bolsas y mercados

Los expertos esperan un euro más fuerte tras la inacción del BCE

La revalorización del euro frente al dólar ha sorprendido a los mercados en las últimas semanas y parece que seguirá en esta línea más tiempo.

11 DE septiembre DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

2a134a7fd14f796d1e03751b5ed82b96.jpg

La reunión del mes de septiembre del Banco Central Europeo no ha sorprendido a los mercados, como tampoco lo han hecho las declaraciones de Christine Lagarde, presidenta del organismo. El BCE se ha mostrado en la misma línea anunciada el pasado mes de junio. Por el momento, mantiene los tipos sobre la facilidad de depósito en el – 0,5%, el tipo sobre la marginalidad de crédito en el 0,25% y el tipo de interés principal de refinanciación en el 0%. Eso sí, la presidenta ha matizado que en un futuro los tipos se mantendrán igual o menores, dejando la puerta abierta a una rebaja en la próxima reunión a celebrar en diciembre.

Fortaleza del euro

En las últimas semanas, la moneda única se fortalecido frente al dólar de forma notoria. "Un euro más fuerte podría debilitar la economía de la UE y exacerbar la divergencia entre las economías de los Estados Unidos y de la UE. Por otra parte, un dólar más débil es positivo para la reflación económica, las existencias y los productos básicos. No todo lo malo hace daño necesariamente", señala Edoardo Fusco Femiano, analista de eToro.

Para Ricardo Zion, profesor de Finanzas de EAE Business School, "no se esperaban muchas novedades por parte del BCE a pesar de los problemas añadidos de la aparición de deflación en la zona euro en agosto y de la inoportuna fortaleza del euro, y así ha sido. Habrá que ver si en diciembre se termina de abrir la puerta, que hoy han dejado entreabierta, para una ligera bajada de tipos y la ampliación del programa de activos. Pero no esperemos milagros ya que la munición se está acabando y la recuperación económica dependerá de factores como la comercialización de vacunas efectivas y la evolución de la pandemia".

Desde las proyecciones macroeconómicas de junio, el euro se ha apreciado solo cerca de un 3 % en términos ponderados por intercambios comerciales, esto es, sustancialmente menos que frente al USD de forma bilateral, algo que llamó la atención del mercado (y de las autoridades). "A medio plazo, la ratificación del fondo de recuperación de la UE Next Generation también ha reforzado el potencial alcista de la recuperación económica, que ahora registra una evolución ligeramente superior a lo que el BCE esperaba en junio. Si el euro se aprecia en mayor medida como consecuencia de una recuperación continuada y de una evolución económica superior, permitiría limitar las preocupaciones desinflacionistas del BCE y no exigiría la implementación de ninguna medida monetaria", asegura Andreas Billmeier, analista senior de deuda pública de Western Asset.

El BCE se ha mostrado despreocupado por la fortaleza del euro, "si bien el balance de riesgos al crecimiento económico en la Eurozona continúa notablemente sesgado a la baja y dependiente de la incierta evolución de la pandemia. Los movimientos de hoy ratifican nuestras previsiones de una tendencia ascendente de la moneda única a lo largo del siguiente año, aunque la magnitud con que el euro pueda seguir apreciándose a partir de los niveles actuales probablemente es más limitada en comparación con los últimos meses", concluye Olivia Álvarez, analista de Monex Europe.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"