un nuevo orden mundial también en materia de finanzas. Ahora que se habla de apostar por los emergentes, M&G analiza los puntos que debemos vigilar al dirigirnos a la renta fija de estos países.

27 DE enero DE 2021. 08:36H Alejandra Gómez

e85e9f39fd49c0bf5ca742a1acad6779.jpg

Las reglas del juego en el mundo de las finanzas han cambiado tras la recesión de la pandemia Covid-19 que está sufriendo el globo. Ahora que los estímulos monetarios hacia la economía son amplios y que la única país que se ha recuperado en forma de “V" ha China, los expertos han apuntado hacia la inversión en Asia para este 2021. 

Sin embargo, y aunque parece que las gestoras coinciden en este planteamiento, lo cierto es que la apuesta por la diversificación y por el estudio del amplio continente asiático es una tarea obligatoria a la hora de apostar por los mercados emergentes

Gregory Smith, estratega de mercados emergentes de M&G, analiza los siete temas que considera que determinarán el futuro de la renta fija emergente. 

El primero de ellos es sin duda la incidencia del virus, las vacunas y la recuperación económica. “Las economías de Asia Oriental —sobre todo China— han mostrado una gran resiliencia en 2020, especialmente en comparación con Europa y Estados Unidos. Además, las proyecciones del FMI de recuperación para 2021 también favorecen a los mercados emergentes frente al desarrollado”, aclara el experto. 

Por otra parte, hay que tener muy en cuenta el gran estímulo y los tipos de interés bajos a los que estamos asistiendo a nivel global. Y es que esta generosa política monetaria de los países desarrollados ha evitado el abismo de los mercados el pasado mes de marzo. 

Para el estratega de M&G, “la paulatina reactivación generalizada de la actividad conllevó el auge en demanda de renta fija emergente, devolviendo los diferenciales de este tipo de activo a los niveles de principios de año” y añade: “Se espera que los bajos tipos de interés globales se mantengan en 2021, lo que crea un entorno positivo para los mercados emergentes”. 

La tercera clave a tener en cuenta de cara a la renta fija en los mercados emergentes sería el menos relajamiento de la deuda high yield. Así, y aunque los diferenciales de la deuda com grados de inversión de mercados emergentes se comprimieron desde sus máximos de marzo y abril de 2020, volviendo con rapidez a los niveles prepandemia, los de la deuda high yield emergentes permanecieron por encima de los niveles de comienzos de año. Para Smith, estos últimos serán los que muestren una mejor evolución que en el año que hemos dejado atrás.

Por otra parte, cabe tener muy en cuenta las profundas cicatrices de endeudamiento estatal de los países emergentes este 2020. Para el entendido, pese a que los riesgos de deuda han aumentado, esto no apunta en ningún caso a una crisis sistémica inminente de estos mercados y aclara que los riesgos son considerablemente dispares entre países.

El quinto presentó sobre el que se asienta el estudio de la renta fija en los países emergentes se basa en la ligera depreciación del dólar. “El año pasado vivió entradas récord de capital extranjero en el segmento de la deuda local china”, estiman y desde M&G opinan que esta tendencia se mantendrá, creando nueva demanda inversora desviada de los mercados desarrollados, en lugar de redirigir flujos de otros mercados emergentes. Así, la gestora apunta que el dólar continuará depreciándose en 2021, algo que puede impulsar las divisas emergentes espaldar la rentabilidad de la deuda local de estos países.

La sexta clave a tener en cuenta se basa en los acuerdos del petróleo y la OPEP ya que, aunque aún hay grades incertidumbres en cuanto al precio del crudo, el entendido creo que la recuperación global, así como las tensiones entre Occidente e Irán y el éxito a la hora de mantener la armonía entre los países de la OPEP+, serán factores determinantes en esta cuestión.

Por otra parte y ya para terminar, hay que tener muy presentes las tormentas geopolíticas. “Las Relaciones Internacionales han cambiado y es improbable que volvamos al estilo de política familiar bajo la administración Obama. Dicho esto, se espera un marco de política más basado en la opinión de expertos, en lugar de reacciones instintivas y tuits a las tantas de la noche. Las relaciones entre Estados Unidos y China seguirán siendo un tema de gran relevancia”, apunta el entendido. 

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"